Es noticia
Menú
A la venta el último hotel independiente gran lujo de Barcelona por 80 millones de euros
  1. Empresas
Proceso 'off market'

A la venta el último hotel independiente gran lujo de Barcelona por 80 millones de euros

El último hotel independiente gran lujo de Barcelona está en venta. Sus dueños piden por él un importe que supone valorar cada habitación por encima del millón de euros

Foto: Jardín del hotel.
Jardín del hotel.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El último hotel independiente gran lujo de Barcelona está en venta. Se trata del único cinco estrellas que, en los peores momentos de la pandemia, en la trágica primavera del año 2020, siguió abierto en la Ciudad Condal, un hito que llevó a cabo por la necesidad de seguir dando servicio a un cliente que, desde hacía tres años, tenía como su residencia habitual este exclusivo establecimiento.

Ubicado a escasos metros del paseo de Gracia, en pleno centro de la capital catalana, en un edificio de principios del siglo XX completamente rehabilitado con un patio interior que esconde un frondoso jardín, el Hotel Alma Barcelona es un icono de la hotelería más singular y el último representante de su categoría que se mantiene independiente de las grandes cadenas.

Foto: Mandarin Barcelona.

Sus propietarios son unas familias empresarias encabezadas por el consejero delegado del hotel, Joaquín Ausejo, un nombre propio del sector que compró el establecimiento a Banco Sabadell y Cataluña Banc a principios de 2015. Entonces, el proceso despertó el apetito de otros ocho ofertantes, entre los que figuraron Unico Hotels y Hotusa.

La transacción incluyó tanto la compra del edificio como de la sociedad gestora Espais Catalunya Mediterráneo (Ecamed), además del establecimiento hermano Alma Pamplona, y se acordó tras asumir los compradores una deuda superior a 60 millones de euros, fundamentalmente con el desaparecido Banco Popular, ahora Santander.

En 2015, Sabadell y Catalunya Banc vendieron el edificio a unos empresarios que asumieron 60 M de deuda, sobre todo con Popular

Siete años después, los dueños de Alma piden por este exclusivo activo 80 millones de euros, según han asegurado fuentes conocedoras de las negociaciones que se han mantenido en los últimos meses con potenciales interesados en un proceso conocido en la jerga del sector como 'off market'. Este medio ha intentado contrastar la información con los responsables del establecimiento, pero no ha obtenido respuesta.

El importe solicitado supone valorar el establecimiento en más de un millón de euros por habitación, ya que Alma Barcelona cuenta con 72 llaves repartidas en habitaciones Deluxe y Gran Deluxe, cuyas dimensiones rondan los 30 metros cuadrados, suites y la joya de la corona, Alma Suite, cuyos 120 metros cuadrados se reparten en cinco estancias, que ocupan la planta superior, además de contar con una terraza privada de 20 metros cuadrados.

placeholder Habitación del hotel Alma Barcelona.
Habitación del hotel Alma Barcelona.

El precio al que los dueños de Alma Barcelona están intentando cerrar la transacción supone valorar el hotel en los niveles prepandemia, un listón en el que, no obstante, ya se han movido otras importantes transacciones de hoteles de lujo acordadas en pandemia, como la compra del Bless Madrid por parte de RLH Properties.

Fue precisamente en Barcelona donde se cerró la que podría definirse primera gran venta hotelera fruto de la pandemia: el Nobu, la cadena participada por el actor Robert de Niro, que ASG adquirió por 80 millones de euros en las navidades de 2020.

Apetito por Barcelona

Barcelona ha sido una de las plazas más sacudidas por la crisis del covid-19, debido al desplome del turismo de cruceros y a la fuerte caída de viajeros internacionales, especialmente los procedentes de destinos lejanos y asiáticos.

De hecho, a finales del pasado año, justo antes de estallar la sexta ola de ómicron, la Ciudad Condal seguía teniendo cerrado el 13% de su plaza hotelera, y en navidades la ocupación se limitó al 40%.

Foto: Hotel Nobu Barcelona. (Cortesía)

A pesar de ello, el interés inversor por Barcelona sigue en máximos, gracias al convencimiento generalizado de que la capital catalana volverá a ser un destino único cuando pase la pandemia. A esto se une la moratoria hotelera que sufre la ciudad desde hace años, lo que revaloriza las licencias hoteleras actuales.

Como explica un inversor, "el principal impacto que ha tenido la pandemia en este mercado no es tanto un ajuste de precios como la posibilidad de adquirir activos hasta ahora inalcanzables". Como los hoteles más exclusivos de Barcelona, Madrid, las islas o la Costa del Sol.

El último hotel independiente gran lujo de Barcelona está en venta. Se trata del único cinco estrellas que, en los peores momentos de la pandemia, en la trágica primavera del año 2020, siguió abierto en la Ciudad Condal, un hito que llevó a cabo por la necesidad de seguir dando servicio a un cliente que, desde hacía tres años, tenía como su residencia habitual este exclusivo establecimiento.

Venta Lujo Pandemia Hoteles
El redactor recomienda