Es noticia
Menú
Monarch y Beach Point respaldan la ampliación de WiZink con 125 millones
  1. Empresas
OPERACIÓN EN MARCHA

Monarch y Beach Point respaldan la ampliación de WiZink con 125 millones

Los dos fondos anglosajones pondrán el 50% del capital que se va a inyectar en el gigante de las 'revolving'. La otra mitad lo pondrá Värde, que mantiene así el control del banco

Foto: Sede de WiZink en Madrid. (Susana Vera/Reuters)
Sede de WiZink en Madrid. (Susana Vera/Reuters)

Värde Partners cuenta con dos nuevos socios en el capital de WiZink. El fondo norteamericano ha cerrado un acuerdo para que los fondos Monarch y Beach Point respalden con 125 millones la ampliación de capital del banco especializado en financiación al consumo a través de un canje de deuda. Esta cantidad supone la mitad de los 250 millones que Mulhacen, principal accionista de WiZink, va a inyectar en la entidad. Los otros 125 millones serán invertidos por Värde.

El capital del banco español, antiguo Bancopopular-e, no va a cambiar, ya que seguirá en manos de Mulhacen, la sociedad con sede en Singapur desde la cual Värde articuló la adquisición de WiZink. Lo que sí se modificará es la estructura de esta sociedad 'holding', de la que tomarán en torno a un 20% Monarch y Beach. El porcentaje definitivo depende del acuerdo que se tome con el resto de acreedores, que todavía están a tiempo de acudir a la ampliación.

Foto: Imagen del pabellón WiZink Center de Madrid. (Efe / Javier López)

La posición del resto de acreedores es clave, ya que se produce en paralelo a una refinanciación de Mulhacen, para la que hace falta una mayoría cualificada, y se da opción al resto de bonistas o minoritarios a entrar en la ampliación.

Este proceso se abrirá en los próximos días y se estima que estará cerrado en el primer trimestre de 2022. Värde Partners y los principales bonistas cuentan con Houlihan Lockey y con Moelis & Company como asesores de esta operación.

Letra pequeña

Más allá de los 250 millones de ampliación, Värde, Monarch y Beach Point crean un nuevo vehículo al que destinan otros 30 millones, y desde el que se controlará un 40% del capital de Mulhacen.

La refinanciación implicará que la deuda de Mulhacen, actualmente en 515 millones, baje a 265 millones. Junto a ello, Värde va a pedir al resto de acreedores una extensión de su vencimiento desde 2023 a diciembre de 2026, a cambio de una mejora del cupón del 6,5% actual al 8%.

Con esta jugada financiera, Värde busca conseguir más tiempo para que WiZink cumpla su nuevo plan estratégico, con el que devolver el resto de la deuda. Como explicó la compañía la semana pasada, esa inyección de capital está destinada a reforzar el plan estratégico de crecimiento y diversificación de WiZink, a gestionar el impacto de los litigios por las 'revolving' y a aprovechar las posibles oportunidades de crecimiento que surjan en el mercado. La transacción no implica ningún cambio en la gestión de WiZink ni en su consejo de administración.

Värde Partners cuenta con dos nuevos socios en el capital de WiZink. El fondo norteamericano ha cerrado un acuerdo para que los fondos Monarch y Beach Point respalden con 125 millones la ampliación de capital del banco especializado en financiación al consumo a través de un canje de deuda. Esta cantidad supone la mitad de los 250 millones que Mulhacen, principal accionista de WiZink, va a inyectar en la entidad. Los otros 125 millones serán invertidos por Värde.

Varde Partners
El redactor recomienda