Es noticia
Menú
La industria auxiliar advierte: hay en juego 25.000 empleos con Ford Almussafes
  1. Empresas
CRECE LA PREOCUPACIÓN

La industria auxiliar advierte: hay en juego 25.000 empleos con Ford Almussafes

La patronal del parque de proveedores acusa la falta de información y muestra su alarma. El comité de empresa negociará directamente en Colonia con Ford Europa

Foto: Stuart Rowley, presidente de Ford Europa.
Stuart Rowley, presidente de Ford Europa.

La patronal valenciana de la industria auxiliar del automóvil, AVIA, advirtió este martes que cerca de 25.000 empleos directos están pendientes de la negociación que se está desarrollando entre la dirección de Ford y los sindicatos con representación en la planta productiva de la multinacional en Almussafes (Valencia). La gerente de AVIA, Elena Lluch, señaló que el acuerdo al que lleguen entre la empresa y los trabajadores, tendrá consecuencias directas sobre el resto de empresas. Esta asociación cuenta con 116 compañías que representan a toda la cadena de valor de un sector que, aunque ha ido diversificando clientes con los años, nació al calor de la factoría valenciana, "auténtico tractor en la constitución y pervivencia de la entidad".

Lluch alertó de que la negociación que busca optimizar la productividad en el complejo fabril puede ser determinante "para que la multinacional mantenga la planta productiva en Valencia, o, en su proceso de reestructuración, elija la planta alemana. Y de esta decisión, dependen los próximos 15 años del sector”.

Es el mismo mensaje que también ha empezado a lanzar a sus afiliados el sindicato mayoritario, UGT. El presidente del comité de empresa, Carlos Faubel, y el secretario, José Luis Parra, difundieron un vídeo en el que señalaron que están encarando "la negociación más dura a la que nos hemos enfrentado en la historia de la fábrica". De hecho, explicaron, han logrado cerrar para mañana miércoles una reunión directa con la dirección de Ford Europa en Colonia (Alemania) con el fin de poner todas las cartas encima de la mesa. Hasta ahora, los encuentros se producían en Valencia con el director de Recursos Humanos, Eduardo Guillamón.

La filial española ha trasladado que quiere cerrar un acuerdo antes de este jueves 27 de enero para elevar un proyecto de competitividad y pujar por dos modelos 100% eléctricos a partir de 2024. La compañía ha aceptado actualizar los salarios de 2021 un 7%, tal como establece el convenio en vigor, pero pide para el nuevo marco laboral una rebaja progresiva de sueldos de hasta el 10% en los próximos años, además de recortes en descansos y vacaciones.

Foto: Planta de ensamblaje de la factoría de Ford Almussafes. (EFE/Biel Aliño)

UGT plantea un pacto a cuatro o cinco años con contención salarial para recuperar posteriormente la pérdida de poder adquisitivo por la inflación. Acepta la flexibilidad laboral, pero condicionada a los nuevos modelos y sin entrar en vigor hasta 2025, según Faubel y Parra. Esa condicionalidad explica la vía abierta con Colonia con la dirección europea para buscar garantías al tiempo que Ford negocia en paralelo con su otra planta germana, la de Saarlouis, que vive la misma incertidumbre que Almussafes. Existe la percepción de que no hay sitio en los planes a largo plazo de Detroit para las dos fábricas.

Fuentes de la organización empresarial AVIA aseguran que el mutismo de Ford está siendo completo estos días y que sus asociados conocen por los medios de comunicación el estado de la negociación, de ahí la preocupación. 25.000 son los empleos directos que pertenecen a las empresas auxiliares y cuyo futuro también depende, en buena medida, de la decisión de los propios empleados de Ford Almussafes. "Se trata de multinacionales que trabajan directamente para Ford y cuya producción se dedica en exclusiva a la factoría, pero también de pymes que tienen una horquilla de dependencia de la entidad que oscila entre el 20 y el 80% de la producción", detallan desde la patronal.

Lluch reconoció que las empresas proveedoras no tienen ninguna capacidad de influencia en estas negociaciones, pero “lamentaríamos mucho, especialmente por la pérdida de empleos que se puede dar, que no se agoten todas las posibilidades de negociación para que la planta de Ford Almussafes siga estando en la lista de la multinacional como una de las plantas más productivas, optimizadas y flexibles”. “A esto hay que añadir -continuó Lluch- que el parque de proveedores de Ford Almussafes está plenamente alineado con sus estrategias de transición tecnológica por lo que esta circunstancia debería favorecer que la decisión final que adopte la multinacional favorezca los intereses valencianos”. AVIA demandó que las administraciones autonómicas y nacional actúen y trabajen por el mantenimiento de la planta de Almussafes.

La patronal valenciana de la industria auxiliar del automóvil, AVIA, advirtió este martes que cerca de 25.000 empleos directos están pendientes de la negociación que se está desarrollando entre la dirección de Ford y los sindicatos con representación en la planta productiva de la multinacional en Almussafes (Valencia). La gerente de AVIA, Elena Lluch, señaló que el acuerdo al que lleguen entre la empresa y los trabajadores, tendrá consecuencias directas sobre el resto de empresas. Esta asociación cuenta con 116 compañías que representan a toda la cadena de valor de un sector que, aunque ha ido diversificando clientes con los años, nació al calor de la factoría valenciana, "auténtico tractor en la constitución y pervivencia de la entidad".

Ford Sindicatos Industria Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda