Es noticia
Menú
Audis gratis y una academia: el Almería quiere llegar a la élite con el dinero de Arabia
  1. Empresas
ESTRATEGIA DE LA UD ALMERÍA

Audis gratis y una academia: el Almería quiere llegar a la élite con el dinero de Arabia

Nada más aterrizar en 2019, Turki Al-Sheikh aportó 58 millones al club, entre compra de acciones, deuda y ampliación de capital

Foto: Turki al-sheikh en una foto de archivo: EFE/Carlos Barba
Turki al-sheikh en una foto de archivo: EFE/Carlos Barba

“Su excelencia Turki Al-Sheikh, magnate de Arabia Saudí, se ha convertido en el nuevo propietario de la UD Almería al haber adquirido todas las acciones de Alfonso García Gabarrón, que poseía el 96% de la sociedad. Después de varios días de intensas gestiones, a primera hora de la tarde de este viernes se ha procedido a la firma del traspaso de poderes en una notaría de nuestra capital”. Así, con un comunicado solemne, dio arranque la era Turki en Almería. Era el 2 de agosto de 2019, quedaba medio año para la llegada de la pandemia y el equipo había quedado décimo en la clasificación de LaLiga SmartBank. El jeque, que por entonces tenía 37 años, pagó cerca de 27 millones, entre compra de acciones y deuda -sobre 7 millones- que arrastraba la entidad bajo el mandato de 16 años de García Gabarrón.

Hoy la realidad es muy distinta. Turki ha devuelto la ilusión a la afición rojiblanca. Y lo ha hecho de distintas maneras. En lo puramente deportivo, con sendos cuartos puestos en sus dos primeras campañas al frente de la entidad. El play-off les fue esquivo, y ahora en el extremo oriental de Andalucía confían en ese dicho popular que asegura que “a la tercera va la vencida”.

Para ello, el magnate ha preparado una inversión de 43 millones. Más que nunca, un 50% más que el anterior récord, de la pasada temporada. En el Almería destacan que el incremento se debe a las obras previstas en el estadio, que ha ido ganando en servicios y comodidad. En la prensa local ya bromean con las modificaciones –“cada día hay una cosa nueva en el Estadio de los Juegos Mediterráneos”, apuntaban recientemente en La Voz de Almería-, porque tampoco se sabe a ciencia cierta qué se retoca ni cuándo. La opacidad es otra de las señas del club desde que se hiciera cargo Turki.

Foto: Aficionados del Real Madrid, en el estadio Rey Fahd de Riad. (EFE / Julio Muñoz)

Apenas se sabe lo prometido por el jeque en su día: que el club tendría un Estadio de Champions. Entre las mejoras ya realizadas, una iluminación con focos LED de última generación -capaces de retransmitir partidos en 4K-. Entre las previstas, un videomarcador gigante en Tribuna. Además, para la afición, comenzó a regalar un coche Audi por partido. Como si de una rifa se tratara. Al poco tiempo firmó a BMW como patrocinador oficial.

Lo grueso del proyecto del estadio tiene relación con lo deportivo. Obsesionado con el ascenso a Primera División, y para abarcar el incremento de público que atraería jugar en la élite, Turki quiere aumentar a 25.000 el aforo -actualmente está en 15.000- eliminando las pistas de atletismo y hundiendo el terreno de juego. El mismo modus operandi utilizado por otros clubes.

Para cuando empiece esa fase 2, en dos años, el objetivo del club es jugar ya en Primera. La clave de todo está en la capacidad de inversión que el Almería tiene y el resto de sus rivales no. Por el simple hecho de la influencia y posibilidad de ampliar capital cuantas veces quiera de su dueño.

Foto:  Final de la Supercopa de España en Arabia Saudí, 2020 (EFE)

Contra eso, LaLiga ideó un plan. A diferencia de la Premier League o la Ligue-1, en el fútbol español los jeques no pueden entrar y arrasar. Nada más llegar, Turki quiso introducir una buena cantidad de patrocinadores saudíes con los que poder elevar el gasto permitido por la gestora para firmar futbolistas y ascender rápido.

“Que un quiosco de Mongolia pague 60 millones por el patrocinio de una camiseta puede que sea en condiciones reales de mercado, pero ¿tiene sentido económico alguno?”, explicaban desde LaLiga. Por ello, la patronal movió ficha y, desde 2019, los patrocinios ya no sólo deben ajustarse los precios a mercado, sino que debe quedar demostrado que hay una lógica comercial en esa alianza.

Por esta misma razón, Turki tuvo que aportar 31 millones vía ampliación de capital. En total, 58 millones en apenas un año. Ahora, con una plantilla de primer nivel para la categoría, su director general Mohamed El Assy avisa a navegantes: “El plan es ascender, mantenernos y llegar a Europa League”.

“Su excelencia Turki Al-Sheikh, magnate de Arabia Saudí, se ha convertido en el nuevo propietario de la UD Almería al haber adquirido todas las acciones de Alfonso García Gabarrón, que poseía el 96% de la sociedad. Después de varios días de intensas gestiones, a primera hora de la tarde de este viernes se ha procedido a la firma del traspaso de poderes en una notaría de nuestra capital”. Así, con un comunicado solemne, dio arranque la era Turki en Almería. Era el 2 de agosto de 2019, quedaba medio año para la llegada de la pandemia y el equipo había quedado décimo en la clasificación de LaLiga SmartBank. El jeque, que por entonces tenía 37 años, pagó cerca de 27 millones, entre compra de acciones y deuda -sobre 7 millones- que arrastraba la entidad bajo el mandato de 16 años de García Gabarrón.

Arabia Saudí UEFA Cotizalia Sports
El redactor recomienda