Es noticia
Menú
Intel invertirá 20.000 M en dos fábricas de chips en EEUU tras el boom de la demanda
  1. Empresas
Generarán 3.000 empleos

Intel invertirá 20.000 M en dos fábricas de chips en EEUU tras el boom de la demanda

El proyecto se ubicará en un terreno de más de 400 hectáreas, con capacidad para albergar hasta ocho factorías de chips y se convertiría en uno de los centros más grandes del mundo

Foto: Comienzos de trabajo en la futura fábrica de chips de Intel. (Reuters)
Comienzos de trabajo en la futura fábrica de chips de Intel. (Reuters)

La crisis de los microchips parece lejos de solucionarse pero, a largo plazo, hay compañías que están tomando medidas para contribuir a paliar este déficit. Una de ellas, Intel, prevé una inversión inicial de más de 20.000 millones de dólares (17.651 millones de euros) para construir dos nuevas fábricas de chips en Estados Unidos, en el estado de Ohio, que espera que empiecen a producir en 2025.

El objetivo de Intel con estas fábricas, cuyas obras se prevén que comiencen a finales de 2022, es afrontar la creciente demanda de semiconductores e impulsar una nueva generación de productos innovadores, según ha anunciado la compañía este viernes en una nota de prensa.

Foto: Vista del exterior de una planta de Intel en Tel Aviv. (Reuters/Amir Cohen)

La compañía estadounidense calcula que en la fase inicial de este proyecto se generarán unos 3.000 empleos en Intel, a los que su sumarán 7.000 para la construcción de la planta.

El proyecto se ubicará en un terreno de más de 400 hectáreas de superficie, con capacidad para albergar hasta ocho factorías de chips y supondría una inversión de 100.000 millones de dólares (88.257 millones de euros) durante la próxima década, cuando se convertiría esta zona en uno de los centros de fabricación de semiconductores más grandes del mundo.

La crisis de los microchips parece lejos de solucionarse pero, a largo plazo, hay compañías que están tomando medidas para contribuir a paliar este déficit. Una de ellas, Intel, prevé una inversión inicial de más de 20.000 millones de dólares (17.651 millones de euros) para construir dos nuevas fábricas de chips en Estados Unidos, en el estado de Ohio, que espera que empiecen a producir en 2025.

Estados Unidos (EEUU)