Es noticia
Menú
Ford lidera la crisis del motor en España: la exportación cae más de la mitad en dos años
  1. Empresas
Según datos del Ministerio de Industria

Ford lidera la crisis del motor en España: la exportación cae más de la mitad en dos años

También reducen sus ingresos por ventas al exterior el Grupo Volkswagen y en menor medida Renault y Mercedes, mientras Stellantis experimenta un fuerte crecimiento por Vigo y Madrid, que compensan la caída de Opel en Zaragoza

Foto: Operarios trabajan en la fábrica Ford de Almussafes. (EFE/Kai Försterling)
Operarios trabajan en la fábrica Ford de Almussafes. (EFE/Kai Försterling)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La crisis que sufre el sector automovilístico en España, que contribuye al 11% del PIB nacional y emplea al 9% de la población activa, está evolucionando de forma muy distinta entre las diversas fábricas repartidas por territorio nacional. Así lo demuestran los ingresos de cada una de las marcas por sus exportaciones, que suponen entre el 80% y el 90% de su producción. En total, se facturaron en los 11 primeros meses de 2021 más de 25.000 millones de euros por la venta de automóviles fuera de España, cuando en 2019, antes de que se desatara la pandemia, las ventas fueron de más de 29.000 millones (-14%). La caída, sin embargo, es muy dispar, a tenor de los datos proporcionados por el Ministerio de Industria. Ford se ha hundido, el Grupo Volkswagen aún sufre una importante caída y en menor medida retroceden Renault y Mercedes. La nota positiva la pone Stellantis, que dispara su producción y exportación pese a la caída de Opel en Zaragoza.

Según los datos publicados por la Secretaría de Estado de Comercio, la fábrica de Ford en Almussafes (Valencia) facturó por ventas al exterior entre enero y noviembre de 2021 un 55% menos que en el mismo periodo de 2019, antes de que se desatara la crisis del covid. La multinacional estadounidense ha pasado de obtener unos ingresos por exportaciones de 5.234 millones de euros a 2.475 millones (casi 1.800 millones menos). Desde la compañía, se limitan a señalar que esta caída se debe a la debilidad general de la demanda exterior, así como a la escasez de microchips que lastra la producción de todo el sector. La firma aún no tiene asegurado el trabajo para la planta valenciana, ya que la matriz estadounidense aún no ha decidido la asignación de nuevos modelos. Mientras, la empresa negocia una revisión de salarios en Valencia tras varios ERTE y un ERE con 630 salidas.

placeholder Volkswagen Polo fabricados en Landaben.
Volkswagen Polo fabricados en Landaben.

Este dato contrasta con el buen tono de Stellantis (Peugeot, Citroën y Opel) en Vigo, que se encuentra en el extremo opuesto. Los datos del Ministerio de Industria revelan que los ingresos por exportación en los 11 primeros meses del pasado año fueron de 4.185 millones de euros, un aumento de ingresos del 85% respecto de los 2.257 millones reportados en el mismo periodo de 2019.

Fuentes de la compañía ubicada en Galicia, donde se produce el Peugeot 208 (incluido el 100% eléctrico) e industriales como la Berlingo, señalan que han pasado de producir alrededor de 400.000 vehículos a aumentar esta cifra hasta los 500.000 coches, pese a que también advierten de que la crisis de microprocesadores les ha obligado a ensamblar menos. Por su parte, la fábrica de Citroën en Madrid, donde se fabrica el Citroën C4, ha mejorado ligeramente sus cifras, que compensan la caída de ingresos por ventas al exterior de Opel en Zaragoza próxima al 20%: de 3.566 millones de euros a 2.899 millones dos años después. La marca justifica que venden menos, pero son más rentables.

placeholder Factoría de Stellantis en Vigo.
Factoría de Stellantis en Vigo.

A la fuerte caída de Ford le sigue el Grupo Volkswagen. La fábrica de Landaben, contigua a Pamplona, también ha retrocedido en ingresos de exportación. De casi 3.000 millones de euros de enero a noviembre de 2019 a poco más de 2.000 millones en 11 meses del pasado año. La caída está en línea con los datos de producción reportados por la compañía. En 2019 construyeron 320.000 vehículos, frente a los algo más de 220.000 del pasado año. La débil demanda en uno de sus principales mercados como es Europa (el Brexit afecta a todo el sector) y los cambios en la producción, que ha añadido el Taigo y el rediseño del Polo, han frenado las ventas, advierten desde la empresa, además de los factores que afectan al resto del mercado.

Por su parte, SEAT en Martorell (Barcelona) cayó más en producción que en ingresos por exportaciones. Desde la empresa, señalan que las ventas de 2021 de la fábrica de automóviles más grande de España fueron de 385.000 automóviles, mientras que en 2019, que fue un año récord, se superaron los 500.000 coches ensamblados. Otro que también cae es Mercedes en Vitoria (Álava). Sus exportaciones entre enero y noviembre de 2019 y 2021 retrocedieron un 17%. De 2.113 millones de euros se pasó a 1.769 millones de euros, según los datos de Comercio Exterior.

Foto: Fábrica de Seat en Martorell.

Por último, Renault vive una situación dispar entre sus dos fábricas de Palencia y Valladolid. Mientras los ingresos por ventas fuera de España caen un 45% en Palencia (de 2.526 millones a 1.405 millones), donde fabrica el Megane y el Kadgar, las exportaciones en Valladolid del Captur se elevan desde los 1.908 millones en 2019 a 2.576 millones en 2021. No obstante, el repunte de casi 600 millones en la planta vallisoletana no compensa la caída de más de 1.100 millones de la factoría de Palencia. Desde la compañía, advierten de que en 2021 Palencia llegó a estar por primera vez en la historia funcionando a solo un turno de tres que llegó a tener. Entre los factores de disparidad, dicen que las nuevas motorizaciones híbridas del Captur en Valladolid pueden haber ayudado a mejorar sus ventas en los mercados foráneos.

Con este panorama, la sector en general pide que se acelere la llegada de fondos europeos, así como el acceso al Perte del vehículo eléctrico y conectado, para capear la actual crisis y transitar de los modelos de combustión hacia opciones híbridas y cero emisiones. Las marcas buscan que el cierre definitivo de Nissan en Barcelona no se repita en otras factorías. En este contexto, Anfac ha sido una de las asociaciones sectoriales más críticas con la reforma laboral propuesta por el Gobierno en las últimas semanas. Decidió no apoyar la propuesta de la CEOE y considera que introducir factores de rigidez como la prevalencia del convenio sectorial respecto del de empresa tendrá un impacto negativo.

La crisis que sufre el sector automovilístico en España, que contribuye al 11% del PIB nacional y emplea al 9% de la población activa, está evolucionando de forma muy distinta entre las diversas fábricas repartidas por territorio nacional. Así lo demuestran los ingresos de cada una de las marcas por sus exportaciones, que suponen entre el 80% y el 90% de su producción. En total, se facturaron en los 11 primeros meses de 2021 más de 25.000 millones de euros por la venta de automóviles fuera de España, cuando en 2019, antes de que se desatara la pandemia, las ventas fueron de más de 29.000 millones (-14%). La caída, sin embargo, es muy dispar, a tenor de los datos proporcionados por el Ministerio de Industria. Ford se ha hundido, el Grupo Volkswagen aún sufre una importante caída y en menor medida retroceden Renault y Mercedes. La nota positiva la pone Stellantis, que dispara su producción y exportación pese a la caída de Opel en Zaragoza.

Ford Venta Valencia Ministerio de Industria Exportaciones PIB Valladolid Industria Pandemia CEOE Vitoria Nissan ANFAC
El redactor recomienda