Es noticia
Menú
De Prado se une al fondo canadiense PSP para copar el olivo y el almendro de regadío
  1. Empresas
COMPRA AL FONDO ATITLAN SU NEGOCIO AGRARIO

De Prado se une al fondo canadiense PSP para copar el olivo y el almendro de regadío

Se hace con más de 9.000 hectáreas de olivo intensivo y almendro propiedad del fondo liderado por Roberto Centeno y Aritza Rodero.

Foto: Foto: Pixabay/Julie-Kolibrie.
Foto: Pixabay/Julie-Kolibrie.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Operación de calado en el sector primario. El holding de la familia cordobesa De Prado ha comprado el negocio agrario del fondo Atitlan Capital, compuesto por más de 9.000 hectáreas de olivos y almendros. La operación corona a la saga con origen en Baena, con casi 200 años dedicada al negocio agrario, como referente de estos cultivos, pues ya gestiona más de 7.500 hectáreas para aceite, otras 1.600 para aceituna de mesa y 5.000 de almendros entre España, Portugal, Chile y California, según información oficial.

José Luis de Prado, presidente del grupo familiar, ejecuta un paso más en la política de expansión emprendido hace dos décadas en Portugal (2003), tras apostar por el formato intensivo: en seto y de regadío. Su apuesta le llevó a ser uno de los mayores propietarios mundiales de cultivos con esta tecnología. Su otro gran rival era Elaia, el proyecto conjunto entre el fabricante portugués Sovena y el fondo español Atitlan, que gestionaba más de cien fincas que sumaban cerca de 15.000 hectáreas de olivo.

Sin embargo, la ruptura de esta alianza a finales de 2020 dio pie a la división a partes iguales de Elaia entre Sovena y Atitlan. El fondo se quedó con las fincas en España y las de Portugal más próximas a la frontera, aunque le vendía su producción. En total, cerca de 7.000 hectáreas que ahora ha colocado a De Prado junto a las correspondientes a Nutlaia, la compañía con la que ha desarrollado el cultivo almendras y frutos secos, una línea de negocio donde el fabricante de aceite portugués no quiso tomar parte.

placeholder Roberto Centeno y Aritza Rodero.
Roberto Centeno y Aritza Rodero.

Para esta transacción, cuyas magnitudes no han trascendido, De Prado cuenta con la participación como socio financiero de PSP, el fondo de pensiones de las Fuerzas Armadas y la Policía Montada de Canadá. Este inversor institucional (109.000 millones de euros) realiza desde hace años su actividad en nuestro país de la mano de la gestora española Drago Capital, con quien es socio en la socimi Azaria Rental y con quien ya participó en la compra y posterior venta del complejo comercial y de oficinas Castellana 200.

Aunque está lejos de los registros de los grande productores de aceite, Migasa, Deoleo o Dcoop, la apuesta por el intensivo ha llevado a De Prado a una facturación de 150 millones al año, con presencia en más de 25 países. Sin embargo, este tamaño ha hecho necesario que se acompañe por un socio financiero como PSP, ya que de acuerdo a las estimaciones de precio medio de la hectárea de olivo de regadío está por encima de los 40.000 euros, por lo que la operación podría haber superado los 250 millones.

El furor de la inversión alternativa ha convertido al sector agrario en un activo de moda entre los inversores en los últimos años. En el caso de Atitlan, su apuesta por el olivo de nueva generación (probablemente el cultivo más rentable) se remonta a más de diez años, aunque recientemente ha entrado sectores como el de cítricos (Frutas Romu y Guillem Export), al igual que otras firmas de capital riesgo. El siguiente paso, como demuestra la dupla De Prado-PSP, es la venta a grandes inversores asociados a un gestor industrial.

Operación de calado en el sector primario. El holding de la familia cordobesa De Prado ha comprado el negocio agrario del fondo Atitlan Capital, compuesto por más de 9.000 hectáreas de olivos y almendros. La operación corona a la saga con origen en Baena, con casi 200 años dedicada al negocio agrario, como referente de estos cultivos, pues ya gestiona más de 7.500 hectáreas para aceite, otras 1.600 para aceituna de mesa y 5.000 de almendros entre España, Portugal, Chile y California, según información oficial.

Sector primario Capital riesgo
El redactor recomienda