Es noticia
Menú
EEUU vs. China: otra victoria para las americanas en la batalla de las grandes 'tech'
  1. Empresas
Durante este 2021 en los mercados

EEUU vs. China: otra victoria para las americanas en la batalla de las grandes 'tech'

La presión regulatoria del país asiático sobre sus cotizadas y los recelos del regulador estadounidense han asestado un serio correctivo a las tecnológicas chinas

Foto: Fachada de la Bolsa de Nueva York en el debut de Alibaba. (AP Photo/M. Lennihan)
Fachada de la Bolsa de Nueva York en el debut de Alibaba. (AP Photo/M. Lennihan)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Estados Unidos y China llevan años librando una batalla por la supremacía económica que, de momento, tiene un claro ganador: el país presidido por Joe Biden. La etapa liderada por Donald Trump hizo que la tensión entre ambas naciones fuera en aumento y la llegada del nuevo dirigente parece que ha aportado una mayor tranquilidad. Pero ¿cómo ha sido la 'contienda' en los mercados durante este 2021 entre ambas?

Tanto si miramos sus respectivos índices como si optamos por lo más interesante, la disputa entre las grandes 'tech', el resultado es de una victoria aplastante para Estados Unidos. Además, y al contrario de lo que hubiéramos podido pensar durante el mandato de Donald Trump, unos de los principales culpables de la derrota china han sido, precisamente, sus dirigentes. China ha endurecido las reglas para las empresas tecnológicas de su país de cara a la búsqueda de financiación en el extranjero e incluso trabaja en una lista negra que restrinja la posibilidad de atraer capital internacional e, incluso, cotizar en el extranjero para así limitar la presencia de inversores foráneos en el capital en empresas que pueden tener un papel relevante en el futuro.

La mayor presión regulatoria ha provocado que muchas empresas hayan decidido abandonar Wall Street y hayan recalado en otras plazas como la Bolsa de Shanghái o Hong Kong. Las que de momento se han quedado en Wall Street han perdido el beneplácito de los inversores, que temen más presión por parte de los reguladores, de ahí que ninguna bata a su principal 'rival' estadounidense. El ejemplo más claro ha sido Alibaba, que se desploma en torno a un 50% en 2021 y que ya solo capitaliza 333.390 millones de dólares. ¿Mal momento del 'e-commerce'? No. Amazon escapa de los números rojos y avanza cerca de los dos dígitos, lo que deja su valor de mercado sobre los 1,73 billones de dólares.

Foto: Una bandera de China. (Reuters)

Esta radiografía es idéntica, o incluso más agudizada, para los grandes buscadores de internet. Alphabet, la matriz de Google, se dispara en torno a un 65% durante este año mientras que su principal rival chino, Baidu, se deja alrededor de un 25%, lo que hace que la primera se imponga con una capitalización de mercado de casi dos billones de dólares a la segunda, que capitaliza 50.400 millones.

Otras batallas, entre tecnológicas de menor tamaño, también se han decantado por el lado de las norteamericanas. Este ha sido el caso de Tesla, con la empresa fundada por Elon Musk disparándose un XXX, pese a que sus decisiones hayan lastrado su cotización en los últimos meses tras los resultados de la encuesta en Twitter que hizo que vendiera el 10% de su participación. Su rival chino, Nio, no solo ha visto como las distancias se hacen insalvables a corto o medio plazo (un billón vs. 48.000 millones), sino que ha sufrido un fuerte revés en el mercado con un desplome del 35% en 2021.

Misma situación se produce entre las plataformas de 'streaming' con Netflix ganando la batalla a IQiyi o con Uber aventajando a Didi, pese a que la americana se deja en torno a un 20% en 2021. La pugna más igualada (en evolución, no en capitalización), y como dice el refranero 'mal de muchos, consuelo de tontos', es la que se libra entre Twitter y Weibo. La estadounidense, que no remonta el vuelo tras la salida de Jack Dorsey, se deja cerca de un 20% frente al 35% que retrocede la china; no ganando ninguna a la líder, Facebook (ahora bautizada como Meta Platforms), que se dispara casi un 25%.

Foto: El inversor George Soros. (Reuters)

La presión regulatoria de China también ha llevado a Estados Unidos a mover ficha. Las autoridades norteamericanas se vieron obligadas a requerir a las compañías asiáticas que cotizaban en Wall Street a que informaran a sus inversores de cómo afectaban los continuos cambios regulatorios que estaba imponiendo el Gobierno de Xi Jinping, lo que hizo que muchos de los grandes fondos hicieran las maletas. Uno de los que optó por liquidar sus posiciones fue George Soros. El famoso inversor provocó un efecto llamada e hizo que otros siguieran el ejemplo, asestando un duro correctivo a las cotizadas.

La radiografía es similar, aunque con menos diferencias, entre la renta variable estadounidense y la china. Los avances en Wall Street van desde el 17,5% que se anota el Dow Jones —el índice industrial por excelencia en EEUU— hasta el 25% del S&P 500 (el Nasdaq avanza en torno a un 20%). Por su parte, los parqués de Shanghái y el SZSE Component avanzan ligeramente por debajo del 5% y, peor aún, se comporta el China A50. El índice que tiene en cuenta la evolución de las 50 empresas con mayor valor de mercado de los dos índices anteriores se deja en torno a los dos dígitos (-10%). Claro síntoma de que la evolución de las compañías de la locomotora asiática no ha sido la esperada durante este curso.

Estados Unidos y China llevan años librando una batalla por la supremacía económica que, de momento, tiene un claro ganador: el país presidido por Joe Biden. La etapa liderada por Donald Trump hizo que la tensión entre ambas naciones fuera en aumento y la llegada del nuevo dirigente parece que ha aportado una mayor tranquilidad. Pero ¿cómo ha sido la 'contienda' en los mercados durante este 2021 entre ambas?

Wall Street
El redactor recomienda