Es noticia
Menú
Cuando Santander pidió a Clemente mano izquierda con BBVA en Operación Chamartín
  1. Empresas
por la compra de dcn

Cuando Santander pidió a Clemente mano izquierda con BBVA en Operación Chamartín

La paz que han pactado el banco y el CEO de Merlin calma las aguas y permite, al menos por el momento, retomar las buenas relaciones que mostraron en el pasado

Foto: Maqueta definitiva de Operación Chamartín.
Maqueta definitiva de Operación Chamartín.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ha sido la noticia empresarial de la semana, e inmobiliaria del mes. La ofensiva de Banco Santander para intentar cesar a Ismael Clemente como consejero delegado de Merlin Properties ha caído como una bomba en el mercado, donde eran un secreto a voces las tensas relaciones del ejecutivo extremeño con el presidente de la socimi, Javier García-Carranza, pero no hasta el punto de que la sangre llegara al río. Y ha estado a punto.

Como adelantó este diario, el número tres del banco había planteado cesar a Clemente como primer ejecutivo de la compañía, ofensiva que volvió a lanzar el pasado lunes, tras destaparse esta noticia, cuando convocó un consejo extraordinario de urgencia para tal fin. Sin embargo, al final, las dos partes pactaron la continuidad de Clemente que, al menos por el momento, ha conseguido calmar las aguas.

Foto: David Brush, Ismael Clemente y Miguel Ollero.

Un pacto entre caballeros que se suma a los muchos que, a pesar de sus crecientes diferencias, han sellado en el pasado. Y no siempre por intereses exclusivos de la socimi. El más relevante, y desconocido hasta ahora, fue el extremo cuidado que Santander pidió a la Merlin cuando esta empezó a plantear su desembarco en Operación Chamartín, el desarrollo urbanístico más importante de Europa que desde hace casi tres décadas está durmiendo el sueño de los justos bajo el control de BBVA.

La posición de la entidad en Distrito Castellana Norte (DCN), promotora de Operación Chamartín, se vio seriamente comprometida cuando la Fiscalía Anticorrupción pidió una fianza de medio millón de euros al exdirector de Riesgos de BBVA y presidente de DCN, Antonio Béjar, por el caso Villarejo. El directivo, que siempre ha defendido que su relación con Cenyt se limitó a seguir órdenes de arriba, decidió colaborar con la Justicia y poco después BBVA le despidió, actitud que Béjar siempre consideró una represalia.

placeholder David Brush, Ismael Clemente y Miguel Ollero.
David Brush, Ismael Clemente y Miguel Ollero.

En aquellas horas bajas del 'annus horribilis' que fue 2019 para el banco vasco, Clemente planteó aprovechar el río revuelto para hacerse con Operación Chamartín. Un doble mortal ante el que Santander, a la sazón, primer accionista de la socimi con un 22,5%, pidió al equipo directivo de Merlin templanza para evitar que este movimiento pudiera terminar jugando en contra del acercamiento que se había abierto entre el banco cántabro y su eterno rival.

Los rumores de fusión entre los dos líderes patrios del sector financiero han estado siempre en la retaguardia del baile de fusiones que, desde que hace ya una década, fruto de la crisis bancaria, está protagonizando el sector. Pero los cortejos más o menos oficiales que ha habido en este tiempo han quedado siempre en nada, al menos por el momento, y Merlin terminó lanzando su ofensiva sobre DCN.

Foto: Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin.

Fue a finales de septiembre de 2019 cuando se filtró la noticia de que la socimi negociaba con BBVA la compra de su posición en DCN, contactos que solo tres días después el banco se encargó de anunciar que estaban rotos. Pero la socimi, que había estudiado al detalle todas las aristas de Operación Chamartín, volvió al ataque con la compra a Grupo San José, dueño del otro 25% de Distrito Castellana Norte, de un 14,5%.

Entonces, pareció que Merlin había conseguido meter un caballo de Troya en DCN, ya que es público el interés del BBVA por vender esta posición una vez logre todas las bendiciones administrativas y burocráticas, y existe un derecho de tanteo y retracto entre los socios de Operación Chamartín que garantizaba a Merlin poder comprar su participación al banco al mismo precio que ofreciera un tercero al que se le fuera a vender.

placeholder Junta general de Merlin.
Junta general de Merlin.

Pero la entidad también ha sabido jugar sus cartas y, aprovechado su mayoría accionarial, ha aprobado un cambio de estatutos que elimina este derecho, movimiento que la socimi ha llevado a arbitraje y cuyo fallo se espera para la segunda mitad del próximo año. Unos meses en los que Merlin estará trabajando en la venta de la cartera de 693 oficinas de BBVA que posee por 2.000 millones de euros y, quién sabe, si termina jugando algún papel en el cruce de intereses compartidos con BBVA.

Foto: Recreación virtual de una de las zonas del proyecto urbanístico Madrid Nuevo Norte.

Para entonces, todo puede haber ocurrido en la cúpula de Merlin. Aunque el pasado lunes pactaron la continuidad temporal de Clemente, la estrategia que Santander tantas veces ha puesto en marcha con éxito en el pasado consiste lograr primero los suficientes respaldos en el consejo, algo que 'a priori' tiene ahora en un tenso equilibrio a su favor de siete a seis sillones, para después buscar alianzas en el accionariado para conseguir también el apoyo de la mayoría.

Este segundo aspecto es clave para validar ante los mercados su posición y alejar toda sospecha de abuso de poder, ya que, si logra los suficientes apoyos como para ganar una votación en la Junta General del próximo año, ya no será Santander, sino la mayoría de inversores, quienes estarían respaldando el hipotético cese de Clemente. Pero esa será ya otra historia que todavía está por escribirse.

Ha sido la noticia empresarial de la semana, e inmobiliaria del mes. La ofensiva de Banco Santander para intentar cesar a Ismael Clemente como consejero delegado de Merlin Properties ha caído como una bomba en el mercado, donde eran un secreto a voces las tensas relaciones del ejecutivo extremeño con el presidente de la socimi, Javier García-Carranza, pero no hasta el punto de que la sangre llegara al río. Y ha estado a punto.

Ismael Clemente Socimi Distrito Castellana Norte (DCN) Noticias del BBVA Noticias del Banco Santander
El redactor recomienda