Es noticia
Menú
Cano-FG: viejas rencillas y una batalla semántica en el caso BBVA-Villarejo
  1. Empresas
AUDIENCIA NACIONAL

Cano-FG: viejas rencillas y una batalla semántica en el caso BBVA-Villarejo

El ex consejero delegado y el expresidente se pasan la pelota sobre quién supervisaba al jefe de Seguridad en lo relacionado con Cenyt

Foto: Ángel Cano, ex CEO de BBVA, y Francisco González, expresidente. (EFE/Alfredo Aldai)
Ángel Cano, ex CEO de BBVA, y Francisco González, expresidente. (EFE/Alfredo Aldai)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La relación entre Francisco González (FG) y Ángel Cano ha sido casi inexistente desde el cese que se produjo en mayo de 2015. El primero, entonces presidente de BBVA, decidió relevar al entonces consejero delegado para poner en su lugar a Carlos Torres, que en la actualidad es el número uno del banco. A pesar de las dos décadas que trabajaron juntos, este hito marcó un punto y aparte entre estos dos banqueros.

No fue punto y final, porque el destino ha querido que ambos vuelvan a verse las caras en la Audiencia Nacional, como investigados del caso Villarejo. Un escenario en el que se han podido apreciar de nuevo las viejas rencillas entre los dos primeros espadas de BBVA entre 2009 y 2015.

Estas se volvieron a apreciar este martes con la declaración de Cano, en la que el ex CEO señaló a FG como responsable de la orden que acabó con la contratación de Cenyt —empresa del comisario Villarejo— por parte del banco en 2004. Esta se produjo para ayudar a evitar el intento de entrar en el capital del banco por parte de Sacyr Vallehermoso, bajo la presidencia de Luis del Rivero.

Foto: Ángel Cano y Francisco González durante una junta de BBVA. (EFE/Alfredo Aldai)

Poco después del interrogatorio de Cano en la Audiencia, fuentes de la defensa de FG realizaron un comunicado matizando sus palabras: "Desmentimos tajantemente que Francisco González diera ninguna instrucción de contratar a la compañía Cenyt". Se trata de una batalla semántica, ya que Cano no dijo que FG diera orden de contratar a Cenyt, sino que pidió al jefe de Seguridad, Julio Corrochano, que contratara a una empresa de detectives, y esta acabó siendo la de Villarejo.

"El banco adoptó la decisión de contratar una empresa de seguridad en el año 2004 ante el ataque hostil de Sacyr, pero la decisión de la empresa de seguridad que se iba a contratar se dejó en manos exclusivamente del jefe de Seguridad, Julio Corrochano", añadió la defensa de González.

Puntos de acuerdo

En su declaración como investigado de noviembre de 2019, el expresidente del banco hizo lo mismo que Cano, pero en la dirección contraria, señalando que la supervisión del trabajo de Corrochano era tarea del entonces director de Recursos Humanos y Servicios.

La batalla gira en torno a delimitar quién era el superior 'de facto' de Corrochano en los hechos que se investigan en la Audiencia Nacional: la contratación de Villarejo entre 2004 y 2017, con facturas superiores a los 10 millones de euros. Para Cano, la orden de pedir este servicio llegó de FG y él nunca estuvo al tanto del resultado del trabajo de Cenyt. Uno de los momentos tensos de su declaración es cuando salió a relucir que Corrochano le pidió que chequeara el contrato con la empresa de Villarejo, algo que el ex CEO dijo que aprobó junto a las facturas por venir del presidente.

placeholder El exdirector de Seguridad de BBVA Julio Corrochano. (EFE)
El exdirector de Seguridad de BBVA Julio Corrochano. (EFE)

Por su parte, FG señaló que él pidió la investigación para saber quién estaba detrás de la posible opa (oferta pública de adquisición) de Sacyr; que, como responsable directo, Cano era el encargado de supervisar a quién se contrataba y las facturas, y que la información que le llegó de estos trabajos fue irrelevante. Algo que no coincide con lo que dicen las grabaciones de Villarejo a Corrochano de la época.

Más allá de estas discusiones, en lo que todos los investigados del caso se la juegan es en demostrar que no sabían quién era Villarejo —cohecho— y en que nunca tuvieron conocimiento de las presuntas técnicas de espionaje que usaba —revelación de secretos—. Al margen de ello, el resto son viejas rencillas de banqueros que fueron uña y carne tanto en Argentaria como BBVA, hasta su choque final.

La relación entre Francisco González (FG) y Ángel Cano ha sido casi inexistente desde el cese que se produjo en mayo de 2015. El primero, entonces presidente de BBVA, decidió relevar al entonces consejero delegado para poner en su lugar a Carlos Torres, que en la actualidad es el número uno del banco. A pesar de las dos décadas que trabajaron juntos, este hito marcó un punto y aparte entre estos dos banqueros.

Noticias del BBVA Francisco González Comisario Villarejo
El redactor recomienda