Es noticia
Menú
Grandes empresas alertan a sus inversores del deterioro del PIB y el riesgo de rebrote
  1. Empresas
Ignoran las previsiones del Gobierno

Grandes empresas alertan a sus inversores del deterioro del PIB y el riesgo de rebrote

Advierten del riesgo que supone el enfriamiento de la economía en España y la incertidumbre por la alta incidencia y las nuevas cepas que puedan hacer menos efectiva la vacunación

Foto: Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz. (EFEJavier Lizón)
Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz. (EFEJavier Lizón)

Grandes empresas en España están advirtiendo a sus inversores del riesgo que supone para su negocio el enfriamiento de la economía o el impacto que pueda causar en sus cuentas el resurgir del covid-19.

En el último mes, 18 empresas de sectores muy diversos han registrado programas de deuda dirigidos a inversores nacionales e internacionales a los que ponen sobre aviso de que un empeoramiento de la economía española o las nuevas cepas de covid-19 pueden castigar sus cuentas, lo que de alguna manera limitaría la capacidad de las compañías de hacer frente a sus compromisos financieros.

Uno de los últimos en lanzar sus advertencias ha sido El Corte Inglés, que advierte del "riesgo de deterioro de las condiciones económicas y políticas mundiales, y en particular de las españolas". En este apartado, la compañía presidida por Marta Álvarez explica que "los resultados del grupo se ven afectados por el clima macroeconómico y político imperante".

placeholder Edificio de El Corte Inglés en Tarragona. (iStock)
Edificio de El Corte Inglés en Tarragona. (iStock)

A este respecto, El Corte Inglés aporta las previsiones de crecimiento del Banco de España o la Comisión Europea, que ya en septiembre apuntaban a una revisión a la baja del PIB para 2021 y 2022 con respecto a los pronósticos del Gobierno. Llama la atención que ninguna de las empresas que apelan al mercado haya tenido en cuenta los cálculos oficiales del Ejecutivo y sí los del supervisor bancario y otras instituciones. "La pandemia de covid-19 ha generado un alto grado de incertidumbre en relación con las perspectivas de la economía mundial en general y de la economía española en particular", añade la cadena de grandes almacenes.

"Si España se recupera a un ritmo más lento de lo esperado o experimenta otra recesión significativa, el negocio del grupo, la situación financiera y los resultados de las operaciones podrían verse afectados negativamente", señala Aldesa. La constructora también aporta los vaticinios revisados por el Banco de España.

Por si esto fuera poco, el supervisor bancario ha recrudecido sus previsiones la pasada semana. Según detalla, España solo crecerá un 4,5% en 2022, cuando en inicio preveía una escalada del 6,3%. También rebaja del 5,9% al 5,4% el avance del PIB en 2023, por lo que el nivel económico prepandemia no volverá hasta 2024, ya que la economía se contrajo un 10,8% en 2020. El enfriamiento se debe, según la institución dirigida por Pablo Hernández de Cos, al aumento de la inflación por la subida de la energía, los cuellos de botella en el comercio mundial, el retraso en la llegada de los fondos europeos y el reciente empeoramiento de la situación epidemiológica.

Foto: Sede del Banco de España en Madrid. (iStock)

En el sector turístico, el covid-19 sigue siendo una de las principales preocupaciones: "Teniendo en cuenta las previsiones económicas para las economías española y europea descritas con anterioridad, las cuales, a pesar de presentar mejorías respecto al año anterior, vaticinan un crecimiento moderado y no comparable a los niveles previos a la pandemia del covid-19, cabe advertir que una disminución del gasto discrecional podría tener un efecto material adverso en la actividad, la situación financiera y los resultados del emisor y de las sociedades del Grupo Hotusa".

También es sensible a esta cuestión Barceló, otro de los grupos hoteleros españoles más destacados, que afirma que "es posible que la evolución de la pandemia covid-19 sea negativa, pudiendo derivar en nuevos rebrotes en los niveles de contagio y en la reimposición de medidas de paralización de la actividad económica y restricciones a la movilidad de las personas y al turismo en las geografías anteriormente referidas".

Este lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado que no descarta la vuelta de las restricciones por el aumento de contagios y espera que estos sigan aumentando en las próximas semanas.

Barceló: "Es posible que la evolución de la pandemia sea negativa, pudiendo derivar en nuevos rebrotes y en la reimposición de medidas"

Inmobiliaria del Sur, por su parte, advertía el pasado 3 de diciembre, cuando ya había constancia de la variante ómicron, de que "aunque la solución de la crisis sanitaria se ve ya más cerca por el efecto de la vacunación, y ya se ha iniciado la recuperación con crecimientos del PIB, todavía existe cierta incertidumbre derivada de la aparición de nuevas cepas que puedan hacer menos efectivas las vacunas y con ello hacer más duradera la crisis y también retrasar la recuperación económica".

También advierte del riesgo por el covid-19 y su impacto en la economía Greenalia, empresa destacada de renovables, que explica a sus inversores que "si tomamos como referencia los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y la agencia Eurostat, España fue el país de la Unión Europea que más vio caer su PIB en el cuarto trimestre de 2020 (-8,80%)", y añade que "no se puede descartar por completo que un nuevo repunte en los casos de contagio de covid-19 y las medidas que adopten los organismos nacionales e internacionales para paralizar dichos contagios pudiesen impactar negativamente".

Tampoco lo acaba de ver claro otra energética como Atlantica Yield, que sostiene que "hay varias incertidumbres asociadas con el brote de covid-19", y añade que "no sabe cuál puede ser el impacto del virus o la efectividad de las vacunas con nuevas variantes".

Foto: Vacunación en Barcelona. (EFE/Alejandro García)

En el sector de la distribución alimentaria, La Sirena, firma de congelados, señala que "no puede acabar de determinarse si esta situación [en referencia a la pandemia] tendrá un impacto material y negativo para el negocio (...) puesto que dependerá en gran medida de la amplitud y duración de la crisis del covid-19, que actualmente es incierta".

La ingeniería asturiana TSK advertía el pasado 2 de diciembre que "existe incertidumbre sobre cómo evolucionará la pandemia y los efectos negativos que tendrá en la economía, lo que podría afectar a la actividad del emisor". Otra ingeniería vinculada al sector energético, Técnicas Reunidas, estaba en la misma línea. "Existe cierta incertidumbre en relación a cómo evolucionará la pandemia, incluyendo la posible aparición de rebrotes, así como de las medidas que se tomarán para frenarla y el tiempo que se tardará en conseguir una solución definitiva a la misma", advierte la cotizada de la familia Lladó.

Todas estas advertencias se producen mientras la variante ómicron está provocando un fuerte repunte de los casos positivos y, aunque en menor medida, también un avance de las hospitalizaciones y fallecimientos pese al alto grado de vacunación de la sociedad. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado al resto de presidentes autonómicos para este miércoles con el objetivo de consensuar medidas que frenen el nuevo brote, aunque la incertidumbre está en máximos a las puertas de la Navidad.

placeholder Aglomeraciones durante el mes de diciembre en el centro de Madrid. (EFE)
Aglomeraciones durante el mes de diciembre en el centro de Madrid. (EFE)

En este contexto, Vocento también ignora las previsiones de crecimiento del Gobierno y hace énfasis en las revisiones del Banco de España o el Fondo Monetario Internacional: "El FMI, con ocasión de la publicación de su informe de previsiones de otoño, ha estimado que la economía española crecerá un 5,7% en 2021, y la recuperación se posterga a 2022".

Otro organismo que se suma al enfriamiento económico por la incertidumbre de la pandemia es el Banco Mundial, según reflejaba recientemente MásMóvil. "La pandemia de covid-19 y las múltiples oleadas de infecciones que se han registrado han afectado gravemente a las economías de la Unión Europea, incluida España. En particular, el Banco Mundial registró una contracción del PIB real de la zona del euro del 7,4% en 2020 y prevé un impacto más profundo en las economías que dependen del comercio internacional o el turismo", señala la operadora de telecomunicaciones.

Tampoco la industria escapa a este problema. La acerera vasca Sidenor sostenía recientemente que por "la ausencia, por el momento, de un tratamiento médico eficaz contra el virus, las consecuencias para las operaciones del grupo son inciertas y van a depender en gran medida de la evolución y extensión de la pandemia en los próximos meses".

Foto: Pedro Sánchez durante la declaración institucional. (EFE)

Amper, por su parte, afirma que "futuras condiciones adversas derivadas de la crisis sanitaria del covid-19, a día de hoy desconocidas, podrían tener un impacto sustancial negativo".

La situación epidemiológica ha empeorado notablemente en las últimas semanas. A mediados de noviembre se registraban menos de 2.000 casos al día y la incidencia estaba próxima a los 50 casos por cada 100.000 habitantes, lo que era un riesgo bajo. Sin embargo, las últimas cifras advierten más de 23.000 casos diarios y la incidencia ya está en 609,38 casos por cada 100.000 habitantes. Los ingresos hospitalarios (15,49% de ocupación de UCI) y los fallecimientos, aunque en menor medida, también están aumentando de manera constante.

Grandes empresas en España están advirtiendo a sus inversores del riesgo que supone para su negocio el enfriamiento de la economía o el impacto que pueda causar en sus cuentas el resurgir del covid-19.

Banco de España Previsión de crecimiento Pandemia Inversores Empresas Unión Europea Aldesa Atlántica Yield
El redactor recomienda