Es noticia
Menú
Un nuevo Sánchez Pizjuán: El Sevilla ultima un proyecto para recaudar 300 M en 2025
  1. Empresas
Confían el proyecto a la consultora Legends

Un nuevo Sánchez Pizjuán: El Sevilla ultima un proyecto para recaudar 300 M en 2025

La nueva infraestructura del estado tendrá un coste estimado en los 200 millones de euros y las instalaciones tardarán en construirse entre dos y tres años

Foto: Estadio Sánchez Pijuán: (Reuters Marcelo Del Pozo)
Estadio Sánchez Pijuán: (Reuters Marcelo Del Pozo)

El club hispalense, de la mano con la consultora Legends, trabaja para dar forma a un estadio de cara a los próximos 50 años. Por otro lado, estudia la posibilidad de crear un hólding de clubes a nivel internacional y confirma que Castore sustituirá a Nike.

El Sevilla FC pone toda la carne en el asador. El club se ha propuesto construir un estadio para su equipo y que le permita alcanzar una facturación de 300 millones de euros en un plazo máximo de cinco años, tal y como ha adelantado José María del Nido Carrasco, vicepresidente primero del club, al Confidencial y a 2Playbook. ¿El objetivo? Un Sánchez Pizjuán que abra los 365 días del año y que aumente su tamaño en un 50%.

Foto: Foto: LaLiga.

La llegada de Jorge Paradela como nuevo director de negocio del Sevilla persigue aumentar el negocio comercial del club, minimizando la dependencia de la compraventa de futbolistas. “En el ránking Uefa somos los undécimos, y a nivel marca estamos en la posición número 23”, recuerda del Nido, que tiene como propósito hacer que el Sevilla “entre en el top-15 de valor de marca” durante los próximos cinco años.

La nueva infraestructura del estado tendrá un coste estimado en los 200 millones de euros y las instalaciones tardarán en construirse entre dos y tres años. Esta será la principal vía de la que dispondrá Paradela para hacer crecer el club. El Sevilla ha confiado este proyecto a la consultora internacional Legends, que ha trabajado anteriormente con otros players del mercado como es el caso del Real Madrid.

Un campo "para los próximos 50 años", hecho a medida de las necesidades sevillistas

Por el momento el proyecto está en una primera fase de exploración de qué perfil de estadio sería el mejor para la entidad. El Sevilla pretende que el nuevo estadio se encuentre es el espacio que ocupa el actual y se mantiene a la espera de que Legends presente las claves de su propuesta. Un campo “para los próximos 50 años”, hecho a medida de las necesidades sevillistas.

La decisión no está tomada, aunque el vicepresidente del Sevilla confirma que derruir el estadio actual para levantar uno nuevo parece la mejor opción. Otras dos opciones que barajaba el club era la marcha del equipo a otra instalación, como La Cartuja, o la construcción de un nuevo recinto en otra zona de Sevilla. Sin embargo, del Nido lo tiene claro: “No lo valoramos”.

Foto: El defensa del Barcelona Gerard Piqué. (Reuters)

A pesar de ello, la posibilidad de levantar un tercer anillo que alcanzara una capacidad de 60.000 espectadores se alzó como una opción justo antes de la llegada de la crisis sanitaria. Sin embargo, esta obra traería “muchos problemas con la estructura y con el vecindario. Aumentar la altura provocaría más ruidos, porque habría más aficionados, que tuviera más sombras los bloques de edificios de los alrededores…”, argumenta el vicepresidente del equipo.

Por este motivo, la intención de la junta directiva es ganarle terreno al propio césped. ¿Cómo? Hundiendo el campo. Es decir: el primer anillo actual sería el segundo; y el segundo, el tercero. Así lograría aumentar el aforo la casa del club hispalense.

A pesar de que el club todavía tiene que cerrar los detalle con Legends, su objetivo antes de la llegada del covid-19 era el de poder crear un espacio que albergara a 60.000 aficionados. El Sevilla tiene 40.00 socios con derecho asiento, y actualmente solo cuenta con 44.000 butacas.

Cabe recordar que la final de la Europa League de esta temporada se jugará en el Sánchez Pizjuán

Este factor lastra de forma importante el posible crecimiento de su negocio relacionado con el ticketing y el matchday, que aportaban alrededor de 14 millones de euros antes de la crisis sanitaria. En la remodelación de la ciudad deportiva y el estadio, el club proyectó inversiones por valor de 25 millones de euros en 2019. Cabe recordar que la final de la Europa League de esta temporada se jugará en el Sánchez Pizjuán.

La nueva casa del Sevilla costará 200 millones

El nuevo Sánchez Pizjuán continuará formando parte del barrio del Nervión, si bien, durante las obras “lo lógico sería trasladarnos temporalmente a La Cartuja”, reconoce Del Nido Carrasco. Sin embargo, el club todavía no ha comenzado ninguna negociación sobre este asunto con la Junta de Andalucía, propietaria del recinto.

A través de los nuevos ingresos generados en el estadio, el club cree que “redundaría en que se vuelva a invertir en buenos jugadores, tener buen equipo, más posibilidades de clasificarte para la Champions, más patrocinios… Es todo un círculo con la idea de no depender tanto de los ingresos deportivos”. “Queremos que sea una unidad de negocio propia que no se centrara solo en la venta de entradas, merchandising y bares del campo. Nos gustaría tener una oferta más global”, apunta el vicepresidente.

El toro gran reto del Sevilla de los próximos diez años es poder reducir la dependencia de las ventas y los puestos europeos. Al respecto, además del matchday y el estadio, el área de marketing también ha de ser una palanca fuerte en el crecimiento sevillista. A día de hoy, los ingresos asociados a marketing suponen entre un 20% y un 22% de los ingresos totales del club, con una media próxima a los 20 millones de euros anuales antes de la llegada del covid-19.

placeholder Ultras del Sevilla FC durante el partido de liga disputado en el estadio Sanchez Pizjuan. (EFE Jose Manuel Vidal)
Ultras del Sevilla FC durante el partido de liga disputado en el estadio Sanchez Pizjuan. (EFE Jose Manuel Vidal)

El objetivo para este lustro es que crezca hasta ocupar el 30% de los ingresos del club, tal y como afirma el vicepresidente. En este aspecto, la firma de Naga como main sponsor es un ejemplo, aunque dará un mayor salto la próxima temporada con la entrada de Castore como patrocinador técnico, tal y como avanzó 2Playbook. Del Nido Carrasco confirma la alianza con la compañía británica, que debuta en LaLiga y dará el relevo a Nike.

Por otro lado, está la ciudad deportiva, que “ya comenzamos a ejecutar con la construcción del Estadio Jesús Navas”. Ahora la entidad está levantando el edificio del primer equipo. “Vamos a bunkerizarlo, con tres campos de fútbol, edificio exclusivo con servicios médicos y 40 habitaciones para descansar y hacer allí las concentraciones…”, apunta el directivo. La inversión prevista para este proyecto se cifró en 10 millones de euros.

Salto a China, Estados Unidos, México…

Otro de los retos del Sevilla del futuro será su plan de internacionalización. Para ello se completó la renovación de la identidad de marca del club el pasado 2020, con el propósito de atacar el mercado internacional con una coherencia que va desde tipografías a discursos y diseños.

Los cuatro mercados estratégicos que quiere potenciar el club son India, Estados Unidos, China y México. Cuatro grandes regiones que aportarán posibilidades de negocio a la entidad. “Creo que lo ideal sería un mix: tener clubes como el Bengaluru (India), a los que asesorar, y también poder tener una cadena de clubes en otros países para que, en función del nivel del jugador, pueda tener un desarrollo e ir creando valor y buenos futbolistas que no serían capaces de jugar hoy en Sevilla, pero sí dentro de tres años con un proyecto diseñado por ese entorno de clubes. Esta es una de las cosas que tenemos en la cabeza”, avanza Del Nido Carrasco.

Vuelta al ‘break even’ en 2021-2022

El Sevilla FC buscará esta temporada volver al break even tras perder 41,4 millones de euros en 2020-2021 a causa del pinchazo en traspasos. El club hispalense logró incrementar su cifra de negocio pese no obtener ingresos por parte de los abonados, con un total de 170,1 millones (18% más), pero rechazó decir adiós a algunos de sus mejores futbolistas para equilibrar las cuentas, pensando en mantener la competitividad sobre el césped.

La deuda neta se dobló, hasta alcanzar los 88,26 millones. Y mantener a la plantilla tuvo un coste importante para el club: la plantilla deportiva inscribible debía rebajarse drásticamente, hasta 125 millones, y finalmente subió incluso respecto a 2019-2020, hasta 178,9 millones de euros entre salarios (115,4 millones) y amortizaciones de fichajes (63,5 millones).

Para la próxima temporada, la entidad prevé generar una cifra de negocio de 208,5 millones, un 29% más, impulsado por la vuelta del público al estadio, para aportar 13,2 millones de euros, así como con la participación en la Champions League, con la que el club espera facturar 83 millones, y sumar 92 millones de euros por audiovisual, un 12% más interanual.

El club hispalense, de la mano con la consultora Legends, trabaja para dar forma a un estadio de cara a los próximos 50 años. Por otro lado, estudia la posibilidad de crear un hólding de clubes a nivel internacional y confirma que Castore sustituirá a Nike.

Cotizalia Sports Real Madrid
El redactor recomienda