Es noticia
Menú
‘Jeque mate’ al fútbol español: Rfef, Barça, Madrid… todos buscan ‘agua’ en el desierto
  1. Empresas
PATROCINIOS E INGRESOS

‘Jeque mate’ al fútbol español: Rfef, Barça, Madrid… todos buscan ‘agua’ en el desierto

La federación ingresará más de 300 M esta década por la Supercopa ‘made in Arabia Saudí’: mañana jugará allí el Barça contra Boca Juniors, en un partido promovido por Turki Al Sheikh

Foto: Foto: EFE
Foto: EFE

Cuando en marzo de 2020, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, declaró el estado de alarma pocos podían prever que, diez meses después, la Covid-19 continuaría generando estragos en todo el planeta. Tampoco podía imaginarlo Luis Rubiales. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), sin embargo, se vio en diciembre con una Supercopa por hacer y sin poder volar a Arabia Saudí, hogar del torneo. Por unos días, el país del Golfo Pérsico se convierte en la capital del fútbol español. A cambio, eso sí, de algo más de 30 millones de euros anuales. El contrato supone en torno al 40% de su facturación por patrocinios y al 10% de sus ingresos totales, según datos de El Confidencial y 2Playbook. El problema era de campeonato.

Sin embargo, Rubiales encontró la solución: cobrar la edición de 2021 en su totalidad a cambio de renovar la cita hasta 2029. Con la factura expedida al Gobierno saudí, la Rfef salvó las cuentas de 2020, aunque, por el camino, hipotecó incluso a su posible sucesor. En total, se disputarán diez ediciones de la Supercopa de España en Arabia Saudí, un país en el que la homosexualidad está penada con prisión y donde las mujeres apenas pueden realizar actividades sin el consentimiento de su marido. Lo denunciaba recientemente el campeón del mundo de F-1 Lewis Hamilton, horas antes de subirse en su monoplaza para competir en el país: “Aquí hay mujeres en la cárcel por conducir”.

No coincide con ese escenario pesimista del piloto británico el mandamás del fútbol español. “Estamos contribuyendo a la igualdad de la mujer en Arabia Saudí”, aseguraba Rubiales en la previa de la edición de 2020. La federación ha defendido siempre que el acuerdo incluye varios programas de desarrollo del fútbol femenino en el país. Sin embargo, la Copa de la Reina no parece vaya a viajar por ahora hasta allí.

Foto: Joan Laporta, durante una rueda de prensa. (EFE/Alejandro García)

Tampoco irá de momento el campeón de la última Champions League femenina. Las chicas del Barça verán mañana desde casa el partido de los blaugranas contra Boca Juniors en la Maradona Cup. Un partido que se disputará… en Arabia Saudí. La capital, Riad, disfrutará de un encuentro en honor al Pelusa que fue confeccionado por Turki Al Sheikh, el dueño de la UD Almería.

El anuncio del partido levantó un gran revuelo en la capital catalana. Sólo 48 horas antes, el Barça había aprobado por amplia mayoría la inclusión de un apartado en sus estatutos: “El club velará por la protección y promoción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos recogida en la Carta Internacional de los Derechos Humanos proclamada por las Naciones Unidas”. Después llegaron los tres millones de euros que aproximadamente recibirá por esta cita.

Esta incongruencia no es la primera ni la última del fútbol español, que ha encontrado en el desierto del Golfo Pérsico su fuente de ingresos más fiable y abundante tras la última crisis económica. Del derrumbe del ladrillo a la mascarilla por la Covid, una década en la que se han sucedido acuerdos y viajes a países de la península arábiga.

Foto: Diversos trabajadores inmigrantes durante la construcción de los estadios para el Mundial en 2019. (Reuters/Kai Pfaffenbach)

A pesar de las críticas que reciben con la firma de cada acuerdo, son pocos los grandes clubes y organismos del fútbol que no han encontrado o buscado alianzas con Arabia Saudí, Qatar y Emiratos Árabes Unidos. El tridente de los negocios del balompié español.

El Real Madrid acordó en 2014 la venta de los naming rights del Santiago Bernabéu al fondo de inversión IPIC, propiedad de la familia real de Emiratos Árabes Unidos y dueño de Cepsa. Los parones urbanísticos en los planes de reforma del estadio blanco echaron por tierra la alianza.

LaLiga tampoco ha hecho ascos al capital árabe. La gestora firmó un acuerdo con la federación de fútbol y el Gobierno de Arabia Saudí para traer al fútbol español a nueve jugadores en 2017-2018. En calidad de cedidos, este grupo de futbolistas se repartió entre Levante UD, Villarreal CF, CD Leganés, Real Valladolid, CD Numancia y Rayo Vallecano, que a cambio recibieron más de dos millones de euros cada uno.

Ninguno fue al Almería. Y eso que un año después, Turki se hizo con el club. Al poco de llegar inyectó 31 millones de euros en el equipo andaluz y firmó patrocinios con empresas saudíes por valor de otros 10 millones. Los rojiblancos este año van disparados hacia LaLiga Santander. El responsable que el jeque puso al frente del club, Mohamed El Assy, lo tiene claro: “Si ascendemos, el Almería no volverá a bajar a Segunda División”. Ahí estarán los halcones de Javier Tebas, eso sí, para evitar un caso PSG a pequeña escala.

Cuando en marzo de 2020, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, declaró el estado de alarma pocos podían prever que, diez meses después, la Covid-19 continuaría generando estragos en todo el planeta. Tampoco podía imaginarlo Luis Rubiales. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), sin embargo, se vio en diciembre con una Supercopa por hacer y sin poder volar a Arabia Saudí, hogar del torneo. Por unos días, el país del Golfo Pérsico se convierte en la capital del fútbol español. A cambio, eso sí, de algo más de 30 millones de euros anuales. El contrato supone en torno al 40% de su facturación por patrocinios y al 10% de sus ingresos totales, según datos de El Confidencial y 2Playbook. El problema era de campeonato.

Cotizalia Sports