Es noticia
Menú
Los peritos judiciales acusan a Popular de ocultar un agujero de 500 M desde 2012
  1. Empresas
RED LUXEMBURGUESA

Los peritos judiciales acusan a Popular de ocultar un agujero de 500 M desde 2012

Inspectores del Banco de España aprecian "irregularidades contables" en la relación del banco con Thesan Capital, que permitió refinanciar a grandes clientes con problemas

Foto: Antigua oficina del Banco Popular en Barcelona. (Alamy/Kristoffer Tripplaar)
Antigua oficina del Banco Popular en Barcelona. (Alamy/Kristoffer Tripplaar)

"Las operaciones con las sociedades donde Thesan toma la participación debieran figurar clasificadas como dudosas desde 2012, cuando Banco Popular las clasificaba en normal. Esto llevaría a un déficit de provisiones que estimamos en, al menos, 521 millones de euros". Así de contundentes se muestran los dos inspectores del Banco de España que han hecho una de las periciales clave del caso que investiga la Audiencia Nacional sobre las sociedades luxemburguesas ligadas al Popular.

El trabajo, de 98 páginas y al que ha tenido acceso El Confidencial, ha sido realizado por los inspectores Santiago Jesús Ruiz-Clavijo y Pablo Hernández Romeo, que hace dos años ya avisaron de anomalías contables en la ampliación de capital del banco en 2016.

Foto: Antigua oficina de Banco Popular. (Reuters/Jorge Sanz)

En este nuevo informe pericial, Ruiz-Clavijo y Hernández Romeo mantienen la misma línea respecto a la operación con la que Popular, ahora de Santander, captó 2.500 millones en junio de 2016: "Este previsible incremento de dudosos y adjudicados debería haber llevado a una mayor estimación de pérdidas a diciembre de 2016 lo que causó la desviación sobre los objetivos comunicados en la ampliación de capital que, estimamos, es una de las causas del menoscabo de la confianza en Banco Popular".

Junto a ello, los peritos consideran que la auditoría de Popular debería al menos haber incluido una salvedad hasta, al menos, 2016 por la materialidad que implicaban los ajustes pendientes: "El mayor impacto en la imagen fiel se corrige en las cuentas de 2016", exponen. "Banco Popular sólo redujo significativamente ese déficit en 2016, por lo que estimamos se precisaría una salvedad en los informes de auditoría hasta este año al ser el déficit muy superior al importe establecido a efectos de valorar la materialidad de los ajustes", añaden.

Implicaciones

Según las fuentes consultadas, este informe pericial hace muy difícil que la investigación del caso Banco Popular, que arrancó en septiembre de 2017, no acabe en juicio oral contra los antiguos gestores de la entidad.

El documento también podría reforzar las demandas que muchos accionistas y bonistas han interpuesto en los juzgados españoles. Aunque todas ellas están pendientes de un recurso interpuesto por un juzgado gallego ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), sobre el que recibieron un jarro de agua fría por parte del abogado general de la UE. Este opina que los antiguos accionistas no tienen derecho a reclamar en los juzgados debido al interés de la directiva de resolución de que no se carguen gastos extra a los compradores de entidades con problemas, en este caso Santander.

placeholder El expresidente de Banco Popular, Ángel Ron (i), y el ex consejero delegado, Francisco Gómez. (Paco Campos/EFE)
El expresidente de Banco Popular, Ángel Ron (i), y el ex consejero delegado, Francisco Gómez. (Paco Campos/EFE)

El informe pericial de los inspectores del Banco de España aborda la relación de Popular con Thesan Capital, una sociedad de capital riesgo que presuntamente ayudó a la entidad a refinanciar a clientes con problemas de solvencia, usando para ello dinero del propio banco a través de sociedades luxemburguesas. Por ello, esta sociedad externa cobró comisiones de al menos 11 millones.

"En todos ellos [proyectos ligados a Thesan] se crea una estructura societaria, donde la empresa matriz es luxemburguesa, para tomar la participación en un acreditado que atraviesa dificultades financieras. Esta estructura societaria recibe financiación del Banco Popular con la finalidad de financiar la adquisición y las necesidades de tesorería del proyecto en el medio plazo. Con esta estructura societaria, Thesan controla indirectamente tanto el consejo de administración, como la junta de accionistas de la sociedad en dificultades, pero su riesgo es limitado porque no tiene responsabilidad en la devolución de la deuda que recae en una sociedad de nueva creación", apunta el informe.

"Además del perjuicio a los accionistas del Banco Popular derivado de lo anterior, en la documentación analizada se observan actuaciones que podrían haber llevado a que Banco Popular incurriera en gastos innecesarios o renunciara a beneficios en favor de terceros", añade la pericial.

Foto: Un hombre pasa frente a una oficina del Banco Popular en Madrid, en 2017. (Alamy)

La conclusión de la misma es que Popular debía haber incrementado en 876 millones el saldo de dudosos en 2012, cuando hizo su primera ampliación de capital de 2.500 millones de euros, lo que hubiera implicado unas provisiones de 521 millones de euros. Los peritos no entran a valorar las repercusiones de dicho déficit en la ampliación de 2012, ya que no es parte de la investigación de la Audiencia.

Los inspectores del Banco de España añaden que, a finales de 2015 —cuentas que se usaron en la ampliación de 2016—, el déficit de dotaciones era de 464 millones, muy por encima del umbral de materialidad que hubiera trastocado las cuentas, que era de 127 millones. En el resto de años, el 'agujero' fue de 373 millones, en 2013; de 440 millones, en 2014; de 152 millones, en 2016, y de 133 millones, en 2017.

¿Refinanciaciones irregulares?

"Contrariamente a lo que se decía en los informes de aprobación de esas refinanciaciones, la reclasificación fuera de dudoso no era posible. Así, sólo decir que se incrementaba la financiación para atender pagos, incluidos intereses pasados y futuros, no se aportaban nuevas garantías eficaces y la capacidad de generación de fondos que, hasta ese momento era claramente insuficiente, se vería mermada con los costes de gestión de Thesan", afirman los peritos. "No cuestionamos la aportación de valor de la nueva gestión a alguno de los activos de las sociedades refinanciadas, pero no era suficiente para dejar de reconocer un deterioro de la inversión crediticia de Banco Popular", añaden.

A este respecto, los inspectores del Banco de España recuerdan que "como señalamos en nuestro anterior informe, la incorrecta clasificación de operaciones refinanciadas era frecuente en Banco Popular y no se circunscribía a las operaciones ahora analizadas".

"Las operaciones con las sociedades donde Thesan toma la participación debieran figurar clasificadas como dudosas desde 2012, cuando Banco Popular las clasificaba en normal. Esto llevaría a un déficit de provisiones que estimamos en, al menos, 521 millones de euros". Así de contundentes se muestran los dos inspectores del Banco de España que han hecho una de las periciales clave del caso que investiga la Audiencia Nacional sobre las sociedades luxemburguesas ligadas al Popular.

Noticias del Banco Santander Banco de España
El redactor recomienda