Es noticia
La SEPI pacta un acuerdo que obligará a los periodistas de EFE mayores de 65 a jubilarse
  1. Empresas
PARA ALIVIAR LA CRISIS

La SEPI pacta un acuerdo que obligará a los periodistas de EFE mayores de 65 a jubilarse

El plan también contempla otra serie de "desvinculaciones voluntarias": jubilaciones anticipadas y salidas incentivadas de mayores de 62 con una indemnización de 50.000 euros

Foto: EFE/Ballesteros.
EFE/Ballesteros.

“Plan de renovación de perfiles profesionales”. Así se ha denominado el acuerdo alcanzado este miércoles entre la dirección de la agencia EFE y el Comité Intercentros que conllevará la salida de unas 30 personas mayores de 65 años, así como otra serie de jubilaciones anticipadas y salidas incentivadas para el personal mayor de 62 años. La mesa de negociación para la puesta en marcha del nuevo convenio colectivo está integrada, además de por la dirección de EFE, por organizaciones como UGT, la Federación de Sindicatos de Periodistas y CCOO, el sindicato discrepante con el plan.

Según un comunicado remitido al personal de EFE, “así se evitan otras medidas traumáticas que suelen adoptar las empresas que están al límite de la quiebra” (las pérdidas de la agencia ascienden a los 11 millones de euros en 2021). Con estas medidas, se refieren al ERE que sufrió la empresa pública participada únicamente por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) entre los años 2012 y 2016, cuando se recortaron salarios en hasta un 50% y se perdieron más de 200 puestos de trabajo.

En esta nota, a la que ha tenido acceso El Confidencial, el comité explica que estos profesionales han desarrollado una larga vida laboral, y que algunos incluso han desempeñado labores de dirección y alcanzado sueldos medios de unos 82.000 euros anuales. En cuatro años, matizan, su ‘sacrificio’ supondrá un ahorro de 13,2 millones de euros y “aliviará la crisis que atraviesa la empresa”. Un ‘sacrificio’ que para los mayores de 65 años es obligatorio, como se puede leer en el siguiente documento consultado por este periódico.

placeholder Fotografía cedida de la parte del acuerdo relativa a las jubilaciones obligatorias.
Fotografía cedida de la parte del acuerdo relativa a las jubilaciones obligatorias.

El plan prevé también “desvinculaciones voluntarias” de jubilaciones anticipadas y salidas incentivadas de mayores de 62 años que no cumplan los requisitos de edad y años cotizados. La indemnización pactada será de hasta 50.000 euros, aunque a esta cifra habría que restarle la parte tributada y su aceptación supondría no tener derecho al paro. Con esas últimas desvinculaciones, se sumarían en torno a unas 180 salidas de una plantilla donde cerca del 20% de los empleados superan los 60 años de edad.

Tal y como se detalla más adelante, “tras las 180 salidas, podrá llegar a producirse la incorporación de la misma cantidad de personas jóvenes y muchas que llevan años vinculadas con la agencia como colaboradores o contratados en otros países”. Además, las secciones de UGT y FESP “agradecen” que estas salidas permitan que otros compañeros puedan ascender a los cargos que quedarán vacíos. Es decir, las gallinas que entran, por las que salen. Solo que esas jóvenes incorporaciones tendrán un salario base anual de 24.000 euros anuales durante los dos primeros años en plantilla y llenarán los huecos de quienes vayan ascendiendo a los puestos libres de mayor responsabilidad. Medidas de renovación de la redacción que se enmarcan, junto a una mayor apuesta por el área audiovisual, dentro del Plan Estratégico con el que la presidenta de EFE, Gabriela Cañas, espera hacer frente a las pérdidas de este ejercicio.

"Será la última oportunidad de salidas incentivadas en edades cercanas a la jubilación antes de la ley Escrivá"

A este acuerdo se ha llegado a un mes de que se apliquen los cambios formulados por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien restringirá la jubilación forzosa a partir de 2022, ya que, como venía defendiendo su departamento desde hacía meses, España ha sido uno de los pocos países europeos donde se podía aplicar esta opción.

Así lo traslada el Comité Intercentros: “La última oportunidad antes de la ley Escrivá”. Pasado el plan en 2025, “si no se renueva, quienes no se hayan jubilado anticipadamente deberán trabajar hasta alcanzar la edad ordinaria de jubilación que marque la nueva ley o hasta cumplir los años cotizados exigidos”, zanjan.

Empresas Agencia EFE UGT
El redactor recomienda