Kennedy Wilson ficha a Colliers y relanza el último gran escaparate de la Puerta del Sol
  1. Empresas
nueva tienda insignia

Kennedy Wilson ficha a Colliers y relanza el último gran escaparate de la Puerta del Sol

Tras conseguir el cambio de uso del edificio, Kennedy Wilson ha arrancado las obras con la esperanza de protagonizar un movimiento comparable a la revolución que supuso Apple

Foto: Puerta del Sol 9.
Puerta del Sol 9.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

En apenas un mes, los españoles no uniremos frente al televisor para seguir las campanadas de la Puerta al Sol mientras despedimos otro año con las tradicionales 12 uvas. Esta imagen de la Real Casa de Correos que inmediatamente nos viene a la cabeza es, probablemente, el mejor ejemplo del carácter único que tiene esta plaza para cualquiera que visite Madrid, un poder de atracción que convierte este enclave en un punto único para las marcas.

Convencido de este potencial, Kennedy Wilson adquirió hace seis años el número 9 de la Puerta del Sol, un inmueble con más de 3.400 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas. Desde el primer momento, la firma estadounidense tuvo clara la idea de transformar el uso residencial del edificio y convertirlo en un gran centro comercial que pudiera albergar un 'flagship store' o tienda insignia. Reto para el que ha fichado a la consultora inmobiliaria Colliers.

Foto: Puerta del Sol, Madrid. (EFE)

Tras conseguir la aprobación del plan especial que permitirá convertir en un gran escaparate este punto del kilómetro cero, Kennedy Wilson arrancó en agosto las obras, que prevé tener terminadas en 2023, y empezó a trabajar en la selección de un especialista que se encargara de la comercialización de este espacio, búsqueda que ha terminado cristalizando en el fichaje de Colliers.

La firma dirigida por Mikel Echavarren suma así otro importante contrato a su vitrina de trofeos de este año 2021, en el que se ha adjudicado mandatos tan relevantes como la búsqueda de la nueva sede del PP y la transformación de Génova 13, la búsqueda de la restauración del nuevo estadio Santiago Bernabéu, la venta del edificio de viviendas de lujo de Castellana 68 y, ahora, la comercialización de Puerta del Sol 9.

placeholder Antonio López, pintando la Puerta del Sol. (Reuters/Juan Medina)
Antonio López, pintando la Puerta del Sol. (Reuters/Juan Medina)

El mandato de Sol va más allá de la clásica búsqueda de inquilino, ya que se trata del último gran escaparate del kilómetro cero, donde Kennedy Wilson aspira a protagonizar un gran movimiento como fue en su momento, por ejemplo, el desembarco de Primark en Gran Vía o la apertura de la tienda Apple en la Puerta del Sol. De ello depende poner el broche a su inversión, un proyecto en el que entró con la compra del activo por 30 millones de euros y que, ahora, podría alcanzar los 90 millones.

Las fuentes consultadas aseguran que ya hay varios operadores internacionales interesados en el proyecto, que con el arranque de las obras ha empezado a ser visto como una realidad. A esto se unen que la Puerta del Sol es la zona más transitada de Madrid, con un 'footfall' o número de visitantes que supera los cien millones de personas cada año, entre residentes y turistas, y el apoyo del nuevo actual equipo de gobierno, que desbloqueó la operación con la luz verde al plan especial.

Foto: Puerta del Sol, Madrid.

La futura tienda insignia se ubicará en la zona de influencia de Galería de Canalejas, el proyecto más icónico de la capital, que actúa como motor de regeneración del centro y en el que Puerta del Sol 9 se erige como un pieza clave en la nueva configuración del espacio peatonalizado y de alto interés turístico y comercial que aspira a cambiar el corazón de Madrid.

En esa metamorfosis, el edificio de Kennedy Wilson cuenta con un atractivo añadido: la posibilidad de crear una gran terraza en la azotea, con unas vistas a la plaza y a toda esta área que está transformándose. Además, por la fase temprana en la que se encuentran las obras, el futuro operador tendría la posibilidad de adaptar completamente el inmueble a su experiencia de compra.

En apenas un mes, los españoles no uniremos frente al televisor para seguir las campanadas de la Puerta al Sol mientras despedimos otro año con las tradicionales 12 uvas. Esta imagen de la Real Casa de Correos que inmediatamente nos viene a la cabeza es, probablemente, el mejor ejemplo del carácter único que tiene esta plaza para cualquiera que visite Madrid, un poder de atracción que convierte este enclave en un punto único para las marcas.

Puerta del Sol Lujo Consultoras inmobiliarias Retail
El redactor recomienda