El Málaga CF embargará a los Al Thani: se quedará sus acciones si no devuelven 7 M
  1. Empresas
AVENTURA FUTBOLÍSTICA

El Málaga CF embargará a los Al Thani: se quedará sus acciones si no devuelven 7 M

El club costasoleño ha decidido que se quedará con parte de la participación de la familia catarí si no paga los préstamos que se autoconcedió con dinero del equipo de fútbol

Foto: Reuters.
Reuters.

A la familia Al Thani le puede salir aún más cara su aventura futbolística. El jeque que en su día ya dilapidó más de 100 millones de euros en el sueño europeo del Málaga CF ahora incluso se expone a perder aún más poder de control en el equipo de fútbol. José María Muñoz asumió hace más de un año la administración judicial y ahora ha decidido que todo o nada: si los cataríes no devuelven los casi siete millones de euros que se autoconcedieron en préstamos, se cobrará ese importe con las acciones que tienen del club.

La amenaza es clara, pues diluiría aún más posición de los Al Thani después de que una sentencia judicial ya les obligara a compartir la propiedad con la cadena hotelera BlueBay. Los números le salen al administrador, pues cuenta con “una tasación que otorga un valor a las acciones por encima del importe adeudado”, según se recoge en las cuentas anuales, a las que han accedido El Confidencial y 2Playbook. Es decir, que quedándose parte de las acciones en autocartera pondrían fin a una deuda que se arrastra desde hace varias temporadas.

La amenaza recogida en las cuentas llega después de un año en que no se ha cumplido ninguno de los compromisos del máximo accionista del Málaga CF, que propuso un pago mensual de 30.000 euros hasta cancelar su deuda en 15 años. Como garantía de pago, también puso sobre la mesa un inmueble en Doha (Qatar) valorado en seis millones de euros.

Foto: Abdullah Al Thani, en febrero de 2018, a la salida del Juzgado de Primera Instancia número 12 de Málaga (EFE).

La resolución no se producirá en el corto plazo, y los actuales administradores del club de LaLiga SmartBank admiten que “se espera que el procedimiento se alargue en el tiempo”, si bien “las expectativas de que puedan ser cobrados a corto plazo no son elevadas”, según consta en su memoria anual. De momento, ese saldo pendiente de cobro se mantiene como un activo no corriente en el balance.

La deuda de los Al Thani con el conjunto andaluz viene de lejos y empezó a generarse prácticamente con su llegada y tras dilapidar una parte de su fortuna con las ambiciones de tener al equipo en Champions League. De entrada, hay dos créditos por valor de 4,3 millones a Nas Football, la mercantil a través de la que gestionaban el club: uno de dos millones en 2015-2016 y un segundo de 1,15 millones en 2017-2018, a los que se suman algo más de un millón de euros en intereses.

Por su parte, el consejo de administración cesado debe casi 1,4 millones en cuenta corriente y algo más de 875.000 euros por créditos concedidos por la entidad costasoleña. Por último, hay que añadir 2,6 millones de euros del club que fueron a parar al consejo de administración entre créditos y cuentas corrientes compartidas.

Foto: Sheikh Hamad bin Jassim bin Jaber al Thani.

La persecución de esta deuda se enmarca en el duro plan de ajuste que se ha impuesto en La Rosaleda desde la intervención judicial, y que incluye la presentación de dos expedientes de regulación de empleo (ERE), uno de ellos dirigido a la plantilla deportiva, que le han permitido ahorrarse 9,1 millones euros a cierre del presente ejercicio.

En todo este proceso de dar viabilidad al Málaga CF también se planteó dar entrada a un nuevo inversor mediante una línea de crédito de 8,6 millones de euros que pudiese convertirse en acciones posteriormente. Sin embargo, la administración judicial ha renunciado a esta vía ante el nuevo maná que supone el acuerdo de LaLiga con CVC, que en su caso supone una inyección de casi 45 millones de euros, de los que 25 millones llegarán ya este año, suficientes para rebajar la tensión de caja en las próximas temporadas, siempre que la deuda vaya a la baja.

Vuelta a beneficios en 2021-2022 tras perder 14 millones por la pandemia

Más allá del capítulo de deudas y de financiación, el negocio ordinario del Málaga CF sufrió el impacto del covid-19. En concreto, la entidad ha asumido 14 millones de euros de pérdidas en las dos últimas campañas por la pandemia.

En 2020-2021, el déficit fue de 4,1 millones, afectado por el cierre de La Rosaleda y la sequía del mercado de traspasos. Y todo ello, pese a recortar un 50% la masa salarial. El club andaluz prevé volver a beneficios en 2021-2022, con un superávit de 1,6 millones. Los ingresos totales crecerán un 10%, hasta 18,7 millones, gracias a la vuelta del público a La Rosaleda.

La facturación total se redujo un 31%, hasta 17,1 millones, según se refleja en su memoria anual, a la que ha tenido acceso 2Playbook. El objetivo para este curso es volver a beneficios apoyado en su masa social: 1,6 millones.

Abdullah bin Nasser Al-Thani Deudas Accionistas Cotizalia Sports