Las superfiestas de Sesderma con los acreedores y Mercadona en el jardín
  1. Empresas
UN 45 ANIVERSARIO EN CRISIS

Las superfiestas de Sesderma con los acreedores y Mercadona en el jardín

El dueño de la compañía de cosméticos celebra por todo lo alto el 45 aniversario de la fundación mientras adeuda más de 60 millones de euros a bancos y proveedores

Foto: Foto: Sesderma.
Foto: Sesderma.

Sesderma es una de las marcas de cuidado personal femenino más reconocidas del sector. Un producto de calidad que difiere mucho de la reputación que la compañía y sus gestores tienen en el mundo financiero, especialmente entre los acreedores a los que adeuda unos 60 millones de euros. Una empresa valenciana con serios problemas de solvencia cuyo dueño, el doctor Gabriel Serrano, pese a los continuos retrasos en los pagos, ha decidido celebrar por todo lo alto el 45 aniversario de su fundación.

Serrano, colombiano de nacimiento y valenciano de adopción, reservó hace poco más de un mes un salón del Hotel Palace de Madrid para recibir un premio otorgado por 'La Razón' por su aportación a la investigación sobre el covid-19. Una ceremonia, con 75 invitados, a la que asistió la ministra de Sanidad, Carolina Darias, encargada de conceder el galardón pese a que Sesderma fue sancionada por la Consejería de Salud de la Comunidad Valenciana por promocionar un producto contra el virus que no estaba homologado.

Después, el pasado 5 de noviembre, Serrano tiró de chequera por todo lo alto para montar una fiesta de dos días para unos 350 invitados, incluidas varias personalidades de Latinoamérica que aterrizaron en España en avión privado. El doctor se hizo cargo de todos los gastos del evento, que incluyeron una cena de gala ese mismo día en Masia Campo Aníbal, una finca palaciega propiedad de la familia Casanova, una de los mayores representantes de la burguesía local, con la actuación del bailaor flamenco Antonio Carmona. La celebración culminó con una segunda fiesta el sábado 6 en el Palacio de las Artes Reina Sofía, con un concierto de la soprano argentina Cristina Tola.

Foto: Sede operativa de Sesderma en Puçol (Valencia).

A los actos acudieron amigos de Serrano, como Paz Carceller, alcaldesa de Puzol, donde Sesderma tiene sus instalaciones principales; Rosa María Cárdenas Lesmes, cónsul de Colombia; Romina Catherine León Santos, cónsul de República Dominicana e Irina Felicia Marin, cónsul de Rumanía (país de su pareja) en Valencia. Doctores, dermatólogos, proveedores, 'celebrities', como Cristina Tárrega, exasesora del doctor, y algunos representantes de bancos y dirigentes de clubes deportivos a los que la compañía adeuda ciertas cantidades de dinero. La comidilla de las cenas fue que los festejos los estaban pagando, precisamente, los que estaban en los jardines de la finca como invitados.

La situación es tal que Sesderma contrató a Arcano para resolver sus agobios financieros. Pero la relación con el banco de inversión ha tenido sus más y sus menos, hasta el punto de que el contrato firmado se suspendió en un par de ocasiones. La entidad ha llegado a un acuerdo amistoso con el doctor, que considera que por si solo puede conseguir una solución. Unos problemas que detectó rápidamente Juan Arrizabalaga, el consejero delegado que apenas estuvo tres meses en la empresa por desavenencias con los cambios de humor del principal accionista. Sus diferencias se resolverán en los próximos días en los tribunales.

La familia Serrano, en un acto generoso e inteligente, ha decidido apartarse de la gestión de la compañía. Según ha comunicado el ejecutivo a la plantilla, "el objetivo de esta decisión es mi deseo de que la empresa tenga un carácter profesional". Una medida que ha supuesto la creación de un comité de dirección liderado por José de Carvajal, el nuevo consejero delegado llegado el pasado verano, tras una trayectoria por el mundo del capital riesgo. Sesderma ha fichado a un equipo de cerca de diez directivos para reordenar la compañía y negociar con los bancos una salida a la crisis.

Sesderma está negociando un acuerdo general con Mercadona

Una salida que pasa, sobre todo, por incrementar las ventas en un mercado competitivo donde las grandes enseñas internacionales gastan millones en 'marketing'. Por ello, los nuevos gestores han decidido que, sin dejar de apostar por su gama alta, la compañía también tiene que abordar el mercado de las marcas blancas. Por ello, Sesderma está negociando un acuerdo general con Mercadona, para elaborarle una serie de productos que estarán disponibles en sus lineales.

La empresa, con 60 millones de deuda y un Ebitda de 1,5 millones, a cierre de 2019, últimos datos oficiales, necesita cuidados. O un incremento muy relevante de las ventas o la entrada de un nuevo accionista que aporte unos 30 millones. O ambas cosas. El auditor ya ha advertido del diagnóstico y de las numerosas operaciones cruzadas entre la sociedad y las empresas personales del doctor, Pili Siglo XXI, que han ahuyentado a los potenciales compradores. No obstante, su marca sigue siendo un gran atractivo para inversores que ven en la cosmética un mercado con gran potencial.

Fuentes oficiales de Sesderma indican que "los indicadores financieros en la actualidad, tales como la cifra de negocio, el Ebtida y la deuda financiera neta, no hacen necesario el refuerzo del capital del grupo por parte de fondos de inversión". Estas fuentes añaden que el pasivo se ha reducido de forma significativa en lo que va de ejercicio, que el ratio de deuda financiera neta sobre Ebitda normalizado, a cierre de octubre 2021, de 3,7 veces, pero rechazan concretar los datos reales de beneficio operativo y pasivo con los que se obtiene ese cociente.

Arcano
El redactor recomienda