Es noticia
El Corte Inglés negocia con Carrefour, Lidl y Aldi la venta de una parte de Supercor
  1. Empresas
CON BANCO SANTANDER

El Corte Inglés negocia con Carrefour, Lidl y Aldi la venta de una parte de Supercor

El 'holding' de grandes almacenes contrata a Banco Santander para remodelar su red de supermercados, incluido el traspaso de una parte de sus tiendas de proximidad

Foto: Un cliente sale del Supermercado de El Corte Inglés. (EFE/Marta Pérez)
Un cliente sale del Supermercado de El Corte Inglés. (EFE/Marta Pérez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Corte Inglés quiere reestructurar sus dos principales líneas de negocio: la moda y los supermercados. Tras lanzar el proyecto de crear un gran grupo textil, para lo que negocia la adquisición de Cortefiel, el 'holding' de grandes almacenes se ha propuesto reestructurar su división de alimentación. Según han confirmado fuentes próximas a la operación, la compañía ha encargado al Banco Santander la venta de una parte de la red de Supercor, por la que se han interesado Carrefour, Aldi y Lidl.

Según estas fuentes, El Corte Inglés ha decidido reformular su división de alimentación, que en el primer semestre del año alcanzó una facturación de 1.200 millones de euros. Víctor del Pozo, consejero delegado del grupo, ha propuesto reforzar la marca Supermercados El Corte Inglés, que actualmente solo se usa en los centros comerciales, y sacarla a la calle, es decir, ponerla en los establecimientos que ahora operan bajo el nombre de Supercor. Una unificación de marcas que conlleva también la venta de una parte amplia de las 180 tiendas de proximidad que ahora tienen esta enseña.

Foto: Tienda de Cortefiel. (Reuters)

Para ello, El Corte Inglés ha dado el mandato al Banco Santander, uno de sus principales socios financieros y su principal acreedor, que ha iniciado los contactos con los potenciales compradores. La operación ha generado un gran interés en el sector, gracias al 'boom' de la alimentación surgida tras la irrupción de la pandemia. Según estas fuentes, el candidato que más empeñó está poniendo es Carrefour, para quien la compra de una parte de Supercor le permitiría reforzar su apuesta por su línea Express, las llamadas tiendas de conveniencia o proximidad, de un tamaño máximo de 500 metros cuadrados, con las que ha acercado a las calles de las principales ciudades de España la oferta original de sus centros comerciales.

De hecho, en los últimos cinco años, la cadena de distribución francesa ha duplicado el número de supermercados Express, hasta alcanzar el millar de establecimientos bajo esta enseña en España, cuyo crecimiento se basa en el régimen de franquicia. Este crecimiento incluye las cerca de 130 tiendas netas que adquirió a Supersol, la mitad de las cuales se transformaron en Carrefour Express. El grupo galo gestiona 206 hipermercados, 127 supermercados Market y 34 Supeco en nuestro país.

Foto: carro DIA supermercado. (Reuters)

Otro de los interesados es Lidl, el grupo alemán que ha invertido cerca de 1.700 millones de euros en la puesta en marcha de 180 establecimientos y tres almacenes, con lo que ya cuenta con más de 630 puntos de venta y 11 centros logísticos en España. El otro candidato es Aldi, que en los últimos cuatro años ha abierto más de un centenar de establecimientos, hasta alcanzar los 300 puntos de venta en España, una cuarta parte de los cuales son tiendas urbanas. El importe de la operación, según otras fuentes, oscila entre los 150 y los 200 millones, en función de cuál sea el perímetro final que se incluye en el paquete.

El Corte Inglés está analizando las ofertas recibidas por Supercor, pero todavía no ha tomado una decisión final sobre su venta. Especialmente porque, tras el acuerdo con Mutua, por el que el grupo de servicios financieros se convierte en socio de su división de seguros y accionista del 'holding', ya no necesita desprenderse de ningún activo con prisas. La compañía de distribución ingresará unos 1.000 millones por este acuerdo, dos tercios del importe que se comprometió en desinvertir con las agencias de 'rating' hasta finales de 2023.

La apuesta por Sánchez Romero

Una vez que se haga el 'rebranding' de la cadena y se aligere la red de tiendas, la gran apuesta de El Corte Inglés es extender la marca Sánchez Romero, la cadena de supermercados adquirida antes del verano por unos 35 millones de euros. El grupo quiere explotar los altos márgenes que generan los productos de esta enseña, centrada en la gama 'gourmet', para diferenciarse de la batalla por el 'low cost' liderada por Mercadona.

Según estas fuentes, El Corte Inglés ha decidido que el futuro gran supermercado que instalará en la Torre Caleido, el quinto rascacielos de oficinas y servicios que domina el final del paseo de la Castellana, en Madrid, será un Sánchez Romero. Precisamente, esta compañía, antes de ser absorbida por el grupo de grandes almacenes, había pujado por esta concesión para instalar un súper de 700 metros. El 'holding' quiere estrenar ahí un nuevo concepto de tienda, dirigido a un cliente más urbano, preocupado por la salud y el medio ambiente, y cuya cesta de la compra se nutre de productos de categoría superior. La escuela de negocios Instituto de Empresa y Quirón son los inquilinos de Caleido y potenciales consumidores del nuevo Sánchez Romero.

El Corte Inglés quiere reestructurar sus dos principales líneas de negocio: la moda y los supermercados. Tras lanzar el proyecto de crear un gran grupo textil, para lo que negocia la adquisición de Cortefiel, el 'holding' de grandes almacenes se ha propuesto reestructurar su división de alimentación. Según han confirmado fuentes próximas a la operación, la compañía ha encargado al Banco Santander la venta de una parte de la red de Supercor, por la que se han interesado Carrefour, Aldi y Lidl.

Supermercados Sánchez Romero Víctor del Pozo Venta
El redactor recomienda