Es noticia
Menú
Blackstone compra la navarra STI Norland para crear un gigante de 'renovables'
  1. Empresas
por 600 millones de euros

Blackstone compra la navarra STI Norland para crear un gigante de 'renovables'

Su participada Array, listada en el Nasdaq, pagará en torno a 600 millones por el fabricante de seguidores solares fundado por el empresario Xabier Blanco

Foto: Foto de archivo: Reuters/Brendan McDermid
Foto de archivo: Reuters/Brendan McDermid

El ‘gordo’ de las renovables ha caído en Pamplona antes de tiempo. El fondo de inversión Blackstone, a través de su participada Array Technologies, cotizada en el Nasdaq, ha comprado la compañía navarra STI Norland por cerca de 600 millones de euros, según fuentes financieras.

La compañía presidida y fundada por Xabier Blanco, principal accionista (60%), es el quinto mayor fabricante mundial de estructuras y seguidores solares para proyectos de energía fotovoltaica, tras completar un vertiginoso crecimiento en los últimos años y superar los 200 millones de negocio.

STI Norland ha completado la última parte de este camino junto al fondo Aurica Capital (Banco Sabadell), dueño del 40% desde comienzos de 2020 a través de su tercer vehículo, que puede hacer de esta desinversión la más rentable de su historia y competir por la mejor del sector en 2021.

Foto: Logo de Blackstone en la Bolsa de Nueva York. (Reuters/Brendan McDermid)

Fundada en 1996, el fabricante navarro fue pionero en Europa en el desarrollo de estructuras fijas para paneles y seguidores solares, con un foco internacional desde el principio, un proceso que aceleró tras la entrada de Aurica, pasando del octavo al quinto lugar como productor de ‘trackers’.

En la actualidad, STI Norland cuenta con fábricas en España y Brasil, pero está presente también en mercados como India, Australia o Sudáfrica, complementarios con los de Array Technologies, que pese a su tamaño, segundo fabricante del mundo, opera básicamente en EEUU.

Las magnitudes de la operación (13/14 veces ebitda) dejan claro el apetito inversor por verticales de negocios vinculados a las energías renovables. En este caso, la tesis de Blackstone pasa por hacer de Array Technologies un líder de un mercado que está aún por desarrollarse a escala global.

Foto: Pantalla de Blackstone. (Reuters)

La participada del fondo estadounidense, que entró en su capital el pasado mes de agosto para ejecutar un proceso de adquisiciones en el sector, factura cerca de 900 millones de dólares y un ebitda de 150 millones, con una capitalización bursátil de casi 3.000 millones.

Tras casi dos décadas en el proyecto, Xabier Blanco ha tardado menos de seis meses en completar la venta tras el mandato concedido a Lazard y Allen & Overy, proceso para el que incorporó a la compañía como primer ejecutivo a Javier Coloma un año antes, con la llegada de Aurica Capital. Cuatrecasas ha asesorado a Array.

Otro fabricante de seguidores nacional es Soltec, que dio el salto al parqué a finales de 2020 para reforzar su estructura de capital y financiar su entrada en la promoción de parques fotovoltaicos. El otro actor español es PVH, propiedad de Gransolar, pendiente de salir a bolsa o de una operación industrial.

El ‘gordo’ de las renovables ha caído en Pamplona antes de tiempo. El fondo de inversión Blackstone, a través de su participada Array Technologies, cotizada en el Nasdaq, ha comprado la compañía navarra STI Norland por cerca de 600 millones de euros, según fuentes financieras.

Blackstone Navarra Energía fotovoltaica