Es noticia
Menú
El coste de los ERE: los bancos que ajustan plantilla y oficinas pierden mercado
  1. Empresas
EN 2021

El coste de los ERE: los bancos que ajustan plantilla y oficinas pierden mercado

Las entidades que han llevado a cabo ajustes de plantilla y oficinas ven frenado su crecimiento en créditos. Abanca, Kutxabank, Cajamar y Bankinter, los beneficiados

Foto: Manifestación de trabajadores de CaixaBank ante la Torre KIO de Bankia antes de que se firmara el ERE. (EFE/J. J. Guillén)
Manifestación de trabajadores de CaixaBank ante la Torre KIO de Bankia antes de que se firmara el ERE. (EFE/J. J. Guillén)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los ERE tienen efectos secundarios. Estos procesos de regulación de empleo que han llevado de forma masiva los bancos durante 2021, reduciendo sus plantillas en 20.000 trabajadores, han provocado en casi todos los casos una pérdida de cuota de mercado en créditos, el negocio del que viven las entidades.

Aunque los banqueros y empresarios lo niegan, estos procesos generan ruido y distracción en la red comercial y complicaciones tecnológicas, que hacen que la actividad se resienta durante algunos meses. Este es el caldo de cultivo que llevan años aprovechando entidades como Bankinter, que sin ninguna gran compra en España no ha parado de aumentar su cuota de mercado gracias al rescate y fusiones de competidores.

En este entorno, ha habido entidades que han conseguido aumentar su cartera de crédito entre un 2% y un 10% en los nueve primeros meses del año, en medio de un mercado de crecimiento en hipotecas y, en menor medida, consumo, y cierta parálisis en el negocio de empresas. Coincide que todos los grupos que han conseguido estas cifras no han puesto en marcha ERE en los últimos meses: Abanca, Kutxabank, Cajamar y Bankinter.

Casualmente, en el quinto puesto de este 'ranking' aparece Unicaja Banco, que todavía no ha materializado su ERE —lo está negociando con los sindicatos—, pero cuyo proceso de fusión lleva en marcha muchos meses, con el ruido que eso puede generar en la red comercial. Su cartera de crédito crece un 1,2% en el año.

El impacto de los ERE

Por debajo de estas cinco entidades, todas han llevado a cabo grandes ajustes de plantilla en los últimos meses. De ellas, el de mayor impacto es el de CaixaBank, que tras su fusión con Bankia pactó con los sindicatos un ERE para 6.452 empleados, un 12,5% de la plantilla, y el cierre de 1.200 oficinas. Coincide que la entidad catalana es la que peor evolución en el saldo de crédito ha tenido en 2021, con una caída del 4%.

Desde la entidad catalana, lo achacan al menor apetito por conceder nuevas hipotecas, donde ya son líderes tras la unión de los dos mayores bancos en este segmento, y por la ralentización de la demanda en el negocio de empresas. "Y ahora estamos sintiendo algo de dolor de haber dado eso [mucha liquidez a empresas en 2020 con los ICO (Instituto de Crédito Oficial)]; [Nuestros clientes] están esperando las noticias sobre los fondos europeos Next Generation y estamos un poco detenidos", señaló ante analistas el director financiero, Javier Pano. El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, destacó el buen desempeño comercial en fondos de pensiones y seguros, que espera que se extienda pronto a otras líneas.

Foto: Foto: Reuters.

Hay otras cuatro entidades con ERE en marcha o ya completados que han visto ralentizada su actividad. Tras CaixaBank, la siguiente con peor comportamiento crediticio es Ibercaja Banco, cuya cartera se ha contraído un 1,3% en el año sobre todo por la amortización de hipotecas, que no ha compensado la nueva producción. Esta entidad tiene todavía en marcha un ERE de 750 empleados.

El siguiente banco es Santander, que ha llevado a cabo el mayor ajuste de oficinas del sector en el último año, con la desaparición de un 40% de sus sucursales en 2021. Estos cierres fueron acompañados de un ERE de 3.572 profesionales. Su saldo crediticio en España se redujo en un 0,6% en los nueve primeros meses del año. La evolución de BBVA y Sabadell es similar, con un crecimiento en la cartera de préstamos del 0,2% y 0,5%, respectivamente. Aun así, hay que tener en cuenta que cuando se cerraron estos datos la entidad catalana solo había puesto en marcha un 55% de su ERE, ya que la otra parte está ejecutándose actualmente para 1.380 profesionales.

"El crecimiento se debe a que tenemos procesos más ágiles y las oportunidades que nos pueda ofrecer el mercado, que estamos aprovechando". Como reconoció María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter, el río revuelto de los ERE brinda al resto un mar en calma ideal. Del que todo apunta que están pescando buenos clientes.

Los ERE tienen efectos secundarios. Estos procesos de regulación de empleo que han llevado de forma masiva los bancos durante 2021, reduciendo sus plantillas en 20.000 trabajadores, han provocado en casi todos los casos una pérdida de cuota de mercado en créditos, el negocio del que viven las entidades.

Banca
El redactor recomienda