Santander prevé mismos tipos en 2022 pese a la inflación y mejora el escenario macro
  1. Empresas
BENEFICIO DE 2.174M HASTA SEPTIEMBRE

Santander prevé mismos tipos en 2022 pese a la inflación y mejora el escenario macro

El banco ha presentado los resultados entre enero y junio, con un aumento del 98% interanual. La entidad liberará provisiones en el cuarto trimestre por mejorar perspectivas

Foto: José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander. (Efe)
José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander. (Efe)

Banco Santander mejoró sus resultados este año, aunque no han gustado al mercado. La entidad confía, en cualquier caso, en mejoras durante los próximos trimestres con la recuperación de la actividad y la liberación de provisiones. El grupo cántabro mejorará su escenario macroeconómico en el cuarto trimestre y espera que los tipos de interés sigan en los niveles actuales durante el próximo año. Asimismo, el consejero delegado, José Antonio Álvarez, ha asegurado que el banco siempre coopera en los procesos judiciales, incluyendo la investigación de la Fiscalía de Colonia que salpica al grupo por el presunto fraude de varios inversores conocido como 'cum/ex' en torno a los dividendos, a partir del que estos simulaban retenciones de impuestos para solicitar devoluciones. Hay 10 personas que trabajaban en el grupo que están siendo investigadas, pero el ejecutivo ha rechazado dar detalles.

Sobre las proyecciones macro, “pensamos que la inflación es un fenómeno más largo de lo que se decía pero temporal, y creemos que los tipos de interés seguirán en los niveles actuales en 2022”, ha comentado en rueda de prensa Álvarez. “Estamos en un escenario en el que ya hay países que han subido tipos, especialmente en Latinoamérica. Los bancos centrales miran mucho la inflación, y hace unos meses se achacaba a las cadenas de suministros y proveedores, ahora se han añadido elementos adicionales desde la energía, y hay más incertidumbre. Los mercados que antes preveían subidas de tipos en la eurozona en siete años, ahora lo descuentan en tres años. Y en Estados Unidos la Fed a finales del año que viene”, ha añadido Álvarez. Así, "si hubiera efectos de segunda ronda, la inflación acabaría afectando a la economía y al banco, pero no es el escenario central".

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander. (EFE)

El consejero delegado ha señalado también que en el cuarto trimestre cambiarán el escenario macro con el que trabajan, mejorando las perspectivas respecto al actual, que data del año pasado. Por ello, respecto al volumen de provisiones realizadas en 2020 por el covid de 2.500 millones, entre octubre y diciembre van a liberar entre 700 millones y 1.000 millones. “En España mantendremos la tónica actual y pensamos que caerán las provisiones”, ha remachado.

Ante la pregunta de si España podría estar en bancarrota, como sugirió el líder del Partido Popular, Pablo Casado, y sus efectos en la confianza de los agentes económicos, respondió que “el ruido político y la estabilidad institucional son condiciones de la estabilidad económica, cuanto más haya y más seguridad jurídica, esto ayuda a la economía. ¿Si unas declaraciones afectan? Una cosa es la dialéctica política y otra la estabilidad, no le daría trascendencia”.

El banco obtuvo un beneficio de 2.174 millones en el tercer trimestre, con un acumulado en los nueve primeros meses del año de 6.379 millones, lo que supone un incremento interanual del 87% respecto al ejercicio anterior, marcado por el covid. Sin embargo, los resultados han sido mal acogidos por el mercado, con una caída en bolsa superior al 3%. El grupo cántabro encabeza los números rojos en el Ibex.

En la parte de solvencia, la ratio de capital de máxima calidad, CET1 fully loaded, se situó en el 11,85%, con una mejora de 15 puntos básicos respecto a junio gracias principalmente a la generación orgánica a través del beneficio. Por su parte, el coste del crédito, variable clave que compara las provisiones con el crédito total, se situó en el 0,9%, bajando desde el 1,3% del año pasado.

Foto: Logo de Stellantis. (Reuters)

La ratio de morosidad del banco en España sigue siendo la más alta, al borde del 6%, ratio que ha ido bajando desde niveles superiores al 7% tras absorber Banco Popular. Álvarez, además de rechazar estar pensando en nuevas operaciones corporativas en el mercado español, ha indicado que para España se ha adoptado “una postura prudente, en España el aprovisionamiento es alto, y pensamos que bajará el año que viene. En el mundo de particulares estamos tranquilos, el desempleo es inferior al que teníamos en los modelos, y en empresas habrá que ver la fuerza de la recuperación, pero entendemos que estamos bien provisionados”.

El banco elevó el beneficio en Europa en un 98% interanual, con un incremento del 6% en clientes hasta los 15,9 millones, según ha explicado el director financiero, José García Cantera. En Norteamérica ha habido un repunte del 125% del beneficio, hasta los 2.288 millones, impulsado por Estados Unidos, que ha superado a Brasil como principal mercado, donde hay un golpe por la depreciación superior al 35% del real en los dos últimos años.

En la parte de costes, Santander prometió al mercado un ahorro de 1.000 millones en Europa. La previsión de la entidad que preside Ana Botín es alcanzar un ahorro de 600 millones este año. De cara al futuro, tras haber ejecutado el año pasado un expediente de regulación de empleo (ERE) en España, descarta nuevos ajustes de este tipo, aunque sí están pendientes reestructuraciones en marcha en Reino Unido y en Portugal.

En España, donde también revisan al alza su escenario macro, “ha habido un fuerte aumento de hipotecas, con récord de los últimos tres años, que compensa la caída del crédito a las empresas, que se compara con el aumento del año pasado por los préstamos ICO”, ha comentado Cantera. Para los próximos trimestres espera la misma tendencia de volúmenes, con costes manteniendo también la tendencia y un aumento de los ingresos por comisiones.

Inflación José Antonio Álvarez Tipos de interés
El redactor recomienda