No, CaixaBank no regalará dinero a clientes de Bankia, es solo una migración de sistemas
  1. Empresas
CAMBIO DE PLATAFORMA

No, CaixaBank no regalará dinero a clientes de Bankia, es solo una migración de sistemas

Los equipos tecnológicos de CaixaBank y Bankia se enfrentan en las próximas semanas a la integración de los sistemas, lo que implicará cambios puntuales en la operativa de los clientes

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La fusión entre CaixaBank y Bankia entra en la fase más determinante, en la que se la juegan los equipos tecnológicos. La entidad catalana prepara los últimos detalles para desconectar los equipos de Bankia dentro de poco más de dos semanas. Algo que está haciendo por fases para evitar un atasco de último momento y que ha generado de momento incidencias puntuales, según clientes consultados por este medio.

La fecha marcada en rojo en los calendarios es el viernes 12 de noviembre. Durante ese fin de semana, el área del banco liderada por Luis Javier Blas, director de Medios, cambiará el IBAN —número de cuenta— de los siete millones de Bankia.

Foto: Los logos de las entidades bancarias Bankia y CaixaBank antes de la fusión. (Reuters)

Esos tres días serán clave y podrían cambiar puntualmente la operativa de los usuarios de la antigua entidad nacionalizada. Así, habrá algunas horas en que no funcionará Bizum. También habrá un periodo de tiempo en que su saldo en cuenta no se actualizará, por lo que podrán retirar dinero de los cajeros sin que parezca que se gasta el dinero ahorrado. Este es un efecto que se produce en todas las fusiones y que las entidades tratan de prevenir, para evitar los posteriores sustos de sus clientes.

Este momento de desenchufar una entidad y conectarla a otra ha producido grandes sustos en el pasado, como el que tuvo Banco Sabadell al migrar a un nuevo sistema su filial británica TSB. Esto le provocó problemas en la operativa y una crisis con el Parlamento británico, que se saldó con un impacto millonario.

placeholder José Ignacio Goirigolzarri (i), presidente de CaixaBank, y el CEO Gonzalo Gortázar (d). (EFE)
José Ignacio Goirigolzarri (i), presidente de CaixaBank, y el CEO Gonzalo Gortázar (d). (EFE)

Los equipos tecnológicos de CaixaBank y Bankia llevan meses trabajando para evitar este escenario. Estas dos entidades son de las que más fusiones han protagonizado en la última década. El grupo catalán ha protagonizado adquisiciones como las de Banca Cívica, que agrupaba tres cajas, Banco de Valencia y Barclays España. Por su parte, Bankia nació como integración de siete cajas, lideradas por Caja Madrid y Bancaja, y posteriormente agrupó también el negocio de las tres entidades que formaron BMN.

La concentración informática de la caja madrileña y valenciana generó problemas en la operativa con clientes en los días de mayor intensidad de los trabajos, especialmente en la banca 'online'. Ahora, clientes procedentes del banco nacionalizado han reportado también problemas en gestión de fondos de inversión, domiciliaciones y otras cuestiones en estas semanas de transición.

Foto: A partir del 12 de noviembre, los contratos de tarjeta de los antiguos clientes de Bankia se transmitirán a CaxaBank Payments & Consumer. (Reuters)

Al tratarse de la mayor fusión de las últimas décadas, CaixaBank ha puesto toda la carne en el asador para facilitar la integración de los dos sistemas. Las oficinas que venían de la entidad nacionalizada tienen un terminal con la tecnología CaixaBank aparejado a cada uno de los que procedían de Bankia. Con ello, muchas nuevas cuentas y productos que se han ido contratando por parte de clientes ya se han hecho bajo la operativa del grupo catalán.

Productos espejo

Lo mismo ha ocurrido en los cajeros. Las sucursales de Bankia tienen actualmente dos terminales, uno en la que se pueden hacer ingresos de efectivo y otro que no, ya que es el que se está adaptando a la nueva tecnología. En caso de incidencia, los clientes también pueden hacer esta operativa en ventanilla.

Estos equipos también han recurrido a 'productos espejo' para los casos en que el cliente originario de Bankia contrata, por ejemplo, hipotecas. Ante esta situación, la solicitud del préstamo se hace bajo los sistemas de la entidad nacionalizada, pero a su vez se va tramitando el mismo crédito con la tecnología CaixaBank, con lo que cuando acabe la integración los trámites de la hipoteca no tienen que empezar de cero.

CaixaBank ha pedido a sus clientes que descarguen cuanto antes su 'app'

Otra de las problemáticas surgidas es con los fondos de inversión, que tendrán limitados temporalmente los traspasos para evitar que la operación esté en marcha durante la integración del 12 de noviembre. La entidad ha comunicado esta circunstancia con tiempo a sus partícipes y dará alternativas en caso de que alguno necesite liquidez.

Desde CaixaBank, explican que lo más importante para todos los clientes procedentes de Bankia es que se descarguen cuanto antes la aplicación CaixaBank Now, con la que podrán operar con sus claves antiguas siempre y cuando su oficina tenga registrado el número móvil, por motivos de verificación. En el caso de las actuales tarjetas Bankia, seguirán funcionando con normalidad un año, momento en el que se cambiarán por una con el nuevo logo de la entidad. Al igual que en otras fusiones, el cambio de IBAN y toda la migración no exigirán ninguna gestión por parte del cliente.

La fusión entre CaixaBank y Bankia entra en la fase más determinante, en la que se la juegan los equipos tecnológicos. La entidad catalana prepara los últimos detalles para desconectar los equipos de Bankia dentro de poco más de dos semanas. Algo que está haciendo por fases para evitar un atasco de último momento y que ha generado de momento incidencias puntuales, según clientes consultados por este medio.

Banca
El redactor recomienda