Galán aplaude al Gobierno por dar marcha atrás contra las eléctricas
  1. Empresas
PRIMERAS DECLARACIONES

Galán aplaude al Gobierno por dar marcha atrás contra las eléctricas

El presidente de Ibedrola da por buena la modificación del real decreto anunciado en septiembre con el que el Gobierno pretendía frenar la escalada de la luz

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. (EFE)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. (EFE)

Ignacio Sánchez Galán ha pasado de atacar con dureza al Gobierno, de ordenarle retirar un real decreto sobre el sector eléctrico, de amenazarle con parar inversiones en España, a dar por buena la última modificación anunciada este martes por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que finalmente ha claudicado ante la presión de las empresas. El presidente de Iberdrola ha señalado en la presentación de resultados que la nueva norma, que reduce significativamente el primer impacto comunicado en septiembre, es más adecuada a los intereses de su compañía.

Galán se ha mostrado contento por la modificación del real decreto comunicado este martes por Ribera, con la que hasta hace bien poco mantenía una gran relación. En sus primeras declaraciones tras el anuncio de la ministra, el presidente de la primera eléctrica española ha señalado que “no afectará a los contratos firmados ya con las empresas, con los grandes clientes”, a las que había advertido que les tendría que subir el precio pactado por el incremento considerable del coste del gas en los mercados internacionales. “Les hemos mantenido los precios, con lo que hemos ahorrado 2.000 millones a la industria española”, ha aseverado.

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

En este sentido, Galán ha explicado ante las numerosas preguntas de los inversores que “no hemos cambiado las perspectivas de inversión en España. Las medidas anteriores crearon preocupación en los inversores. Hemos pedido estabilidad y predictibilidad. Ahora, con esta nueva clarificación, los planes no se modifican”. Una respuesta que contrasta con la decisión de la compañía, junto con Endesa, de no acudir a la última subasta de renovables adjudicada por el Gobierno mientras se presentaba a proyectos en Dinamarca, Reino Unido y Estados Unidos.

Su optimismo ha sido tal que ha reiterado los objetivos de beneficios y de dividendos del grupo para 2021 y 2022. El ingeniero salmantino ha argumentado que la estructura actual de tarifas en España, entre el sistema regulado y el liberalizado, no existe en otros países como Portugal o Francia, y que la volatilidad de los precios solo afecta a 10 millones de clientes, que representan apenas el 11% de la demanda de energía.

Foto: (Reuters)

Hace apenas una semana, en una nota de prensa que fue calificada como un órdago al Ejecutivo de Pedro Sánchez, Iberdrola instó a la ministra a retirar el real decreto anunciado en septiembre. "El Gobierno debe entender que no se debe gravar la producción en un momento tan delicado, especialmente tras comprobar que no se han producido beneficios extraordinarios", indicó.

En el comunicado, la compañía "constató la voluntad del Gobierno de la Nación de corregir aquello que no se ha hecho bien y llegar a un acuerdo", pero le apremió a "corregir los errores", que atribuyó a la falta de información. Según Iberdrola, el tiempo ha demostrado que las empresas eléctricas no se han lucrado del entorno de precios elevados con unos beneficios extraordinarios que Transición Ecológica ha limitado al 90%. "Rectificar es de sabios", concluyó.

Resultados

La compañía ha presentado este miércoles sus resultados a cierre de septiembre. La energética registró un beneficio neto reportado de 2.408 millones de euros durante los nueve primeros meses. Esto supone un descenso del 10% respecto a un año antes, ya que, según ha dicho Iberdrola, la empresa se ha visto afectada negativamente por los altos precios de la energía, nuevos impuestos y menores extraordinarios.

Las inversiones en España ascendieron a 1.593 millones, un 21% más que en el mismo periodo de 2020 y han ido dirigidas al desarrollo de nuevos proyectos renovables por importe de 792 millones de euros; a redes inteligentes por 445 millones, y a mantenimiento de centrales y otras inversiones un total de 356 millones.

Ignacio Sánchez Galán
El redactor recomienda