Un centenar de fortunas puja por el legado que donó al Prado su histórico conservador
  1. Empresas
el legado de juan josé luna

Un centenar de fortunas puja por el legado que donó al Prado su histórico conservador

Hay historias que invitan a reconciliarse con el ser humano. Una de ellas la protagoniza Juan José Luna, un amante del arte que legó sus bienes al Prado, entidad a la que dedicó su vida

Foto: Entrada del piso que sale a subasta. (Ministerio de Hacienda)
Entrada del piso que sale a subasta. (Ministerio de Hacienda)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Hay historias que invitan a reconciliarse con el ser humano. Una de ellas la protagoniza Juan José Luna, un amante del arte que ha aportado al patrimonio de todos los españoles más de lo que 'a priori' se podría imaginar. En vida, lo hizo como conservador y jefe del departamento de pintura del siglo XVIII del Museo del Prado; tras su muerte, nombrando a la pinacoteca madrileña heredera universal de todos sus bienes.

Luna falleció en marzo del año pasado, a la edad de 74 años, y con medio siglo de vida ligado al museo, al que decidió seguir aportando todo lo que tenía también después de muerto. Una voluntad que empezará a cumplirse este miércoles, cuando el Museo del Prado acoja la subasta del piso que tenía Luna en uno de los mejores enclaves de Madrid, en el número 11 de la avenida Menéndez Pelayo, justo enfrente del parque del Retiro.

placeholder Vista de la entrada principal al Museo del Prado de Madrid.
Vista de la entrada principal al Museo del Prado de Madrid.

La pinacoteca, tras aceptar la herencia, delegó en la entidad pública Segipsa (Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio) organizar la venta de este espectacular ático de 339,86 metros cuadrados, que cuenta con dos trasteros y que sale a la venta con un precio de partida de 1,8 millones de euros.

Desde que Segipsa publicó los pliegos, más de un centenar de interesados han acudido a conocer la vivienda, visitas que se han mantenido hasta este martes, víspera de la subasta, que se celebrará este miércoles a las 12 del mediodía en el auditorio del Museo del Prado.

El dinero que se obtenga se destinará a comprar obras, preferentemente de la escuela francesa, que era la materia de conocimiento de Luna

El elevado número de interesados en visitar el inmueble invita a confiar en que Luna conseguirá legar a la pinacoteca una elevada cifra, dinero que se destinará en su totalidad, siguiendo la voluntad del conservador, a comprar obras, preferentemente de la escuela francesa, que era la materia de conocimiento de Luna.

El perfil del centenar largo de interesados lo conforman fortunas mexicanas, venezolanas y españolas, patrimonios lo suficientemente holgados como para pagar la fianza de 91.513 euros exigida para poder participar en la puja. El premio es una exclusiva vivienda, ubicada en un edificio histórico, con ocho balcones y vistas a tres calles diferentes: Menéndez Pelayo, Doctor Castelo y Antonio Acuña, algo realmente difícil de conseguir en el centro de Madrid y que ayuda a comprender el elevado interés despertado.

Hombre de arte

Luna era doctor en Filosofía y Letras, especialidad Historia, por la Universidad Complutense de Madrid y empezó a colaborar con el Museo del Prado en 1969. Once años después, ganó las oposiciones a conservador y, desde entonces, fue jefe de departamento, primero del de Pintura Francesa, Inglesa y Alemana y a partir de 2003 del de Pintura del Siglo XVIII.

Durante su dilatada trayectoria profesional, realizó diversas exposiciones en el Prado y escribió libros, guías, artículos y ponencias para congresos, relativos a las colecciones del Museo. También impartió clases como profesor asociado en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y en otros centros universitarios y dirigió varias tesis doctorales.

placeholder Imagen del interior de la vivienda.
Imagen del interior de la vivienda.

Académico numerario de la Real Academia de Doctores y de la Real Academia de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, formó parte del Patronato del Museo Español de Arte Contemporáneo y de la Junta Superior de Museos de España, fue patrono de la Real Fábrica de Vidrio y Cristal de La Granja, presidente de la Alliance Française de Madrid, vocal de la junta directiva de la Fundación Hispano-Británica, miembro de la Societé de l'Histoire de l'Art Française y del Centro de Estudios del Siglo XVIII y socio de honor del Instituto Francés de Madrid.

Este miércoles, cuando salga a subasta su vivienda, no solo estará en juego una oportunidad de inversión, sino, y sobre todo, la posibilidad de completar la obra a la que Luna dedicó toda su vida, incluso después de su muerte.

Hay historias que invitan a reconciliarse con el ser humano. Una de ellas la protagoniza Juan José Luna, un amante del arte que ha aportado al patrimonio de todos los españoles más de lo que 'a priori' se podría imaginar. En vida, lo hizo como conservador y jefe del departamento de pintura del siglo XVIII del Museo del Prado; tras su muerte, nombrando a la pinacoteca madrileña heredera universal de todos sus bienes.

Museo del Prado Venta
El redactor recomienda