UBS niega que diera margen a Santander y Orcel para negociar el finiquito
  1. Empresas
JUICIO

UBS niega que diera margen a Santander y Orcel para negociar el finiquito

Otros directivos han alegado que Orcel había transmitido a Santander que conseguiría que UBS asumiera una gran parte de los 35 millones, que nunca quedaría por debajo del 50%

Foto: Andrea Orcel, CEO de UniCredit, en el juzgado español. (Reuters)
Andrea Orcel, CEO de UniCredit, en el juzgado español. (Reuters)

UBS da su versión en la batalla entre el banquero italiano Andrea Orcel y Banco Santander. Dos de los principales directivos de la entidad suiza han declarado este miércoles en el juicio que se celebra en Madrid entre su exresponsable de banca de inversión y el banco español: Axel Weber, presidente del grupo helvético, y Mark Shelton, director de Compensaciones.

En sus declaraciones, hechas de forma telemática, tanto Weber como Shelton han mantenido que no dieron margen de negociación a Santander ni a Orcel para asumir parte del bonus que dejaba el banquero italiano en 2018, de 35 millones. Este pago diferido fue el argumento esgrimido por Banco Santander para anular el fichaje del financiero transalpino en enero de 2019, cuatro meses después de anunciarlo.

Foto: Andre Orcel. (Reuters)

Orcel reclama en este juicio 76 millones a Banco Santander por su fichaje frustrado: 20 millones por salarios en los dos años que tenía que haber sido CEO del grupo español, 17 millones por la prima de fichaje que el Santander pagaría por sus servicios, cerca de 30 millones por la parte del bonus de UBS que no pudo cobrar y 10 millones por daños reputacionales.

El juez debe determinar si la carta oferta que Orcel y Santander firmaron en septiembre de 2018 tenía validez de contrato o no, ya que el italiano reclama el cumplimiento del mismo o la indemnización. De ahí que el grueso de la vista haya girado en torno a los motivos de la ruptura y si los mismos invalidaban la carta oferta o no.

“Las decisiones se tomaron el 24 de septiembre en consejo. Fuimos muy claros en que íbamos a ser muy estrictos en la aplicación de nuestras normas, y se lo comunicamos a ambos. En ningún caso íbamos a negociar”, expuso Weber. Este precisó que comunicó esta decisión en dos ocasiones a la presidenta del Santander, Ana Botín, el 18 y 23 de septiembre, añadiendo que tenía una “convicción muy fuerte” al respecto, debido a que Orcel dejaba su entidad para fichar por un competidor.

¿Negativa a negociar?

En su declaración de mayo, Botín reconoció estas conversaciones aunque alegó que hasta noviembre no tuvieron la posición definitiva de UBS y que frente a la posición de Weber había otros directivos que trasladaban “lo contrario”, en referencia al ex consejero delegado, Sergio Ermotti, que no declara en este juicio.

De hecho, uno de los principales directivos de Recursos Humanos del grupo español, Roberto di Bernardini, que acaba de fichar por Danone, ha alegado que Orcel había transmitido a Santander que conseguiría que UBS asumiera una gran parte de los 35 millones, que nunca quedaría por debajo del 50%. Según este ejecutivo, no fue hasta diciembre de 2018 cuando el banco supo la parte del bonus ('buy out') que finalmente tendría que asumir.

A esto, Di Bernardini ha añadido que "no creo que Orcel estuviera dispuesto a aceptar la reducción del 'buy out'", y que incluso "pidió 2 o 3 millones más".

Por su parte, el secretario del consejo de Santander, Jaime Pérez Renovales, ha defendido que la carta oferta no fue un contrato porque estaba sujeta a diferentes condiciones yal desarrollo ampliado del acuerdo.

Foto: Andrea Orcel tras declarar en 2013 en el Parlamento británico. (EFE)
Las grabaciones de Orcel a Botín dinamitan un posible pacto extrajudicial
Jorge Zuloaga Álvaro G. Zarzalejos Óscar Giménez

El presidente de UBS también ha añadido que Orcel se mostró enfadado por la decisión del banco suizo en determinadas ocasiones, pero que esta determinación ya no tenía vuelta atrás.

Por su parte, Shelton ha reconocido que el banquero italiano perdió sus funciones a finales de septiembre de 2018 y que dejó de poder acceder a sus instalaciones en octubre. Fue para ir dejando poco a poco de tener información confidencial en UBS antes de recalar en Santander.

placeholder Ana Botín, presidenta de Santander, en el juzgado en mayo. (Reuters)
Ana Botín, presidenta de Santander, en el juzgado en mayo. (Reuters)

Una de las cosas que ha alegado Santander ante los directivos de UBS es que antes de la salida de Orcel hubo excepciones en el pago de bonus a otros directivos, aunque Shelton defendió que fueron antes de un cambio legal que hizo la entidad en 2012.

El banco español también sostiene que preparó una carta con Orcel que debía entregar este en la que se reclamaba que UBS cubriera un 50% del bonus de 35 millones. “No recuerdo esa carta en concreto”, expone Shelton.

Tras su fichaje frustrado, Orcel cambió su carta de renuncia para ir a Santander por una de “jubilación”, por la cual ha estado cobrando al menos hasta su reciente fichaje por UniCredit como CEO.

UBS Andrea Orcel
El redactor recomienda