Los Matutes demandan a Deutsche Bank por la operativa 'forex' y reclaman 500 millones
  1. Empresas
ENTRE 50 Y 100 EMPRESAS AFECTADAS

Los Matutes demandan a Deutsche Bank por la operativa 'forex' y reclaman 500 millones

El banco se defenderá "enérgicamente" contra la demanda de Palladium que, según dice, "carece de fundamento"

Foto:

Palladium Hotel Group, propiedad de la familia Matutes, ha demandado a Deutsche Bank por 500 millones de euros en concepto de daños y perjuicios por la supuesta venta indebida de derivados de divisas de riesgo que, alega, le ocasionó pérdidas considerables, según ha publicado este miércoles el diario londinense 'Financial Times'. Es lo que se conoce como operativa 'forex'.

La demanda, presentada el mes pasado ante el Tribunal Superior de Londres, es la última escalada de un escándalo en el que se acusa al Deutsche Bank de haber vendido productos financieros exóticos a pequeñas y medianas empresas en España, empujando a algunas de ellas a una situación financiera difícil.

Algunas de las presuntas víctimas son empresas que forman parte de Palladium Hotel Group, con sede en Ibiza, la séptima cadena hotelera de España, que afirma que Deutsche se aprovechó de su ingenuidad para venderle derivados que no entendía.

Foto: Logo de Deutsche Bank. (Reuters)

Deutsche declaró al 'Financial Times' que se defenderá "enérgicamente" contra la demanda de Palladium que, según dijo, "carece de fundamento". El prestamista alemán también subrayó que la demanda de Palladium era un caso aislado y que la consideraba diferente a las que había resuelto en el pasado. "No vemos ninguna razón para esperar más reclamaciones individuales de esta envergadura", dijo.

Las acusaciones más amplias han provocado la salida de dos altos cargos del banco Deutsche y acuerdos extrajudiciales, incluido un pago de 10 millones de euros al mayor exportador de vino de Europa, García-Carrión.

Deutsche está llevando a cabo su propia investigación interna sobre las acusaciones. El banco dice que solo "un número limitado de clientes" está directamente afectado, pero está investigando si otros podrían haber sido objeto de problemas similares. El 'FT' ha informado de que entre 50 y 100 empresas podrían estar implicadas.

Foto: Sede del Deutsche Bank en Frankfurt (Reuters)

Palladium, que gestiona 50 hoteles en Europa y América, entre ellos el Ushuaïa Ibiza Beach Hotel y el Hard Rock Ibiza, afirma que los complejos derivados que compró a Deutsche se presentaron como coberturas seguras contra las fluctuaciones de los tipos de cambio, así como contra las variaciones de los tipos de interés. Sin embargo, el grupo de propiedad familiar alega que dio lugar a comisiones y pérdidas "tan grandes que [tuvo] que pedir préstamos sustanciales" para cubrirlas.

En 2019, Palladium había realizado 259 operaciones de derivados. En su punto álgido, en 2017, suponían un importe nocional pendiente —la cantidad total a la que hacen referencia los contratos— de 5.600 millones de euros, una suma que eclipsaba el balance del grupo hotelero, según la demanda. Esta cifra se compara con las ventas consolidadas de Palladium, que ascienden a unos 700 millones de euros al año, y con sus beneficios anuales antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, que superan los 150 millones de euros.

Según la demanda, los acuerdos fueron realizados para Palladium por Antonio Matutes Juan, el hermano de 78 años del fundador de la empresa, Abel Matutes Juan, antiguo comisario europeo y ministro de Asuntos Exteriores, que sigue presidiendo el grupo hotelero.

Deutsche sugirió reestructurar las transacciones de forma que se incurriera en más comisiones y se produjeran pérdidas aun mayores

Aunque la multinacional es una de las empresas más grandes y sofisticadas en disputa con Deutsche, los abogados de Palladium en Estados Unidos, Quinn Emanuel, argumentan que la empresa carecía tanto de la experiencia como de las herramientas necesarias para entender el riesgo de los derivados y que el banco era plenamente consciente de la falta de conocimiento. Sostienen que el prestamista se aprovechó de una "estrecha relación personal" que Antonio Matutes Juan desarrolló con Amedeo Ferri-Ricchi, entonces jefe de divisas de Deutsche en Europa.

La demanda dice que Ferri-Ricchi cortejó a Antonio Matutes Juan en Ibiza en octubre de 2012, poco después de que Palladium sufriera pérdidas en operaciones de divisas con otros bancos. El operador supuestamente promocionó una estrategia de derivados de divisa diseñada "para ser segura". Antonio Matutes Juan, según la demanda, "depositó su confianza" en el criterio de Ferri-Ricchi, comprando derivados que eran "en la práctica imposibles de entender para un cliente corporativo".

Cuando la situación se complicó, Deutsche sugirió reestructurar las transacciones de forma que se incurriera en más comisiones y se produjeran pérdidas aun mayores, afirma la demanda, acusando al prestamista de tergiversar los riesgos a la baja.

El litigio está en curso. Ferri-Ricchi, que no es un acusado en el caso y no está involucrado en los procedimientos legales, dejó al prestamista alemán en 2019, un año antes de que comenzara la investigación, y niega las acusaciones formuladas contra él en la demanda.

En un comunicado, Deutsche describió a Palladium como un "inversor sofisticado con amplia experiencia en el uso de derivados" y añadió que el grupo "negoció y liquidó estos productos con el Deutsche Bank durante varios años sin que se produjeran quejas. Las operaciones se llevaron a cabo con pleno conocimiento y autorización de la empresa". Por su parte, Palladium declinó hacer declaraciones al 'FT'.

Financial Times Banca Empresas
El redactor recomienda