El BCE estudia subir el listón de capital a la mitad de los bancos españoles
  1. Empresas
DIÁLOGO SUPERVISOR

El BCE estudia subir el listón de capital a la mitad de los bancos españoles

El supervisor estudia cambios en las recomendaciones de capital para Sabadell, Cajamar, Abanca e Ibercaja, que se sumarían a los de las entidades fusionadas: CaixaBank y Unicaja

Foto: Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del BCE. (Reuters)
Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del BCE. (Reuters)

El Banco Central Europeo (BCE) aprieta las tuercas a las entidades españolas. El supervisor comunitario está finalizando durante estas semanas el diálogo supervisor, en el que comunica a cada banco cuál será la decisión de capital que comunicará a su consejo de administración a finales de año. Y, a la espera de que concluyan las negociaciones, todo apunta a que habrá cambios a peor para al menos la mitad de las entidades españolas supervisadas, según diversas fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Dichas fuentes explican que hay seis entidades a las que el brazo de supervisión del BCE —el Mecanismo Único de Supervisión (MUS)— está comunicando posibles cambios: Sabadell, Cajamar, Abanca, Ibercaja, CaixaBank y Unicaja. Desde estos bancos y el organismo europeo no hicieron comentarios.

Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters)

Estos cambios forman parte del Proceso de Evaluación y Revisión Supervisora (SREP, por sus siglas en inglés) que el MUS realiza una vez al año para las 114 entidades que hay bajo su paraguas. En este examen se analiza el modelo de negocio, los riesgos de capital, el gobierno corporativo y la liquidez, entre otros factores. Y de él salen dos notas que preocupan en gran medida a banqueros e inversores: el P2R, un requerimiento de capital que depende del perfil de riesgo de cada banco y que se anuncia ante el mercado a finales de año; y el P2G, un colchón adicional que el BCE 'recomienda' tener a las entidades y cuya cuantía no es pública.

Según las fuentes consultadas, el BCE ha planteado cuatro subidas de los colchones P2R, los que se tienen que comunicar al mercado, a Abanca, Ibercaja, CaixaBank y Unicaja Banco. La mayor sorpresa es con las dos primeras, a las que el supervisor habría decidido elevar el colchón exigido por cuestiones técnicas a pesar de que fueron de las que más mejoraron en los últimos test de estrés frente a los anteriores. De hecho, esta subida sería neutralizada con lo que 'a priori' ambos bancos tendrán en el otro colchón, el P2G, por su buena nota en los exámenes de julio.

​En el caso de CaixaBank y Unicaja Banco, su subida del requerimiento de capital se produce por sus fusiones con Bankia y Liberbank, respectivamente. El supervisor ha decidido hacer una media ponderada del P2R en este tipo de situaciones. La entidad catalana ya comunicó que este colchón pasaba del 1,5% de 2020 al 1,65%. En el caso de Unicaja todavía no es público cuánto más capital supondrá a la entidad malagueña absorber a la asturiana: el P2R del grupo andaluz fue del 1,75% y el de Liberbank, del 2,5%, el más alto de España junto a Cajamar (ver gráfico).

Alguna de estas decisiones están abiertas a la espera de la negociación que está en marcha entre entidades y BCE —diálogo supervisor—, que se cerrará en las próximas semanas, y en otro frente regulatorio abierto: el 'output floor', por el cual se ha fijado un suelo por debajo del cual las entidades no pueden ahorrarse provisiones, y al que se tienen que adaptar en los próximos años. A las entidades que decidan diferir esta factura durante unos años, les supondría una pequeña penalización en solvencia, o adelantar el golpe y rebajar el requisito de capital.

Sabadell y Cajamar

En el caso de Banco Sabadell y Cajamar, todo apunta a que los cambios van a llegar en el P2G, el colchón invisible a los inversores: "Es una recomendación específica del banco que indica el nivel de capital que el BCE espera que mantengan los bancos además de sus requisitos de capital vinculantes, que sirve como un amortiguador para que los bancos resistan el estrés", explica el supervisor.

Aunque el importe de este colchón es secreto, se rumorea que el nivel medio de las entidades españolas se sitúa en torno al 1%, por debajo de otros países europeos. El BCE ha introducido este año una nueva metodología que hace depender más el P2G de los test de estrés, en los que los dos peores bancos españoles fueron Sabadell y Cajamar.

El resto de entidades no afectadas por estos cambios son las cuatro que mejores notas —P2R— tienen: Santander (1,5%), BBVA (1,5%), Kutxabank (1,2%) y Bankinter (1,2%). Algunas de ellas están intentando conseguir mejoras adicionales en su situación tras los test de estrés, aunque todavía no tienen el visto bueno del supervisor, según las fuentes consultadas.

El Banco Central Europeo (BCE) aprieta las tuercas a las entidades españolas. El supervisor comunitario está finalizando durante estas semanas el diálogo supervisor, en el que comunica a cada banco cuál será la decisión de capital que comunicará a su consejo de administración a finales de año. Y, a la espera de que concluyan las negociaciones, todo apunta a que habrá cambios a peor para al menos la mitad de las entidades españolas supervisadas, según diversas fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Banco Central Europeo (BCE) Bancos españoles
El redactor recomienda