‘Spray and pray’: así es Think Bigger, el fondo que invierte en más ‘startups’ en España
  1. Empresas
RENDIMIENTO POR ESTADÍSTICA

‘Spray and pray’: así es Think Bigger, el fondo que invierte en más ‘startups’ en España

La gestora Think Bigger busca otros 20 millones para reinvertir tras levantar 50 de AndBank, ‘family offices’, el ICO o el IVF. La estrategia es lanzar semillas de 100.000 euros y retornar por estadística

Foto: Miembros del equipo de Think Bigger Capital y Demium.
Miembros del equipo de Think Bigger Capital y Demium.

La inversión en capital semilla y presemilla ha ido ganando profesionalización en España. La aportación de recursos en fases muy iniciales de proyectos de emprendimiento parecía hasta hace unos años reservada a entidades respaldadas por los servicios públicos de promoción económica, aceleradoras apoyadas por aventureros del riesgo o mecenazgos o, directamente, patrimonios familiares que daban un espaldarazo a las verticales o ideas de alguno de sus miembros.

Las estructuras financieras más complejas parecían reservadas para fases más avanzadas, con productos mínimos viables testados, equipos consolidados y un histórico en facturación o crecimiento. Esto tiene una explicación: la aversión al riesgo. Difícilmente inversores particulares o institucionales entraban en vehículos sin ciertas garantías de retorno. Esto es algo que ha empezado a cambiar. La catalana Sitka Capital o Toubkal Parterns son ejemplos de vehículos que dedican una parte de su 'portfolio' a la etapa 'pre-seed'.

Algunos han ido un paso más allá, equiparando la arquitectura jurídica a la de los modelos de inversión regulados y supervisados

Algunos han ido un paso más allá, equiparando la arquitectura jurídica a la de los modelos de inversión regulados y supervisados. Es el caso de The Valley Venture, Big Sur Ventures o Think Bigger Capital, registradas como gestoras en la Comisión Nacional del Mercado de Valores y con fondos bajo gestión de tipo cerrado.

Think Bigger Capital ha sido capaz de levantar 50 millones de euros para dirigirlos en exclusiva a iniciativas en etapas muy tempranas. Tanto, como que la inversión se produce tras un primero proceso de selección de un equipo emprendedor y su asociación con una posible idea de negocio. La gestora ha puesto en marcha un fondo (Think Bigger Fund) respaldado por el ICO y el Instituto Valenciano de Finanzas, pero que ha asumido entidades privada como AndBank (con 18 millones de euros), fondos de pensiones y un 'family office' alemán que ha inyectado algo más de siete millones y cuya identidad los promotores guardan en secreto.

placeholder Sede de la CNMV. (EFE)
Sede de la CNMV. (EFE)

La gestora está participada por Demium, la aceleradora fundada por Jorge Dobón, que ha consolidado un sistema de selección de proyectos basado en la captación de talento. Demium realiza una suerte de competiciones periódicas de emprendedores que comenzaron inicialmente en Valencia, pero que se han extendido ya a Barcelona, Madrid, Málaga, Lisboa, Atenas, Polonia y Ucrania. Los participantes pueden ser 'startups' o individuos. "Tenemos un equipo que ayuda a identificar tendencias. En Demium, trabajamos en el proceso de creación de equipo y en encontrar el negocio en un programa de seis meses de incubación. Invertimos una vez se crea la empresa. Los que más pronto consiguen arrancar es al final del tercer mes", explica Dobón.

De la aceleradora de Demium nacieron 'startups' hoy consolidadas y que han sido capaces de levantar fuertes rondas de financiación. El caso estrella es Voicemod, una empresa especializada en dotar de herramientas de modulación de voz a los usuarios de videojuegos. Acumula 25 millones de descargas. Su valoración se estima en 100 millones de euros. Singularu (joyas) y Citibox (buzones inteligentes) son otros proyectos empresariales nacidos en la factoría de Demium.

Foto: Emprendedores, en un espacio de 'coworking'. (EFE) Opinión

Think Bigger es el paso natural de crecimiento de la propia aceleradora. Crear su propio vehículo de captación de financiación para arrancar cuantos más proyectos mejor. Es la estrategia de lo que en el mundo anglosajón se conoce como 'spray and pray' (reparte y reza). El riesgo de invertir en 'startups' tan seminales y poco testadas se compensa con la multiplicación de las operaciones. El retorno es una cuestión casi estadística. El tique medio de inversión del fondo es de 100.000 euros. Es en una segunda fase, cuando la empresa empieza a madurar, cuando se eleva la inyección: 'water the winners' (riega a los ganadores). El folleto de Think Bigger remitido a la CNMV fija 500.000 euros como tope de inversión por operación.

"En el sector tecnológico, existe mucha dispersión entre los que funcionan y los que no. Hay mucha volatilidad en los resultados. Invertimos 100.000 euros y les ayudamos a ponerse en marcha. Al final conectamos con la red de inversores para que sigan invirtiendo. Es cuando entran los 'business angels'. Nosotros nos reservamos 300.000 para poner en las mejores cuando haya otro fondo", dice Dobón. Según explica, un Voicemod compensa con creces a todos los que se han quedado por el camino.

Profesionalización en la gestión

Para lanzar la gestora y el fondo y dar un paso adelante al modelo de Demium, se produjo hace varios meses un proceso de profesionalización de la estructura. Monte Davis, que llega de la tecnológica NTT tras pasar por Australia y Reino Unido, ha asumido el rol de CEO de Demium. El malagueño Álvaro Villacorta (fundador de Food Messenger y Hello Givers) es el 'managing partner' de la gestora Think Bigger, presidida por Santiago Reyna. Entre los perfiles de las participadas hay desde Kaikoo (videojuegos) hasta Emendu (una 'app' de 'renting' de tecnología).

Los inversores confían en una aceleración de las operaciones para cumplir con el plan de poner en marcha 225 proyectos de emprendimiento

Los inversores del fondo confían en una aceleración de las operaciones para cumplir con el plan fijado de poner en marcha 225 proyectos de emprendimiento. Hasta ahora son 60 los que han pasado el filtro del comité de evaluación, pero aun con todo es una cifra muy elevada para un inversor de capital presemilla. Son pocos los fondos con tanta generación de 'portfolio' en el país. Lanzadera, la gran aceleradora de Juan Roig en Valencia, ha ampliado su programa para acoger un centenar de iniciativas nuevas este año, a las que proporciona asesoramiento, contactos con capital y, en muchos casos, financiación, préstamos. Pero su brazo inversor, Angels Capital, es mucho más selectivo a la hora de seleccionar participaciones. Hasta ahora es un modelo distinto.

Dobón y su equipo trabajan ahora en la creación de un segundo vehículo para Europa del Este y para acompañar el 'portfolio' de participadas cuando entren en nuevas rondas de financiación. Se ha marcado como objetivo levantar otros 20 millones.

Capital riesgo Fondos de Inversión Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda