Culmia, Sareb y Metrovacesa salvan su megaproyecto de viviendas en Puerto Sherry
  1. Empresas
Tras tumbarse el PGOU

Culmia, Sareb y Metrovacesa salvan su megaproyecto de viviendas en Puerto Sherry

Las tres promotoras están detrás del proyecto para levantar un millar de viviendas en este enclave de Puerto de Santa María, municipio al que el Supremo acaba de tumbar su PGOU

Foto: Vista aérea de Puerto Sherry y los terrenos donde se proyectan casi 1.000 viviendas.
Vista aérea de Puerto Sherry y los terrenos donde se proyectan casi 1.000 viviendas.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La noticia cayó como un auténtico jarro de agua en El Puerto de Santamaría. El pasado junio, el Tribunal Supremo confirmó la anulación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la localidad gaditana, aprobado en 2012, decisión que desató un auténtico terremoto urbanístico, ya que el municipio estaba inmerso en varios megaproyectos que ahora han quedado en tierra de nadie.

Entre los principales afectados por esta decisión está Acciona, que apenas un mes antes había adquirido una enorme bolsa de terreno de 85.000 metros cuadrados en la zona conocida como Cangrejo Rojo, donde tenía previsto promover un hotel de categoría cuatro estrellas superior con hasta 200 habitaciones, más de 130 apartamentos turísticos y una zona residencial de unas 120 viviendas. Planes ahora en el limbo.

Foto: Vista aérea de los terrenos de Acciona en Puerto de Santa María.

Una suerte dispar a la corrida por otros tres gigantes nacionales del mercado inmobiliario, Culmia, Metrovacesa y Sareb, que sí han podido salvar sus proyectos para desarrollar cerca de un millar de viviendas en el elitista Puerto Sherry. Según han confirmado varias fuentes conocedoras, los sectores conocidos como La China y Puerto Marinero son anteriores al Plan General ahora anulado, lo que les ha permitido retomar sus planes acogiéndose al PGOU de 1992, que ya contemplaba su desarrollo.

De hecho, las mismas fuentes apuntan a que estas compañías, que junto a la familia Oliver conforman la comisión gestora, solo han tenido que modificar el PERI (Plan Especial de Reforma Interior) para adaptarse al plan urbanístico de los 90, un trabajo que está ya redactado y presentado, pendiente de la correspondiente tramitación, junto a la valoración medioambiental.

placeholder Imagen de Puerto Sherry.
Imagen de Puerto Sherry.

Se trata de documentación que estaba ya muy avanzada bajo el marco del PGOU anulado y que ahora provocará un retraso de unos meses, impacto mínimo en comparación con la suerte que han vivido otros importantes proyectos residenciales de El Puerto. Los planes de la comisión gestora pasan por iniciar las obras de urbanización en la primavera de 2023 y las de promoción un año después, lo que supondría poder estar entregando las primeras viviendas en torno a 2026.

Árqura, la promotora creada por Sareb junto a Aelca, es el principal accionista de este desarrollo con un peso del 33%, mientras que Metrovacesa, Culmia y Oliver cuentan las tres con participaciones del entorno del 20%. La edificabilidad del sector superará los 116.000 metros cuadrados construidos, de los cuales unos 106.000 metros cuadrados serán para usos residenciales y otros 10.000 metros cuadrados para terciario y comercial.

Foto: Rivero y Bores inician la reestructuración del Nuevo Puerto Sherry con una inversión de 100 millones

Los planes de las promotoras pasan por promover cerca de 1.000 viviendas repartidas en urbanizaciones de planta baja y tres alturas y una gran zona ajardinada. Estos futuros hogares se reparten entre la zona de La China, que cuenta con 53.900 metros cuadrados de edificabilidad con algo más de 460 viviendas proyectadas, y el Pueblo Marinero, que suma otros 52.100 metros cuadrados y 480 viviendas, de las cuales ya hay construidas 160.

Además, están proyectados 11.000 metros cuadrados de zonas verdes y 9.000 metros cuadrados para equipamientos, muchos deportivos, en línea con el polo de atracción que supone ya Puerto Sherry. Un enclave que lleva décadas esperando su desarrollo, un destino que en 1994 se vio truncado por la decisión de Joaquín Rivero, entonces presidente de Metrovacesa y dueño de Puerto Sherry, de instar la quiebra, agujero en el que estuvo 13 años, hasta 2008, justo cuando estalló la peor crisis inmobiliaria que se recuerda en España.

Ahora, en cambio, y por primera vez en décadas, parece que la suerte se ha posicionado de su lado y, en medio del varapalo que se ha llevado todo el urbanismo de El Puerto, este proyecto ha podido desmarcarse y seguir adelante.

La noticia cayó como un auténtico jarro de agua en El Puerto de Santamaría. El pasado junio, el Tribunal Supremo confirmó la anulación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la localidad gaditana, aprobado en 2012, decisión que desató un auténtico terremoto urbanístico, ya que el municipio estaba inmerso en varios megaproyectos que ahora han quedado en tierra de nadie.

Metrovacesa Tribunal Supremo SOLVIA
El redactor recomienda