Iberia plantea un ERTE para más de 5.000 empleados por la baja demanda de vuelos
  1. Empresas
ANTE EL FIN DE LA AYUDA PÚBLICA

Iberia plantea un ERTE para más de 5.000 empleados por la baja demanda de vuelos

La aerolínea cita a los sindicatos para negociar en una semana un plan de bajas temporales ante el fin de los ERTE por causa de fuerza mayor sufragados por el Gobierno

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

La luz roja se ha encendido en Iberia. La aerolínea propiedad de International Airlines Group (IAG) ha convocado a los sindicatos para negociar un procedimiento colectivo de suspensión temporal de contratos y reducción de jornada de carácter colectivo, por razones organizativas y productivas. Es lo que se conoce como ERTE ETOP, por causas económicas y no por fuerza mayor, como han aplicado la mayoría de empresas del sector debido a la pandemia.

El ajuste temporal de empleo afecta a todas las líneas de negocio de Iberia, que cuenta con una plantilla próxima a los 15.200 empleados. La compañía ha llamado a sindicatos de tierra (USO, CGT, Cesha, UGT y CCOO), así como a los representantes de los pilotos y de cabina. Fuentes oficiales de la aerolínea española explican que la decisión responde a que la demanda para los próximos meses está entre un 30 y un 35% por debajo de lo que era habitual antes de la irrupción del covid-19 y ante la incertidumbre sobre la prolongación de los ERTE en el sector por parte del Gobierno.

El grupo hispano-británico ha pedido a los sindicatos iniciar un periodo de consultas para acordar la suspensión de contratos

Moncloa todavía no se ha pronunciado sobre si va a alargar la situación actual, que vence el próximo 30 de septiembre, o si la va a ampliar, pero con peores condiciones para las compañías. El sector hotelero está presionando para que al menos llegue hasta el 31 de diciembre, debido a que todavía no se espera un repunte considerable de la demanda de los turistas extranjeros, especialmente ingleses y alemanes que venían a España a pasar el otoño en busca del buen tiempo. En Iberia confían en la flexibilidad del Gobierno, pero, ante la falta de concreción, han decidido poner en marcha un plan B lo antes posible.

La sociedad del grupo hispano-británico ha pedido a los sindicatos iniciar un periodo de consultas para acordar la suspensión de contratos y reducción de jornada de carácter colectivo por razones organizativas y productivas, al considerar que es la mejor vía para "garantizar los puestos de trabajo a futuro". Iberia quiere firmar un pacto con los representantes de los empleados, pero en caso de no hacerlo se vería obligada a adoptar medidas drásticas.

Aunque Ryanair aseguró esta semana que las perspectivas para el otoño y el invierno eran mejores de lo previsto y el Reino Unido ha rebajado las exigencias para volar a otros países, el sector está sufriendo el cierre de los cielos de Estados Unidos, que sigue vetado para la mayoría de los ciudadanos de la Unión Europea. Lo mismo ocurre con varios países de Latinoamérica, que aplican restricciones muy duras, así como Japón y China. A ello se suma la caída de los viajes corporativos o 'business travel', que se han derrumbado por el uso masivo de videoconferencias.

Iberia ha dado siete días a los empleados para negociar las condiciones del ERTE, por lo que no puede concretar a cuántos afectará

Iberia tenía hasta el pasado mes de mayo a cerca del 30% de la plantilla, unos 5.000 trabajadores, en ERTE por fuerza de causa mayor. Una modalidad por la que la compañía se ahorra gran parte de la nómina y otros gastos laborales, de los que se hace cargo el Gobierno. Ahora, si el Ministerio de Economía no prolonga esta vía para que las compañías hagan frente a los rescoldos de la pandemia, el nuevo ERTE por causas económicas tendrá peores condiciones para la plantilla.

Otras fuentes indican que Iberia ha estado funcionando este verano a una capacidad de entre el 65-70%. Pero la ocupación de los aviones y los ingresos han estado por debajo, más cerca del 50%. La aerolínea no espera recuperar los niveles previos al covid-19 antes de 2023, por lo que en los sindicatos dan por hecho que habrá ajustes laborales más pronto que tarde. Iberia ha dado siete días a los empleados para negociar las condiciones del ERTE ETOP, por lo que todavía no puede concretar a cuántos afectará. Pero en los sindicatos se da por hecho que alcanzará a entre 5.000 y 6.000 personas, cerca de un tercio del total.

IAG registró unas pérdidas de 2.048 millones de euros en el primer semestre del año, un 46,3% por debajo de los 3.813 millones que se apuntó en ese periodo de 2020, lastrada aún por la pandemia del covid. Los ingresos del grupo ascendieron a 2.212 millones de euros, un 58,2% menos que un año antes, con peor evolución en los derivados del pasaje, que situaron en 1.141 millones de euros, un 72,3% menos que en enero-junio de 2020. El 'holding' arrastra una deuda de 12.000 millones debido a los acopios de liquidez que ha llevado a cabo para afrontar la crisis. Luis Gallego, consejero delegado de IAG y antes presidente de Iberia, descartó este domingo una ampliación de capital para aguantar lo que reste de pandemia, como sí ha anunciado easyJet.

Sindicatos IAG UGT
El redactor recomienda