Almeida activa la luz verde a Metrovacesa para hacer pisos de lujo en la Colonia Banesto
  1. Empresas
promoción estrella

Almeida activa la luz verde a Metrovacesa para hacer pisos de lujo en la Colonia Banesto

El ayuntamiento da la aprobación inicial al proyecto de Lamela para convertir las antiguas viviendas de empleados de Banesto, donde aún viven algunos, en una promoción estrella

placeholder Foto: Ciudad Banesto, y la colonia de viviendas de empleados, está en una de las mejores zonas de Madrid.
Ciudad Banesto, y la colonia de viviendas de empleados, está en una de las mejores zonas de Madrid.

Hace cuatro años, los vecinos de Colonia Banesto, un complejo de 160 viviendas situado en uno de los mejores enclaves de Madrid, la zona de Arturo Soria, empezaron a recibir burofaxes anunciándoles que debían abandonar sus viviendas en dos meses por rescisión de contrato. Todavía hoy, algunos vecinos se preguntan si aquella actuación de Metrovacesa fue un intento de coacción o si la inmobiliaria, a la que Banco Santander había traspasado estos terrenos, realmente desconocía que tenían un tipo de acuerdos por los que no podían echarles.

Sea como fuere, y tras el escándalo mediático, la realidad es que las aguas volvieron a su cauce, Metrovacesa retiró la amenaza de desahucio y, como ya antes había hecho el banco, se sentó a negociar con los vecinos alternativas habitacionales y económicas para intentar convencerles de que abandonasen sus viviendas. Unas ofertas que, según han asegurado varios inquilinos a este medio, llegan a multiplicar por 10 las cifras que les plantearon en el pasado, lo que ha permitido rebajar de casi 40 a una decena el número de pisos que siguen ocupados en Colonia Banesto.

Foto: Antigua sede del Banesto comprada por Acciona al Santander. (EFE)

En paralelo, la inmobiliaria ha ido tramitando el proyecto que quiere promover en este complejo, un trabajo de Estudio Lamela que acaba de recibir luz verde del Ayuntamiento de Madrid y que sienta las bases de una de las promociones estrella de Metrovacesa desde que salió a bolsa. En concreto, el consistorio dirigido por José Luis Martínez-Almeida ha concedido la aprobación inicial al estudio de detalle del plan, proyecto que todavía debe pasar la burocrática fase de información pública, que concluirá el próximo 5 de octubre.

El ayuntamiento ha autorizado a la inmobiliaria un trasvase de edificabilidad entre las dos parcelas que componen la antigua Colonia Banesto, ahora bautizada como Mesena 80, lo que permitirá promover dos bloques de mayor altura, con ocho plantas más el ático, en la zona que linda con la futura sedede Acciona, mientras que el área más próxima a las viviendas unifamiliares que rodean el complejo contará con tres edificios de cuatro alturas más el ático.

placeholder Imagen del complejo de Mesena 80.
Imagen del complejo de Mesena 80.

Entre las dos parcelas, suman 18.400 metros cuadrados de edificabilidad residencial, hasta ahora divididos a partes iguales y que pasarán a repartirse en 10.900 y 7.500 metros cuadrados, respectivamente. El proyecto de Lamela contempla construir entre 60 y 80 viviendas por parcela y hasta 280 plazas de aparcamiento (160 en la parcela más grande y 120 en la menor), cifras que prometen un jugoso cheque para Metrovacesa, ya que el precio medio de compra en este enclave supera los 4.000 euros el metro cuadrado, importe superior cuando se trata de obra nueva.

La inmobiliaria prevé demoler todos los edificios que existen en la actualidad, y que datan de los años cincuenta y sesenta, e invertir más de 30,6 millones de euros en los trabajos necesarios para levantar las nuevas viviendas proyectadas por Lamela: 2,21 millones corresponden a la tramitación urbanística, 1,84 millones a las obras de demolición, 25,93 millones a las obras de nueva planta y 675.000 euros los destinará a trabajos de reordenación y reurbanización de los espacios libres de parcela.

Hace cuatro años, la promotora intentó echar a los vecinos, pero desde entonces está negociando y mejorando condiciones

Pero frente a todos estos números fríos, existe todavía un importante elemento humano: la decena de viviendas que continúan habitadas por los antiguos empleados de Banesto o sus viudas e hijos. Cuando el banco construyó su centro de datos en Pinar de Rey, hace 70 años, esta zona era el extrarradio de Madrid y nadie quería venir a trabajar tan lejos, lo que convenció a la entidad de construir una decena de bloques, de cuatro alturas cada uno y con cuatro viviendas por planta, que alquiló en generosas condiciones a trabajadores dispuestos a irse ahí a trabajar.

Así nació la Colonia Banesto, unas viviendas inicialmente ligadas a la pertenencia del beneficiario a la plantilla del banco, pero que hace dos décadas se modificaron y se convirtieron en rentas antiguas. Con el paso de los años, y el creciente interés de Banesto, primero, y Santander y Metrovacesa, después, por tomar el control de estos terrenos, las 160 familias que inicialmente habitaban este complejo se han ido reduciendo.

Foto: Ciudad Banesto y la colonia de viviendas de empleados están en una de las mejores zonas de Madrid.

Hace cuatro años, cuando recibieron el polémico burofax, había algo menos de 40 pisos habitados, cifra que ahora ha quedado reducida a una decena. El problema para la promotora es que solo hay un edificio sin ningún inquilino, según han confirmado los vecinos a este medio, ya que Metrovacesa ha declinado hacer aclaración alguna para este reportaje.

No obstante, en la documentación remitida al ayuntamiento, la promotora deja ver que está dispuesta a iniciar las obras con vecinos dentro, ya que plantea "el desarrollo por fases para cada una de las parcelas, de modo que puedan coexistir en una misma parcela edificaciones actuales con edificios resultantes de la nueva ordenación".

Todavía hay una decena de viviendas habitadas y solo ha quedado completamente vacío un edificio

Los vecinos afectados, la mayoría octogenarios, temen que tras este planteamiento se esconda una jugada dirigida a presionarles para aceptar la oferta económica de Metrovacesa, ante la dificultad de vivir con una obra encima. De hecho, critican que la empresa no está reparando graves desperfectos, como la caída de un falso techo justo a la entrada de uno de los portales, que a punto estuvo de desplomarse sobre una vecina cuando llegaba a casa de hacer la compra.

No obstante, también reconocen que la promotora ha ido llegando a acuerdos individuales con sus vecinos y que las condiciones que ahora ha puesto sobre la mesa son muy superiores a las que planteó hace dos años. Pero hay algo, dicen, que no se compra con dinero, y son los recuerdos de toda una vida, el sentimiento de estar en tu propia casa, como señalan Maite (nombre ficticio), que nació en esta colonia, o Carmen, que llegó aquí recién casada y que crio a sus ocho hijos entre las paredes que ahora le piden abandonar.

Hace cuatro años, los vecinos de Colonia Banesto, un complejo de 160 viviendas situado en uno de los mejores enclaves de Madrid, la zona de Arturo Soria, empezaron a recibir burofaxes anunciándoles que debían abandonar sus viviendas en dos meses por rescisión de contrato. Todavía hoy, algunos vecinos se preguntan si aquella actuación de Metrovacesa fue un intento de coacción o si la inmobiliaria, a la que Banco Santander había traspasado estos terrenos, realmente desconocía que tenían un tipo de acuerdos por los que no podían echarles.

Metrovacesa Banesto Ayuntamiento de Madrid Lujo Desahucios
El redactor recomienda