Ana Botín acude al rescate del chef Dabiz Muñoz tras el agujero con BBVA
  1. Empresas
PARA SU DIVERXO

Ana Botín acude al rescate del chef Dabiz Muñoz tras el agujero con BBVA

El designado esta semana como mejor cocinero del mundo acudió al Banco Santander para obtener financiación para mantener abierto su restaurante tras el fracaso de Londres

Foto: El chef Dabiz Muñoz. (EFE)
El chef Dabiz Muñoz. (EFE)

David Muñoz Rosillo, conocido como Dabiz Muñoz, ha sido nombrado esta semana el mejor cocinero del mundo en la gala anual The Best Chef Awards, celebrada en Ámsterdam. Un reconocimiento a uno de los 11 tres estrellas Michelin de España que fue felicitado inmediatamente por los principales políticos del centro-derecha, como Isabel Díaz Ayuso, presidenta de Madrid; José Luis Martínez-Almeida, alcalde de la capital; Inés Arrimadas, la número uno de Ciudadanos, o Begoña Villacís, edil del partido naranja en el consistorio madrileño. Pero el mejor regalo se lo hizo el banco presidido por Ana Botín, que le ha ayudado con un crédito a digerir el impacto de la pandemia en sus restaurantes.

Según han confirmado fuentes del Banco Santander, la entidad financiera le ha concedido varias líneas de crédito, garantizadas en un 70% por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), para hacer frente a los estragos causados por el covid-19. Muñoz los sufrió por partida doble porque la expansión del virus a nivel mundial le obligó a cerrar Street Xo, el restaurante que había abierto en 2016 en Londres y que no había logrado el éxito esperado. En diciembre, y pese a que era su gran ambición personal, acordó la liquidación.

Muñoz sufrió por partida doble los estragos del covid porque la expansión del virus a nivel mundial le obligó a cerrar Street Xo

El aventurado chef bajó la persiana con un agujero de 6,3 millones, importe que se correspondía en gran parte con a un crédito que en 2018 había pedido a BBVA. Un dinero que había utilizado para comprar las participaciones de sus socios, varios de los cuales, amigos cercanos, no veían que el local londinense en el lujoso barrio de Myfair fuese una buena inversión. José Manuel Calderón, exjugador de la NBA; Fernando Rodríguez Varona, consejero delegado de Publicis (una de las mayores agencias de publicidad del mundo); Dolores Baltar (Clifford Chance); Ricardo Mayo Aleson (Atento), y Angel Durández Areva, consejero de Repsol, decidieron venderle sus acciones.

Lo mismo que Álvaro Perera, jefe de Desarrollo Corporativo de Allfunds Bank, la mayor plataforma de fondos de inversión de España; Alonso Álvarez de Toledo, presidente de Made for Spain; Emilio Domingo Comins, socio de Bain Capital, uno de los mayores fondos de capital riesgo de Europa; Belén Amatriaín, exconsejera de Telefónica España y Euskaltel, o varios directivos del Banco Santander, como Enrique Javier Arribas Alcolado, director de marca. Luis García Moreno, exresponsable de banca privada de la entidad, y Rafael Marín Romano, hermano del que fuera consejero delegado Javier Marín.

Un cierre que le dejó un roto de casi 800.000 euros a Pigs Winds, la sociedad española desde la que David Muñoz gestiona sus negocios. Pero el cocinero no se ha venido abajo ni mucho menos. Corredor de medias distancias, para las que se prepara en la Casa de Campo, el afamado chef convenció a Ana Botín para que le diera un primer crédito de 1,5 millones de euros, con vencimiento a cinco años, el primero con carencia.

El negocio le va como un tiro al chef pese a la ausencia de turistas internacionales, un colectivo asiduo de los restaurantes 'premium'

Para convencer a la presidenta del Santander, admiradora de El Qüenco de Pepa —al que también ha auxiliado financieramente—, Muñoz le expuso su nueva línea de negocio de comida a domicilio. El cocinero preveía ingresar algo más de dos millones de euros con el envío a domicilio, que puso en marcha a principios de mayo de 2020, al poco de irrumpir la pandemia. Además, les vendió que tenía prevista la apertura de una nueva línea de restauración de alto nivel gastronómico, cuya actividad se desarrollará en centros comerciales, con la que esperaba facturar unos 2,5 millones. Los ingresos del 'holding' DiverXo en un año normal rondaban los 10 millones de euros.

Según fuentes financieras, el negocio le va como un tiro al chef pese a la ausencia de turistas internacionales, un colectivo asiduo de los restaurantes 'premium' de Madrid. Su paso adelante ha sido todo un alivio para su casi centenar de trabajadores y para el Santander, que ha concedido préstamos a la hostelería y a la restauración por más de 1.000 millones de euros en la primera mitad de 2021. Según la entidad, "la agilidad a la hora de resolver las propuestas de financiación de hosteleros y restauradores ha sido determinante para que muchos empresarios hayan podido seguir con su actividad, en un sector que se ha visto muy afectado por la crisis derivada de la pandemia".

De los 130.000 clientes con los que el banco cuenta en este sector, el 68% de los restauradores son autónomos y el 60% de los hosteleros está conformado por micropymes. Esta clientela está digitalizada en torno al 60% y representa un volumen de negocio de 12.500 millones de euros. En 2019, Santander creó una unidad específica de atención al sector hotelero, volcada en atender sus necesidades concretas y en apoyar a estos empresarios y autónomos en un momento especialmente complicado para ellos.

David Muñoz Ana Patricia Botín ICO Diverxo
El redactor recomienda