Iberdrola apunta a 2024 como fecha del cierre nuclear, pero niega que sea una amenaza
  1. Empresas
TRAS EL COMUNICADO DE FORO NUCLEAR

Iberdrola apunta a 2024 como fecha del cierre nuclear, pero niega que sea una amenaza

Ambas compañías dan explicaciones ante el Congreso de la actividad de sus centrales, en pleno enfrentamiento con el Ejecutivo

Foto: (Pixabay)
(Pixabay)

Iberdrola y Endesa han rechazado este jueves en el Congreso que el posible cierre anticipado de sus instalaciones nucleares comunicado esta semana sea una amenaza al Gobierno por la decisión del Ejecutivo de recortar sus beneficios, si bien una de las compañías, Iberdrola, ha fechado en 2024 el año a partir de la cual las centrales dejarían de ser rentables.

Ambas compañías han aprovechado la comparecencia de sus responsables en energía nuclear para explicar y contextualizar el mensaje lanzado el pasado martes, tras la aprobación en Consejo de Ministros de un decreto ley para recortar los beneficios extraordinarios de las eléctricas y abaratar el precio de la luz.

Tanto el director general de Energía Nuclear de Endesa, Gonzalo Carbó, como el director de Iberdrola Generación Nuclear, Francisco López García, han acudido a la Cámara Baja para informar de la actividad en sus instalaciones durante los últimos ejercicios a la ponencia encargada de las relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Ninguno de ellos ha querido ofrecer declaraciones a la prensa ni a su llegada ni a su salida de la ponencia.

Foto: Una planta nuclear. (EFE)

Durante su comparecencia, ambos directivos han recalcado que el comunicado de Foro Nuclear —patronal que engloba a estas dos empresas, además de EDP y Naturgy— no debía verse como una amenaza, y han tratado de explicar a los diputados su contexto, dentro de un ambiente mucho más conciliador, según informan a Europa Press varias fuentes presentes en la ponencia.

Según estas fuentes, los representantes de las eléctricas han señalado que medidas como el recorte de ingresos por minoración de los derechos de CO2 o por los sobrecostes del gas natural dificultaría la actividad y podría empujar a la inviabilidad económica de las instalaciones.

El representante de Iberdrola ha llegado más lejos en su exposición, llegando a fechar a partir de 2024 o 2025 cuando las instalaciones podrían verse en situación de inviabilidad y, por ello, verse amenazadas por el cierre. En estos momentos, las compañías tienen firmado un acuerdo con el Gobierno para el desmantelamiento y el cierre de sus instalaciones entre 2027 y 2035.

Según las compañías, el precio de venta real de la generación eléctrica nuclear, una vez minorados los recortes previstos, debe mantenerse en el entorno de los 57-60 euros/MWh, atendiendo además a una carga de impuestos que ya consideran "excesiva".

Gas natural