Pinchazo de Sánchez en Davos: el 60% de los inversores ignora la invitación a su alocución
  1. Empresas
FALLARON 42 DE LOS 72 PREVISTOS

Pinchazo de Sánchez en Davos: el 60% de los inversores ignora la invitación a su alocución

Un buen número de consejeros delegados de grandes multinacionales no se conectaron a la videoconferencia del presidente del Gobierno para atraer inversión extranjera a España

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Pedro Sánchez fue el invitado estrella en la reunión telemática que este martes organizó el Word Economic Forum, conocido como Foro de Davos. El presidente del Gobierno quería aprovechar este acto con un gran número de inversores mundiales y consejeros delegados de las principales multinacionales del planeta para atraer capital a España, para aprovechar la llegada de los fondos europeos. Sin embargo, de los cerca de 70 invitados, más de la mitad, entre los que se encontraban los representantes de George Soros, Uber o Qatar, no asistieron finalmente al encuentro digital.

Según han indicado fuentes conocedoras de la agenda del Foro de Davos, Sánchez empleó su alocución para exponer su visión de España y la transformación a que se va a someter el país para adecuarlo a los nuevos estándares digitales y de sostenibilidad que exigen los grandes inversores mundiales. Un momento que el presidente del Gobierno definió como una oportunidad única para los principales fondos de capital riesgo del universo financiero y las compañías internacionales con miras a los 140.000 millones que aportará la Unión Europea para superar los efectos del covid-19.

El discurso de Sánchez, según varios de los asistentes, fue muy generalista y poco concreto a la hora de desarrollar cómo se implantarían las ayudas. Relato que dejó fríos a los inversores, que por la mañana veían cómo las principales compañías eléctricas españolas caían con fuerza en bolsa por el anuncio de intervenir parte de sus beneficios para bajar el precio de la electricidad. Es decir, el día en que el presidente vendía España como destino inversor, el sector eléctrico nacional clamaba contra la inseguridad jurídica que suponían las medidas aprobadas por el Ejecutivo.

Foto: Foto: EC Diseño.

No obstante, otras fuentes señalan que lo importante, en realidad, fue la invitación del líder del PSOE a los fondos y multinacionales a poner su dinero en España para beneficiarse de una etapa de crecimiento histórica, tal y como hizo en su viaje a Estados Unidos el pasado mes de julio. En su desplazamiento a Nueva York, San Francisco y Los Ángeles, el presidente del Gobierno se reunió con representantes de Blackstone, JP Morgan, BlackRock, Apple, Netflix, Universal, Bloomberg y HP, entre otras.

Sin embargo, en el acto de Davos, 42 de los 70 invitados decidieron no conectarse a la videoconferencia. Entre los que no asistieron se encontraban Patrick Pouyanné, presidente de Total Energie; Jean-Marc Ollagien, consejero delegado de Accenture; Soren Slou, CEO de Maersk, la mayor compañía mundial de contenedores; Han Arrkagada, primer directivo de la minera Antofagasta, o Daniela Schwarzer, directora general de Open Society, la fundación de George Soros, que gestiona cerca de 20.000 millones de dólares.

Tampoco estuvo presente en el acto telemático Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, que se ausentó por motivos personales. En su lugar, acudió Luis Cabra, director general de Transición Energética de la petrolera. También fallaron Punit Renjen, CEO global de Deloitte; Alex Moczarsk, presidente de la aseguradora Marsh McLennan; Joanne Kubba, responsable de asuntos públicos de Uber Technologies; Carlos Canos, director ejecutivo de America Movil, el brazo de telecomunicaciones del magnate Carlos Slim, y Sylvie Ouzen, primera ejecutiva de Publicis Groupe, una de las tres grandes multinacionales de la publicidad a nivel mundial.

Por el contrario, Sánchez, que estuvo acompañado por Manuel de la Rocha, secretario general de Asuntos Económicos en Moncloa, sí contó con la asistencia de Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, una de las empresas, junto con Endesa, más afectadas por el último anuncio del presidente. También lo hizo Juan Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, quien, junto con Galán, siempre acude a los actos del principal dirigente del PSOE, como hizo en su reciente acto en la Casa América de Madrid.

Entre los que respaldaron a Sánchez, asimismo, estuvieron Robert Moritz, presidente mundial de PwC; Iván de la Sota, 'chief business officer' de Allianz; Mónica Andrés, EVP de la energética noruega Yara International; Adam Selipsky, CEO de Amazon Web Service; Jeremy Weir, primer ejecutivo de Trafigura; Charles Brand, presidente de Tetra Pack International; así como los consejeros delegados de HSBC y Visa Europe, Collin Bell y Charlotte Hogg. De los 30 que sí se conectaron, 11 eran españoles.

Pedro Sánchez fue el invitado estrella en la reunión telemática que este martes organizó el Word Economic Forum, conocido como Foro de Davos. El presidente del Gobierno quería aprovechar este acto con un gran número de inversores mundiales y consejeros delegados de las principales multinacionales del planeta para atraer capital a España, para aprovechar la llegada de los fondos europeos. Sin embargo, de los cerca de 70 invitados, más de la mitad, entre los que se encontraban los representantes de George Soros, Uber o Qatar, no asistieron finalmente al encuentro digital.

Pedro Sánchez Manuel de la Rocha Inversores Foro de Davos George Soros Josu Jon Imaz Ignacio Sánchez Galán Carlos Slim
El redactor recomienda