El fiasco de El Prat coge a Aena en pleno alboroto político por la guerra comercial
  1. Empresas
Enmienda en el Senado

El fiasco de El Prat coge a Aena en pleno alboroto político por la guerra comercial

A las tensiones en Cataluña se une la enmienda que este miércoles se lleva al pleno del Senado, por iniciativa de Coalición Canaria, para rebajar los alquileres comerciales por ley

placeholder Foto: El Gobierno descarta ampliar el Prat por la falta de apoyo del Govern. (EFE)
El Gobierno descarta ampliar el Prat por la falta de apoyo del Govern. (EFE)

La crisis de El Prat ha cogido a Aena en un momento especialmente sensible, con ramificaciones empresariales, políticas y judiciales, que, además, amenazan con marcar un punto de inflexión este miércoles si Coalición Canaria consigue sacar adelante la enmienda que ha llevado al Senado, con el objetivo de rebajar por ley las rentas de los comercios de los aeropuertos.

Los frentes políticos que tiene abiertos la compañía presidida por Maurici Lucena van más allá de las tensas relaciones entre el PSOE y ERC, cuyo clímax ha sido el golpe en la mesa dado por el Gobierno al suspender los planes de ampliación de El Prat, y alcanzan a la operativa diaria del grupo de aeropuertos, por la disputa que desde principios de año mantiene con varios comercios y firmas de restauración por el cobro de la renta de los locales que ocupan en sus terminales.

Foto: Terminal de Aena.

El epicentro de la disputa radica en que los contratos de alquiler de Aena reconocen al operador aeroportuario el derecho a cobrar una renta mínima garantizada (RMGA) si el variable fijado sobre las ventas no llega a la cifra pactada como RMGA. Todo un caramelo para los inversores de la compañía, especialmente para el fondo TCI, su principal accionista privado desde que salió a bolsa, ya que esta fórmula permite disipar riesgos y asegurar beneficios.

Gracias a la buena marcha del tráfico aéreo, todas las partes —Aena, los comercios, el Estado como primer accionista y los grandes fondos internacionales invertidos en el valor— han logrado importantes beneficios cada año, hasta que la pandemia acabó con ello y abrió una guerra entre algunos inquilinos y el operador aeroportuario que, actualmente, se libra tanto en los tribunales como en los pasillos del Congreso y el Senado, coincidiendo ahora en el tiempo con la crisis de El Prat.

placeholder Maurici Lucena, presidente de Aena.
Maurici Lucena, presidente de Aena.

En esencia, la disputa se resume en que Aena rechaza que se pueda aplicar la cláusula 'rebus sic stantibus' y, por tanto, asegura que no se pueden modificar las condiciones del contrato, mientras que los inquilinos defienden que sí es aplicable por la pandemia y piden ligar el pago de la renta a la evolución real del tráfico aéreo. En medio, está la oferta que la compañía puso como única alternativa el pasado enero, y que consistía en cobrar el 0% del alquiler desde que se decretó el estado de alarma y hasta la tercera semana de junio de 2020, momento a partir del cual se pasó a aplicar una quita del 50%.

El problema es que este descuento, además de ser inferior a la evolución real del tráfico, tenía fecha de caducidad, y esta fue el pasado 8 de septiembre, momento a partir del cual Aena vuelve a cobrar el 100% de la RMGA. Así, la misma semana en la que estalló la crisis de El Prat, al operador aeroportuario se le abrió una nueva guerra con sus comerciantes, ya que la evolución del tráfico dista mucho de alcanzar niveles que permitan afrontar estas rentas.

Foto: Aeropuerto de El Prat

La propia Aena lo puso negro sobre blanco el pasado lunes, cuando publicó las cifras de tráfico de pasajeros a cierre de agosto, que acumula una caída del 68% en comparación con el ejercicio 2019, último antes de la pandemia y año que diferentes sentencias han ido marcando ya como referente al que mirar para dar o quitar razones.

Por el momento, los únicos cuatro fallos que han entrado a valorar el fondo de la cuestión han dado la razón a los comerciantes al reconocer la aplicación de la 'rebus' por la pandemia e, incluso, algún magistrado extiende su aplicación hasta que el tráfico recupere los niveles prepandemia, horizonte que Aena no contempla hasta el año 2026.

placeholder Aspecto del aeropuerto de Barcelona, este jueves.
Aspecto del aeropuerto de Barcelona, este jueves.

Estos mismos fallos también han reconocido que Aena no puede cargar con todo el impacto de la pandemia y han defendido que los comercios deben abrir aunque apenas haya tráfico, requerimiento que el operador ha exigido por carta a los comercios desde que arrancó la temporada de verano, y algunos de los cuales están preparando ya el concurso de acreedores, según las fuentes consultadas, al no poder afrontar el pago de rentas.

Casi el 70% de los inquilinos aceptó la propuesta de quita de alquiler de Aena, frente al otro 30% que lo rechazó, aunque en términos de ingresos, los que suscribieron el acuerdo apenas representan un 13% de los ingresos comerciales, debido a que los cuatro mayores inquilinos, que representan más del 80% de las ventas, figuran dentro del grupo que se opuso el pacto, negativa que también suscribió casi una treintena de pymes y grupos familiares.

La semana pasada venció el periodo de quita de rentas que concedió Aena: los comercios deben pagar el 100% con un 68% menos de tráfico

Ante el vencimiento del periodo de quita concedido por Aena, los inquilinos que sí aceptaron la oferta se enfrentan al pago de una renta muy superior al tráfico real, principal motivo que llevó al grupo opositor a negarse a firmar el acuerdo, porque estaban convencidos de que en septiembre se produciría el desenlace actual. Desde Aena, esquivan responder a la pregunta de si van a renegociar con estos comerciantes y se limitan a señalar que "nosotros siempre valoramos cuál es el equilibrio contractual con nuestros socios. No negociamos con quien nos ha demandado".

En este contexto, la enmienda que defenderá hoy Coalición Canaria busca acelerar los tiempos, ya que al incluirse en la nueva normativa de transporte terrestre, convertiría en ley la petición de los inquilinos de ligar el alquiler al tráfico real de pasajeros. En paralelo, algunos comerciantes, organizados en torno a la Asociación Española de Operadores Comerciales de Aeropuertos (Aeoca) y representados por el bufete FieldFisher Jausas, están recabando apoyos para interponer una denuncia por abuso de posición de dominio contra Aena por fijación de precios excesivos.

Foto: El presidente de Aena, Maurici Lucena. (EFE)

La Comisión de Hacienda del Congreso ya aprobó por unanimidad, el pasado 1 de junio, una proposición no de ley liderada por ERC en la que se instó a Aena a "negociar y alcanzar acuerdos equilibrados sobre las condiciones de las concesiones de locales para actividades comerciales y de hostelería en su red aeroportuaria, que les permita reducir las pérdidas ocasionadas por la crisis del covid-19, hasta que se recupere la normalidad del tráfico aéreo y la actividad aeroportuaria, buscando minimizar los efectos ocasionados por la pandemia".

Esta unanimidad, en cambio, se ha roto en el Senado, donde la iniciativa de la formación insular salió adelante en la ponencia, pero no en la comisión. La hora de la verdad llegará, por tanto, con la votación del pleno y, según las fuentes consultadas, las presiones por uno y otro lado están siendo intensas, lo que promete una ajustada votación en la que cada voto cuenta. Porque El Prat no es la única crisis política que tiene actualmente Aena sobre la mesa.

La crisis de El Prat ha cogido a Aena en un momento especialmente sensible, con ramificaciones empresariales, políticas y judiciales, que, además, amenazan con marcar un punto de inflexión este miércoles si Coalición Canaria consigue sacar adelante la enmienda que ha llevado al Senado, con el objetivo de rebajar por ley las rentas de los comercios de los aeropuertos.

Noticias de AENA Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Coalición Canaria (CC) Pandemia PSOE Maurici Lucena Senado
El redactor recomienda