Es noticia
Menú
Botín se estrena en el 'lobby' europeo en plena guerra franco-alemana contra el supervisor
  1. Empresas
BASILEA III

Botín se estrena en el 'lobby' europeo en plena guerra franco-alemana contra el supervisor

La banca europea vive un enfrentamiento inédito con los supervisores para que la Comisión Europea suavice los requisitos de capital que afrontará en los próximos años

Foto: Ana Botín, presidenta de Banco Santander.
Ana Botín, presidenta de Banco Santander.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Europa vive durante estas semanas una batalla bancaria de primer nivel, con la presidenta de Santander, Ana Botín, como espectadora de lujo. El 'lobby' bancario francés y el alemán llevan meses trabajando para que la Comisión Europea suavice las exigencias de capital, algo que la Comisión Europea (CE) podría aceptar. Desde febrero, Botín es la presidenta de la Federación Bancaria Europea (EBF, por sus siglas en inglés).

Esta situación provocó este martes una reacción en bloque de la mayoría de los supervisores europeos —salvo el francés y el alemán—, del Banco Central Europeo (BCE) y de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), pidiendo a Bruselas que la aplicación de la norma Basilea III sea "plena, consistente y en plazo".

Foto: Sede del Banco de España en Madrid. (EFE)

Esta batalla se produce a pocas semanas de que la Comisión Europea comunique sus conclusiones sobre cómo se debe implantar esta regulación, algo que puede convertirse en exigencias milmillonarias de capital a los bancos, en especial a los franceses y alemanes.

La otra cara de la moneda es que suavizar la implantación de Basilea III supondría que la banca europea incumpla un acuerdo internacional que tardó mucho tiempo en lograrse, dando pie a que otros sectores como el norteamericano pasen por alto otros puntos que no les interesen.

Cartas contra la banca

"Recordamos que el 30 de noviembre de 2020, el grupo de gobernadores de bancos centrales y jefes de Supervisión, el órgano de supervisión del Comité de Basilea, reiteró unánimemente su expectativa de la implementación completa, oportuna y coherente de todos los aspectos de la norma de Basilea III. Es de suma importancia que la UE siga manteniendo su compromiso con las finanzas internacionales, normas y cooperación. En nuestra opinión, esto es fundamental para mantener la credibilidad de los regulación bancaria y confianza en los bancos europeos", expusieron este martes el BCE y la EBA en una carta firmada por José Manuel Campa (EBA), Luis de Guindos (BCE) y Andrea Enria (Mecanismo Único de Supervisión).

placeholder Luis de Guindos, vicepresidente del BCE. (Reuters)
Luis de Guindos, vicepresidente del BCE. (Reuters)

En medio de este enfrentamiento, el papel de Botín es clave, ya que como presidenta de la EBF una de sus principales funciones es la intermediación entre el sector y supervisores y reguladores. Eso no quiere decir que los intereses del banco español estén alineados con los franceses y alemanes, ya que el motivo de preocupación de estos países es algo que lleva perjudicando a las entidades españolas años.

Así, los bancos centroeuropeos llevan tiempo beneficiándose de unos modelos internos que rebajan en mayor medida los activos ponderados por riesgo (APR), el denominador de las ratios de capital. Frente a ello, algunos países como España han sido tradicionalmente más severos con estos modelos por el conservadurismo del Banco de España. Un mismo crédito con el mismo riesgo pesa más en APR en España que en Francia, algo que penaliza en capital a los primeros.

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, y José Antonio Álvarez, CEO. (EFE)

Al margen de esta desventaja comparativa, la posición pública de Botín sobre los requisitos de capital es que estos se deben suavizar en Europa para que las entidades del continente dejen de verse penalizadas en los mercados frente a otras como las norteamericanas.

Junto a ello, el 'lobby' europeo está defendiendo la necesidad de que se flexibilice Basilea III para que los bancos tengan más capital disponible con que abrir el grifo del crédito, un discurso que parece haber comprado Bruselas: "La propuesta cumplirá con nuestros compromisos internacionales de implementar las normas de Basilea III, pero se realizarán ajustes para reflejar las especificidades de la economía y el sector bancario de la UE. El objetivo general será abordar las deficiencias de rectificación en el marco prudencial bancario sin incurrir en un aumento significativo de los requisitos de capital en general. Además, y teniendo en cuenta los desafíos para el crecimiento económico creados por la pandemia de covid-19, se debe mantener la capacidad de los bancos para financiar la recuperación económica", explican desde la Comisión Europea.

Europa vive durante estas semanas una batalla bancaria de primer nivel, con la presidenta de Santander, Ana Botín, como espectadora de lujo. El 'lobby' bancario francés y el alemán llevan meses trabajando para que la Comisión Europea suavice las exigencias de capital, algo que la Comisión Europea (CE) podría aceptar. Desde febrero, Botín es la presidenta de la Federación Bancaria Europea (EBF, por sus siglas en inglés).

Ana Patricia Botín Comisión Europea Lujo Banca Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda