Sabadell concentra el 85% del ERE en la red y quiere cerrar 320 oficinas
  1. Empresas
NEGOCIACIONES PARA UN ERE

Sabadell concentra el 85% del ERE en la red y quiere cerrar 320 oficinas

La entidad planteó la semana pasada un expediente de regulación de empleo (ERE) de 1.900 trabajadores, lo que supone el 13% de la plantilla

Foto: César González-Bueno, consejero delegado de Banco Sabadell. (EFE)
César González-Bueno, consejero delegado de Banco Sabadell. (EFE)

Banco Sabadell ha dado nuevos detalles a los sindicatos sobre su plan de ajuste. En la segunda reunión, celebrada este martes en Barcelona, la entidad catalana con sede social en Alicante ha reafirmado su propuesta de 1.900 salidas. El ajuste se concentrará principalmente en la red de oficinas, con el 85% de las bajas de empleados, así como el cierre de 320 sucursales y la transformación hacia una menor actividad de otras 176.

La entidad planteó la semana pasada un expediente de regulación de empleo (ERE) de 1.900 trabajadores, lo que supone el 13% de la plantilla, que ya descendió en el primer trimestre con un plan de 1.800 prejubilaciones pactado con los sindicatos. Este martes, ha comunicado que tiene la intención de que haya 1.639 salidas en la red de oficinas, donde meterá la tijera drásticamente.

Foto: Banco Sabadell. (EFE)

En concreto, el banco ha trasladado a los sindicatos que tiene la intención de que el ERE afecte a 496 sucursales, lo que supone el 32%, según fuentes sindicales. No obstante, se trataría del cierre definitivo de 320 oficinas y la transformación de otras 176 hacia lo que internamente Banco Sabadell denomina cajas avanzadas. Dicho de otra manera, son oficinas que siguen funcionando, pero con menor actividad y, a menudo, con horarios restringidos en función de la demanda o necesidades que percibe la entidad presidida por Josep Oliu y liderada también por César González-Bueno como consejero delegado.

Por otro lado, el número de afecciones en los centros corporativos y servicios centrales de Banco Sabadell sería de 260 personas. No obstante, los sindicatos confían en reducir la cifra inicial durante los dos meses de negociaciones, como ocurrió en CaixaBank o BBVA. En estos casos, los acuerdos para un ERE se fijaron en 6.452 bajas y 2.935 salidas respectivamente, desde planteamientos iniciales de 8.300 y 3.798. Los costes previstos para el ajuste son de 1.900 millones en CaixaBank y de 960 millones en BBVA. Los dos bancos han obtenido más peticiones de adhesiones que plazas hay en el recorte.

Falta de rentabilidad

Sabadell ha contratado al despacho Sagardoy para recibir asesoramiento con el ajuste laboral y a Manpower para el plan de recolocaciones para los trabajadores que salgan del ERE y así lo deseen. El banco ha justificado el ERE en la exigencia de mayor rentabilidad para que el proyecto sea sostenible. Así, siguiendo el plan estratégico que presentó al mercado el 28 de mayo, ha comunicado a los sindicatos que necesita reducir gastos para mejorar la eficiencia y, en última instancia, la rentabilidad, que sigue por debajo de la que exigen los inversores (coste del capital).

Foto: César González-Bueno, consejero delegado del Sabadell. (EFE)

El retorno sobre fondos propios del banco (ROE) está en el 3%, lejos de un coste del capital que se suele estimar en el sector entre el 8% y el 10%. En el plan estratégico del banco figura la idea de alcanzar el 6% en 2023, aunque este verano González-Bueno señaló que espera llegar a una ratio superior. Según ha defendido el banco ante los sindicatos, las salidas pactadas previamente mediante prejubilaciones no son suficientes ante el deterioro de la rentabilidad y de la eficiencia del negocio por el escenario de tipos de interés, la inversión en tecnología o las provisiones por el covid, además de tener en cuenta el aumento de la digitalización por los cambios de comportamiento de los clientes. Así, considera que la estructura del banco está sobredimensionada.

Por su parte, los representantes de los trabajadores han recordado al banco que hay 2.000 empleados con más de 55 años, con lo que el ajuste se podría realizar nuevamente con prejubilaciones. Además, critican que el banco ha realizado 200 contrataciones en 2021, demostrando que es necesaria más plantilla, y que no hay razones económicas para justificar el ERE dado que la entidad registró un beneficio de 220 millones de euros entre enero y junio.

Sindicatos
El redactor recomienda