Nubarrones en la agonía alimentaria de UK: repartidores de Tesco amenazan con huelgas
  1. Empresas
FALTA DE MANO DE OBRA

Nubarrones en la agonía alimentaria de UK: repartidores de Tesco amenazan con huelgas

Los conductores del 'cash & carry' de la firma británica se están planteando esta medida después de que la compañía rectificase en una propuesta de subida salarial

placeholder Foto: Gente esperando para entrar al supermercado durante la pandemia. (Reuters)
Gente esperando para entrar al supermercado durante la pandemia. (Reuters)

La situación alimentaria de Reino Unido sigue agravándose. En pleno desafío de abastecimiento de mano de obra para el correcto funcionamiento de la producción y distribución de alimentos, unos 40 empleados del servicio de reparto de la cadena de 'cash & carry' de Tesco, Booker, se están planteando ir a huelga.

Los conductores que distribuyen a miles de tiendas que Booker tiene en Londres y en el sureste de Reino Unido bajo marcas como Londis y Budgens, están votando la posibilidad de ir a huelga después de que la empresa rectificase en una oferta salarial a dichos empleados. Muchos supermercados, como M&S y Aldi, están ofreciendo salarios mayores para atraer a los empleados, sobre todo ante la falta de mano de obra que ha causado la pandemia en este sector por la saturación en las pruebas y licencias de los conductores y el retorno de muchos trabajadores de la Unión Europea (UE) a sus países de origen.

Foto: Banderas de la Unión Europea. (Reuters)

Los trabajadores de Booker en la región de Thamsmead en el sureste de Londres están planteándose celebrar una huelga porque no se les ha ofertado las subidas de salario que se les ha propuesto a sus compañeros de la región de Hemel Hempstead. La empresa había anunciado una subida salarial de 5 libras esterlinas por hora, pero ahora amenaza con rectificar para subir el salario en 70 libras esterlinas a nivel semanal.

Todo esto se da en un momento de tensión en la cadena alimentaria del mercado británico, como han demostrado los casos en la industria del pollo y las cadenas de comida rápida. Tras el Brexit y con la agravante de los cuellos de botella creados por la pandemia, el país se está encontrando con dificultades para encontrar mano de obra para la producción y distribución de los productos. Ante esta situación, son varias las voces que están suplicando a las autoridades relajar los requisitos de inmigración para poder abastecer al sistema con trabajadores.

Con todo, como ya informaba El Confidencial, esta no es una tendencia que solo se esté dando en Reino Unido. Otros países del continente, así como EEUU, han notificado esta falta de trabajadores en el tejido económico. Los propios impedimentos a la inmigración que también se dan en otros países de la UE, así como las disrupciones creadas por el año y medio de pandemia, se encuentran en el foco de la cuestión.

Reino Unido Pandemia Brexit
El redactor recomienda