Las hipotecas a tipo fijo arrasan en el nuevo 'boom' del sector
  1. Empresas
VIVIENDA

Las hipotecas a tipo fijo arrasan en el nuevo 'boom' del sector

Más de la mitad de las hipotecas comercializadas ya son a tipo fijo. Las entidades que más créditos dan son las que más apuestan por este producto, como Caixa, Kutxa y Bankinter

Foto: Las hipotecas a tipo fijo arrasan en 2021. (iStock)
Las hipotecas a tipo fijo arrasan en 2021. (iStock)

Las hipotecas se han destapado como una de las sorpresas de 2021. A pesar de las incertidumbres económicas, las entidades financieras han marcado máximos desde 2010 en la concesión de nuevos préstamos para comprar vivienda. Con dos grandes diferencias frente a hace una década. La primera, que en 2010 el mercado estaba en desaceleración por el pinchazo de la burbuja, algo que los expertos descartan ahora. Y que entonces solo se daban hipotecas ligadas al euríbor y ahora estas son las menos, ante el 'boom' de créditos a tipo fijo.

Los datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) reflejan que las hipotecas a tipo fijo han superado este año el 50% de las ventas por primera vez en la historia. El último dato —de abril— es del 52%, frente al 44% en que estaban en 2020. Mientras, las de tipo variable han caído en el último año del 34% al 28%, y las mixtas, del 22% al 20%. Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), las hipotecas que no están ligadas al euríbor ya superan el 58% del total, y según el Banco de España se sitúan en torno al 65% —el supervisor considera las mixtas parte de las fijas—.

Este reparto se inclina todavía más hacia el fijo en el caso de alguna de las entidades que más están empujando el sector, como Kutxabank, que en el segundo trimestre concedió un 89% de sus créditos inmobiliarios con estos tipos.

Foto: Foto: iStock.

El auge de este tipo de productos arrancó en 2016. El entorno de bajos tipos de interés y las perspectivas de que se cronifique hicieron que las entidades buscaran nuevos productos con que mejorar sus márgenes. Lo que 'a priori' es algo negativo para los consumidores se ha corregido en los últimos años ante la guerra de precios en que han entrado las entidades.

Así, los últimos datos recabados por la asociación de usuarios financieros Asufin concluyen que "contratar una hipoteca fija o variable bonificada, es decir, con algún otro producto contratado, cuesta prácticamente lo mismo: un 2,37% TAE [tasa anual equivalente] para la fija frente a un 2,35% TAE para la variable".

Mientras, según el INE, sigue habiendo algo de distancia entre ambos productos, con un tipo medio del 3,1% para las fijas y del 2,2% para las variables. Aun así, hay que tener en cuenta la incertidumbre de las hipotecas ligadas al euríbor, que obligan a predecir qué va a hacer este índice en los próximos 24 años —plazo medio de los nuevos créditos—.

Desde Asufin, aconsejan que "los consumidores que tienen que elegir entre hipoteca a tipo fijo y variable deben hacerlo dependiendo de las ofertas del mercado, el grado de competencia, los requisitos de acceso a cada producto y las características y destino de uso del inmueble". "Si la inversión es a largo plazo, como el caso de la vivienda habitual, una hipoteca a tipo fijo con la que, en estos momentos, aseguramos un tipo de interés reducido y constante resulta interesante. Si, por el contrario, estamos comprando para invertir, es decir, una vivienda que venderemos en el corto o medio plazo, es recomendable el tipo variable, dado que el euríbor asegura un precio competitivo sin visos de subida a corto plazo", añaden.

Coincide que las entidades que más están creciendo en el segmento hipotecario durante 2021 son las que tienen una apuesta más firme por las hipotecas a tipo fijo. Así, Kutxabank centró un 89% de su oferta en este tipo de productos durante el segundo trimestre. Bankinter, otra de las entidades que más hipotecas han dado en el semestre, dio tres de cada cuatro bajo esta modalidad.

Entidades pujantes

Lo mismo ocurre con el líder del mercado, CaixaBank, con un 26% de cuota, que concede dos de cada tres a tipo fijo: "Hace aproximadamente cinco años, CaixaBank hizo una apuesta muy importante por generar más hipotecas a tipo fijo, porque nos parecía que era una oportunidad muy buena, con los tipos de interés tan bajos, para que nuestros clientes evitaran ese riesgo de que un día los tipos de interés suban y se les encarezcan las cuotas que tienen que pagar", explica su consejero delegado, Gonzalo Gortázar.

A pesar de este empuje, el balance de los bancos sigue dominado por hipotecas a tipo variable. Este tipo de productos representa un 72,5% de las que deben los clientes de las grandes entidades. Aun así, el porcentaje ha bajado desde el 75,5% con que arrancó el año. Y todo apunta a que durante esta década habrá sorpaso.

Las hipotecas se han destapado como una de las sorpresas de 2021. A pesar de las incertidumbres económicas, las entidades financieras han marcado máximos desde 2010 en la concesión de nuevos préstamos para comprar vivienda. Con dos grandes diferencias frente a hace una década. La primera, que en 2010 el mercado estaba en desaceleración por el pinchazo de la burbuja, algo que los expertos descartan ahora. Y que entonces solo se daban hipotecas ligadas al euríbor y ahora estas son las menos, ante el 'boom' de créditos a tipo fijo.

Tipos de interés Kutxabank Banco de España Asociación Hipotecaria Española (AHE) Instituto Nacional de Estadística (INE)
El redactor recomienda