CBRE, JLL, Savills, KF, Colliers y KPMG pujan por hacerse con la gran mudanza del PP
  1. Empresas
asesorarán el cambio de sede

CBRE, JLL, Savills, KF, Colliers y KPMG pujan por hacerse con la gran mudanza del PP

Seis firmas presentan ofertas para intermediar el cambio de sede del PP. El ganador auditará y canalizará las propuestas de compra y alquiler que reciban los populares por Génova

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)

Seis de las mayores empresas de asesoramiento inmobiliario de España compiten por ser los arquitectos de la mudanza del Partido Popular (PP). CBRE, JLL, Savills-Aguirre Newman, Knight Frank, Colliers y KPMG han concurrido al proceso lanzado por la formación conservadora para fichar a un asesor que dirija y organice su cambio de sede.

Como anunció en febrero el propio Pablo Casado, líder del PP, el partido ha tomado la decisión de cambiar su cuartel general y trasladarse a una nueva sede, más adaptada a la realidad actual, en la que no necesita tanto espacio.

Foto: Sede del partido popular en la noche electoral del pasado 4M

Un movimiento que políticamente se ha interpretado como una jugada de imagen para romper con los casos de corrupción del pasado, que salpican directamente el cuartel general, mientras que desde el punto de vista económico se ha visto como una oportunidad de mejorar las cuentas del partido, que, a pesar de la remontada de los últimos tiempos, sigue muy lejos de alcanzar los ingresos que le reportaban las mayorías absolutas de hace una década.

Conscientes de que tienen encima todos los ojos y de que el más mínimo paso en falso será utilizado en su contra, los populares han decidido convertir esta mudanza en todo un ejemplo de transparencia y, por eso, en vez de contratar directamente a los brókeres que se encargarán de intermediar la operación, algo que podrían haber hecho con la ley en la mano, han optado por seguir el ejemplo de la mujer del César y organizar un proceso concurrido.

placeholder El balcón de la sede del PP en la calle Génova, tras los comicios autonómicos madrileños. (EFE)
El balcón de la sede del PP en la calle Génova, tras los comicios autonómicos madrileños. (EFE)

El pasado 23 de julio, se cerró el plazo para presentar ofertas, y a la semana siguiente, el martes 27 de julio, se abrieron los sobres, que serán analizados hasta mediados de septiembre, cuando se espera alguna decisión por parte de la formación. Este nuevo calendario rompe los plazos con que inicialmente estaban trabajando los populares, que querían haber llegado al verano con los asesores ya seleccionados.

Pero la cautela ha recomendado no correr para intentar evitar las suspicacias que existen en el sector, casi poco después del anuncio del cambio de sede, de que CBRE y KPMG son los elegidos para intermediar la operación.

El pasado 23 de julio se recibieron las ofertas y en septiembre se espera conocer al ganador

Para intentar alejar fantasmas, los pliegos del concurso han ido más allá de una operación entre privados, y, según afirman fuentes conocedoras, se han exigido requisitos en algunos aspectos comparables a los pedidos para una salida a bolsa.

Cuando el PP elija a los asesores, se iniciará un segundo proceso que canalizará las diferentes ofertas que todo tipo de interesados podrán hacer a los populares tanto para su actual sede como para la futura, mudanza que en el sector se espera que esté completada el próximo año y que está llamada a ser una de las operaciones de oficinas más importantes del ejercicio, tanto por su protagonista y por el simbolismo del edificio como por sus cifras económicas.

Los populares están abiertos a todo tipo de posibilidades, abanico que incluye vender la sede actual y adquirir una nueva, o mantener la propiedad de Génova 13 para explotarla en régimen de alquiler y mudarse a un nuevo edificio como inquilinos. La única línea roja para la formación es garantizar un patrimonio al partido, es decir, que la vieja o la nueva sede deberá ser de su propiedad.

Foto: Sede el PP en Génova 13.

Ponderar todas estas opciones será parte del trabajo del asesor que resulte elegido en septiembre y que reportará directamente a Teodoro García Egea, secretario general del PP y a quien Casado ha encargado capitanear todo este proceso.

El líder de los populares también quiere aprovechar esta mudanza para introducir pequeños matices que marquen los nuevos tiempos de la formación, que pasan por un inmueble más eficiente en términos energéticos y medioambientales, de unas dimensiones hasta un 20% inferiores, con espacios de 'coworking' y todos los avances tecnológicos, además de una cuidada estrategia de comunicación dirigida a eliminar toda sombra de sospecha.

Donde, en cambio, el PP se mantendrá fiel a la tradición será en su apuesta por una zona céntrica, en ser los únicos ocupantes del edificio que elijan y en mantenerse juntos el partido nacional y el madrileño, exigencias que unidas a las especiales necesidades que tiene una formación como esta, que requiere espacios amplios para juntas, sala de prensa o numerosas plazas de garaje, hacen que tampoco haya tantas opciones en el mercado.

Sede histórica

El número 13 de la calle Génova es un edificio de oficinas, construido en 1974 y reformado por el PP en 2013, con 10.243 metros cuadrados de superficie, que se reparten en nueve plantas sobre rasante, que suman 6.811 metros cuadrados, y cuatro de garaje, con otros 3.432 metros cuadrados.

Si apostara por alquilar el inmueble, y teniendo en cuenta los importes que se pagan en la zona, a pocos metros del paseo de la Castellana, la formación podría contar con un cheque de unos 2,5 millones de euros anuales, mientras que las plazas de aparcamiento podrían alquilarse por 200 euros al mes cada una.

Si, en cambio, optara por la venta, sería factible alcanzar los 50 millones de euros en el supuesto de que el comprador lo quisiera como edificio de oficinas, ya que el importe podría ser incluso superior si se activara el cambio de uso a residencial.

Seis de las mayores empresas de asesoramiento inmobiliario de España compiten por ser los arquitectos de la mudanza del Partido Popular (PP). CBRE, JLL, Savills-Aguirre Newman, Knight Frank, Colliers y KPMG han concurrido al proceso lanzado por la formación conservadora para fichar a un asesor que dirija y organice su cambio de sede.

Partido Popular (PP) KPMG CB Richard Ellis Sede Knight Frank Savills JLL Colliers
El redactor recomienda