Sareb arranca la mayor operación inmobiliaria de la década para recolocar todo su ladrillo
  1. Empresas
lanza esparta II

Sareb arranca la mayor operación inmobiliaria de la década para recolocar todo su ladrillo

El banco malo lanza una operación exprés para tener adjudicada a la vuelta de verano toda su cartera inmobiliaria, hasta ahora repartida entre Haya, Altamira, Solvia y Servihabitat

Foto: Sareb ha convocado ya a todos los 'servicers' para lanzar Esparta.
Sareb ha convocado ya a todos los 'servicers' para lanzar Esparta.

La mayor operación inmobiliaria de la década acaba de arrancar. El martes de la semana pasada, Sareb convocó a las principales empresas de servicios del país para comunicarles el lanzamiento de Esparta II, el megaconcurso que la entidad lleva meses preparando y que ahora quiere adjudicar en tiempo récord.

Se trata de todos los activos que actualmente gestionan Solvia, Servihabitat, Altamira y Haya, unos 50.000 millones de euros en total, incluido el pasivo, que Sareb quiere dividir ahora de manera diferente y tener elegidos a sus nuevos responsables a la vuelta de verano, para poder así arrancar el año con los deberes hechos.

Foto: Javier García del Río, presidente de Sareb.

Toda una operación exprés que la entidad presidida por Javier García del Río quiere adjudicar con base en los grandes criterios de precio y especialización, y que cerrará el círculo abierto con la creación de la socimi Témpore, la promotora Árqura y la reciente adjudicación de los proyectos Neo (gestión de suelo) y Darwin (promociones a medio construir).

Como adelantó El Confidencial, Sareb ha decidido modificar toda su relación con los 'servicers' para tener un control más directo de aquellas actividades que cree poder gestionar mejor internamente; aliarse con especialistas para sacar juntos el máximo valor a su enorme cartera, y ajustar las comisiones que está pagando actualmente.

placeholder Javier García del Río, presidente de Sareb.
Javier García del Río, presidente de Sareb.

El fruto definitivo de todo este planteamiento será Esparta II, segunda fase del proyecto que lanzó en 2019, cuando vendió la cartera de Haya. Entonces, el 'servicer' de Cerberus consiguió renovar su posición hasta junio de 2022, aunque se redujo el perímetro de activos que gestiona y las comisiones que cobra por ellos.

Sin embargo, ya en ese momento se pactó que Sareb podía dar por resuelto el acuerdo en cualquier momento con un preaviso de tres meses y el pago de la correspondiente penalización, cláusula que la entidad ha decidido activar para así poder sacar al mercado la totalidad de su ladrillo.

Sareb ha incluido el contrato de Haya, ya que puede darlo por resuelto en cualquier momento con un preaviso de tres meses

En grandes líneas, la idea que Sareb ha trasmitido a los 'servicers' y firmas interesadas ahora en pujar es que ella gestionará a los grandes deudores, y adjudicará a terceros las posiciones de deuda inferiores a 30 millones.

No obstante, esta tarta está llamada a reducirse cada vez más, ya que el banco malo lleva tiempo inmerso en una política de ejecución de deudas para quedarse con el inmueble que tiene detrás como garantía, convencido de que así podrá conseguir mayor valor y devolver al Estado más dinero, su razón de ser.

Foto: Jaime Echegoyen (i) y Javier García del Río, presidente y consejero delegado de Sareb.

Este mismo planteamiento explica el interés de Sareb por aliarse con especialistas, ya que considera que serán los que mejores resultados obtengan con la venta y alquiler de sus inmuebles. Así, el banco malo quiere expertos o 'servicers' especializados en la comercialización de activos singulares, activos minoristas e inmuebles en renta.

A esto se unen las recientes adjudicaciones de Neo y Darwin a Servihabitat y Domo, respectivamente, contratos que inicialmente se han otorgado sobre un perímetro que, a la espera de las ofertas por Esparta II, se pretende engordar con activos ahora en manos de los cuatro grandes 'servicers', que se incorporan a la puja de Esparta II.

De este modo, se espera que Domo logre pasar de contar con una cartera de 5.600 viviendas a medio terminar a otra con casi 10.000 viviendas, y que Servihabitat consiga saltar de los 51 suelos en desarrollo que acaba de ganar a contar con 200 terrenos, con capacidad para promover hasta 60.000 hogares.

La mayor operación inmobiliaria de la década acaba de arrancar. El martes de la semana pasada, Sareb convocó a las principales empresas de servicios del país para comunicarles el lanzamiento de Esparta II, el megaconcurso que la entidad lleva meses preparando y que ahora quiere adjudicar en tiempo récord.

Sareb Servihabitat Banco Malo SOLVIA Altamira Haya Real Estate
El redactor recomienda