La cúpula de Técnicas Reunidas cobra un 11% más tras pérdidas récord, recortes y pedir rescate
  1. Empresas
La acción se hunde un 24% este viernes

La cúpula de Técnicas Reunidas cobra un 11% más tras pérdidas récord, recortes y pedir rescate

La alta dirección de Técnicas Reunidas eleva su remuneración en la primera mitad de 2021, reduce un 20% la plantilla, arroja 165 M de pérdidas y pide 290 M de ayudas al Gobierno

placeholder Foto: El presidente de TR, Juan Lladó, charla con José Lladó. (Reuters)
El presidente de TR, Juan Lladó, charla con José Lladó. (Reuters)

Técnicas Reunidas ha registrado unas pérdidas históricas en el primer semestre de 2021 de 165 millones de euros. La compañía achaca estos números rojos a las dificultades para el negocio derivadas de la pandemia del coronavirus. En otoño de 2020 ya alertó de un aumento del riesgo para su negocio. Ante esta situación, la multinacional presidida por Juan Lladó ha solicitado el rescate a la SEPI. Para evitar la quiebra, la firma de infraestructuras energéticas reclama ayudas por 290 millones de euros.

Antes de llegar a pedir el rescate al Gobierno, Técnicas Reunidas ha acometido su mayor ajuste de plantilla. De 9.311 trabajadores al 30 de junio de 2020, ha pasado a tener una plantilla de 7.616 empleados un año después. Esto significa que la compañía ha recortado su plantilla casi un 20% en doce meses (1.700 trabajadores menos).

Pese a todo lo anterior, la alta dirección de Técnicas Reunidas que lidera el presidente ejecutivo, Juan Lladó, hijo del fundador de la corporación José Lladó, ha elevado su remuneración más de un 11% entre la primera mitad de 2021 y el mismo periodo de 2020, cuando obtuvo un beneficio neto de más de 14 millones de euros, según consta en la documentación oficial presentada por la empresa. Los honorarios de la cúpula han pasado de 2,9 millones de euros a 3,23 millones de euros. No ha corrido la misma suerte el consejo de administración: su remuneración ha bajado un 20%. De 2,85 millones de euros a 2,29 millones de euros al empeorar los resultados.

Foto: La refinería Al-Zour.

Los inversores han castigado con fuerza a la empresa en el mercado este viernes. Técnicas Reunidas ha cerrado con un retroceso del 24% en bolsa, por lo que se acerca al mínimo histórico de la compañía.

Preguntadas por esta cuestión, fuentes de Técnicas Reunidas señalan que el aumento de la retribución de la alta dirección procede de un bonus diferido originado años atrás. No obstante, no especifican a cuánto asciende el mismo, a qué periodo corresponde ni a qué objetivos estaba vinculado. Al cierre de 2018, el presidente y vicepresidente ejecutivo de Técnica Reunidas, a la sazón José y Juan Lladó, se subieron su bonus pese a que Técnicas Reunidas ganó un 54% menos que el año anterior.

El año siguiente, en 2019, Técnicas Reunidas dio a su CEO, actual presidente, un bonus récord pese a que la compañía terminó con unas pérdidas de 10 millones de euros. La razón de esta subida fue un cambio de criterio en el esquema de retribución aprobado en junta, que dejó de tener en cuenta el beneficio y la retribución al accionista. En los últimos cinco años, la empresa ha tenido que comunicar varios 'profit warnings' y ha sufrido una caída bursátil global de casi un 80%.

Foto: El CEO de Técnicas Reunidas, Juan Lladó, en una imagen de archivo. (Reuters)

Con todo, la compañía ha realizado el ajuste de plantilla sin recurrir a la figura del ERE. Fuentes de la empresa explican que "un 40% aproximadamente de la reducción de plantilla se debe a la bajada de necesidades de trabajo en el extranjero, por lo que en su gran mayoría es personal de los respectivos países; un 25% aproximadamente se debe a jubilaciones, prejubilaciones, bajas incentivadas y fin de contratos temporales; y el 35% aproximadamente restante, personas derivadas de contratos con agencias". Sobre esto último, "Técnicas Reunidas no contrata a las personas, sino los servicios de las agencias, pero suma a su plantilla a las personas contratadas por ellas", clarifican desde la compañía. "El personal subcontratado incluido dentro de la plantilla media a 30 de junio de 2021 son 116 empleados (a 30 de junio de 2020: 834 empleados)", detalla a la CNMV.

Con este panorama, la empresa espera recibir el rescate del Gobierno antes de acabar este año. Se trata de uno de los rescates solicitados más cuantiosos: "290 millones de euros y se estructura en dos tramos: un primer tramo consistente en un préstamo participativo de 150 millones de euros, y un segundo tramo, en forma de préstamo ordinario, que asciende a 140 millones de euros. Ambos préstamos tendrán una duración de cuatro años, con la posibilidad de amortizarlos anticipadamente. El desembolso de los fondos se espera se producirá en el cuarto trimestre de 2021, de acuerdo con los protocolos de actuación para su recepción por parte de SEPI como gestora del fondo", aseguraba este viernes.

Foto: Fotografía de archivo de la sede de la SEPI. (EFE)

En este sentido, cabe destacar que la SEPI solo puede otorgar fondos para restablecer la situación patrimonial previa a la crisis del covid-19. Sin embargo, Técnicas Reunidas venía de pérdidas de 10 millones en 2019. Los plazos de entrega de fondos son clave y una fuente de incertidumbre. Muchas empresas en la misma situación se quejan de la lentitud del Gobierno para otorgar rescates, máxime tras las polémicas ayudas a la aerolínea Plus Ultra. La justicia está investigando a la cúpula del ente público ante las dudas de la idoneidad sobre la entrega de fondos estatales a esta empresa.

Técnicas Reunidas ha registrado unas pérdidas históricas en el primer semestre de 2021 de 165 millones de euros. La compañía achaca estos números rojos a las dificultades para el negocio derivadas de la pandemia del coronavirus. En otoño de 2020 ya alertó de un aumento del riesgo para su negocio. Ante esta situación, la multinacional presidida por Juan Lladó ha solicitado el rescate a la SEPI. Para evitar la quiebra, la firma de infraestructuras energéticas reclama ayudas por 290 millones de euros.

Técnicas Reunidas Noticias SEPI José Lladó Rescate Pandemia Inversores CNMV Multinacionales Accionistas
El redactor recomienda