IAG se desploma un 7,3% en bolsa tras otro trimestre de turbulencias
  1. Empresas
5,47 MILLONES DE PASAJEROS

IAG se desploma un 7,3% en bolsa tras otro trimestre de turbulencias

Esto, después de volar en el segundo trimestre con una capacidad que alcanzó el 21,9% de los niveles prepandemia

placeholder Foto: Iberia es una de las marcas de IAG. (Reuters)
Iberia es una de las marcas de IAG. (Reuters)

IAG presenta resultados en plena temporada alta, aunque con la debilidad actual del negocio. La matriz de aerolíneas como Iberia, British Airways o Vueling ha anunciado este viernes la perspectiva de operar en el tercer trimestre un 45% de lo registrado en el mismo periodo de 2019. Esto, después de volar en el segundo trimestre con una capacidad que alcanzó el 21,9% de los niveles prepandemia.

En unos resultados que financieramente han rondado lo esperado por el mercado, con todo, la empresa ha caído con fuerza en bolsa, con unas pérdidas del 7,31% este viernes.

En cuanto a número de pasajeros transportados, IAG ha revelado que en el segundo trimestre llevó a 5,47 millones de ellos —un dato por encima de las estimaciones de los analistas del consenso de Bloomberg, que esperaban una cifra de 3,70 millones para el trimestre—.

La liquidez se ha situado en 10.200 millones de euros a cierre del semestre. Este es uno de los parámetros más importantes del sector en estos momentos, ya que las aerolíneas siempre han sido negocios muy intensivos en capital y, precisamente ahora, se encuentran con una parte importante de sus flotas en tierra, quemando liquidez.

Por ejemplo, IAG cerró el periodo con unos gastos operativos en efectivo de 190 millones de euros semanales. El grupo rompe así con su racha de reducción de costes, ya que en el primer trimestre había reportado unos costes semanales de 175 millones de euros y la empresa espera alcanzar los 270 millones de euros semanales en el tercer trimestre, según la actividad siga creciendo.

Foto: Un avión surca el cielo. (Reuters)

Los parámetros financieros han rondado lo esperado. La aerolínea ha anunciado unas pérdidas de las operaciones antes de partidas excepcionales de 1.045 millones de euros (en comparación con los 1.010 millones de euros que esperaba el consenso y un 23% por debajo del mismo trimestre del año anterior).

Los ingresos han estado un 77% por encima de lo registrado en el segundo trimestre de 2020, si bien entonces gran parte del mundo se encontraba en confinamiento domiciliario. La cifra de 1.240 millones de euros ha estado ligeramente por debajo de los 1.460 millones esperados por el consenso de analistas.

El grupo sigue sin dar 'guidance' financiero por la incertidumbre de la pandemia, si bien espera que el tráfico no se recupere hasta 2023. "En el corto plazo, nuestra prioridad es asegurar que estamos preparados desde el punto de vista operacional y que tenemos la flexibilidad necesaria para capitalizar un entorno en el que existe una demanda latente que se manifiesta en cuanto se levantan las restricciones de viaje", explica el consejero delegado, Luis Gallego, en el informe presentado este viernes. "Esto se refleja en los resultados de Iberia y Vueling. En el segundo trimestre, ambas compañías registraron los mejores rendimientos dentro del grupo, fruto de las menores restricciones de viaje en algunos países de América Latina y la recuperación del mercado doméstico español. Sabemos que esta recuperación no será homogénea, pero estamos preparados para aprovechar un incremento en la demanda de viajes a medida que aumenten los niveles de vacunación".

En la conferencia posterior a la presentación de estas cuentas, el directivo ha tenido tiempo de entrar en otros temas más allá de los parámetros financieros de este trimestre. Asimismo, Gallego ha dicho que el grupo valorará posibles alianzas con operadores en América Latina si la Comisión Europea (CE) no autoriza su compra de la aerolínea española Air Europa.

"No es un acuerdo fácil", ha matizado el consejero delegado: "Si consideramos que proseguir con él tiene sentido, lo haremos. Si no, consideraremos otras estrategias".

Los analistas

Tras estas cuentas, los analistas hacen sus valoraciones. Bankinter (consejo de 'comprar') reconoce que son "resultados débiles, pero en línea con las estimaciones del mercado. Se ven afectados por las restricciones impuestas a los viajes y por la evolución de la variable Delta". Desde el banco naranja, con todo, siguen viendo con buenos ojos a la empresa porque esperan una "mejora progresiva en los próximos trimestres en un contexto de fuerte avance en los ritmos de vacunación y de recuperación de la economía". También valoran su solvencia y liquidez y por los vientos a favor de la consolidación del sector.

placeholder El consejero delegado de IAG, Luis Gallego.
El consejero delegado de IAG, Luis Gallego.

"Han sido unos resultados muy en línea con lo previsto en operativo, que continúan estando afectados por la limitaciones a la movilidad, en la medida en que la actividad ha sido muy reducida", explican los analistas del banco Sabadell, que también tiene consejo de 'comprar'.

Desde el banco catalán subrayan que, por regiones, todas se sitúan por debajo de los niveles de 2019. Sin embargo, destacan negativamente a Norteamérica, con una reducción de la capacidad del 85% y de los ingresos del pasajero por kilómetro (RPK, por sus siglas en inglés) del 95%. "Este segmento es de especial relevancia por la posición de dominio de British Airways en el Atlántico Norte, el cual tiene un mayor ingreso unitario (por mayor peso business) y, por ende, una mayor rentabilidad, apoyado en los viajes de negocios", matizan. Con todo, consideran positivo la cifra de la caída de capacidad en los vuelos domésticos (-43%) así como a nivel de RPK (-55%).

Por su parte, desde GVC Gaesco (recomendación de 'comprar', consideran que "los resultados ya se esperaban, puesto que durante el segundo trimestre han continuado las restricciones de movilidad; no obstante, ya se empieza a recuperar la demanda". "Consideramos que IAG está llevando a cabo con éxito una nueva estrategia focalizada en incrementar la variabilidad de los costes para que se puedan ajustar de una manera más flexible en función de la capacidad".

Goldman Sachs, con consejo de 'mantener' opina con todo que las perspectivas de futuro se han quedado un poco por debajo de lo esperado, si bien apunta a una diferencia pequeña. La firma considera que los ingresos han estado por debajo de lo que esperaba, aunque esto se ha visto compensado por el control de los costes. Entre los riesgos a medio plazo, enumera "una recuperación más alta o más baja de lo esperado en términos de tráfico, reducciones estructurales de los costes, la falta de disciplina del capital y los precios de la energía".

IAG Pandemia
El redactor recomienda