Historias de superación: dos hosteleros nos cuentan cómo han sobrevivido a la pandemia
  1. Empresas
lamucca company y el rincón de alba

Historias de superación: dos hosteleros nos cuentan cómo han sobrevivido a la pandemia

El sector vislumbra la luz al final del túnel, pero todavía queda mucho por hacer. En este contexto, Mahou San Miguel anuncia un nuevo plan de ayudas a la hostelería valorado en 180 millones

placeholder Foto:

El sector hostelero ha sido uno de los más afectados por la pandemia. Las estimaciones de Hostelería de España, que representa a este colectivo, anticipan en el peor de los escenarios unos 67.000 millones de euros de pérdidas en 2021 y un descenso de la facturación del 50%. Sin embargo, ahora en las terrazas de los bares se escuchan conversaciones de reencuentro, de "ganas de que todo esto acabe" y de "ya tenemos las dos vacunas". Las palabras vuelan, algo más tímidas que antes, de un lado al otro de la calle y la llenan de vida. También recargan de energía las baterías de los bares y restaurantes, que estuvieron vacías tantos meses y ya se empiezan a percibir más llenas. Con el fin de las restricciones más duras, todos ellos vislumbran la luz al final del túnel.

Iago Cagiao regenta un pequeño restaurante de cocina fusión en A Coruña, El Rincón de Alba. A pesar de que no pudo subirse al carro del 'delivery', que ya supone un 24% de los ingresos del sector, según un estudio de American Express, sí prepara comidas para llevar. "El año 2020 lo vivimos con mucha incertidumbre y con el miedo de saber qué pasaría con nuestros clientes cuando volviésemos a abrir", cuenta. "Ahora estamos muy contentos, nos está yendo muy bien. Contamos con la mejor clientela, les estamos inmensamente agradecidos".

A casi 600 kilómetros, otra persiana se abre cada día con esperanza. Mejor dicho, persianas, porque Lamucca Company cuenta con nueve restaurantes en Madrid y con casi 300 empleados, que ofrecen comidas a todas horas. Si bien ellos pudieron llevar comida a domicilio y sacar partido de las dimensiones de los locales y terrazas cuando volvieron a abrir, 2020 "fue muy duro, lleno de incertidumbre. Fue muy triste ver el local cerrado durante tantos meses y gran parte del personal en ERTE por las limitaciones de aforo", explica Steven Zambrano, jefe de sala del establecimiento de la calle Almagro.

"Tengo grabadas las caras de mis compañeros del restaurante recibiendo a nuestros clientes cuando pudimos abrir"

"Nunca se me va a olvidar el día que abrimos de nuevo; teníamos muchos nervios, ilusión por volver. Tengo grabadas las caras de mis compañeros Pablo y Rafa recibiendo a nuestros clientes, como si volviesen a ver a su familia", narra emocionado Zambrano, que destaca la complejidad de este año, en que cada vez dependen más de la terraza: desde que los establecimientos de hostelería volvieron a funcionar, la terraza representa el 50% de las ventas, de acuerdo con el estudio de la compañía financiera.

Nuevas medidas para apoyar a los hosteleros

Estos son dos de los establecimientos que protagonizan la nueva campaña 'Somos Familia', de Mahou San Miguel, en la que sus cuatro marcas icónicas —Mahou, San Miguel, Alhambra y Solán de Cabras— se unen para homenajear a los hosteleros y anunciar un nuevo 'plan de ayuda a la hostelería'. "La situación ha mejorado, pero los hosteleros nos siguen necesitando. No todos los bares y restaurantes han podido abrir sus puertas y todavía queda mucho por hacer", dice Peio Arbeloa, director general de la Unidad de Negocio España de Mahou San Miguel.

"De ahí que lancemos nuevas medidas de apoyo que contribuyan a asegurar el futuro del sector hostelero, porque preservar la actividad de este es salvaguardar nuestro estilo de vida, reunirnos y crear momentos de conexión entre las personas", añade. Este 2021 la compañía destinará más de 180 millones de euros a apoyar a bares y restaurantes.

placeholder Peio Arbeloa, director general de la Unidad de Negocio España de Mahou San Miguel.
Peio Arbeloa, director general de la Unidad de Negocio España de Mahou San Miguel.

El plan contempla ayudas financieras adaptadas a las necesidades de los hosteleros para el desarrollo de soluciones a medida, además del impulso de proyectos de transformación, emprendimiento y digitalización. A través de Rentabilibar, la plataforma de comunicación con los clientes, la compañía ofrecerá la posibilidad de hacer pedidos de producto de forma inmediata y más eficiente. Esto se suma a las acciones informativas y de asesoramiento legal que se han llevado a cabo a lo largo de toda la pandemia y que se siguen manteniendo para los hosteleros que lo necesiten. Además, hay disponibles otras herramientas digitales como la 'app' BarraB.com, con la que se pretende dar a conocer los establecimientos a más clientes.

Otra de las prioridades será el acondicionamiento de los espacios exteriores de los establecimientos, promoviendo la distribución de mobiliario de terrazas fabricado con material 100% reciclado y reciclable, que permite una reducción de 662 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera. A esto se suma la entrega de parasoles sostenibles y purificadores de aire. Nuevas medidas que complementan la colocación de cerramientos y estufas del pasado invierno, que significaron para muchos hosteleros la posibilidad de abrir sus puertas y recuperar a sus empleados.

Reposición de cerveza y asesoramiento legal

"En plena pandemia, sin nosotros pedir ni esperar nada, Mahou San Miguel salió a nuestro rescate. Entre las ayudas que nos ofrecieron, nos repusieron cerveza y agua y nos vino fenomenal para poder abrir en el mes de mayo. Nos apoyaron también con asesoramiento legal durante la pandemia o con la entrega periódica de kits con gel hidroalcohólico para el local", recuerda el restaurador Iago Cagiao. Lo mismo ocurrió con Lamucca: "Nos han ayudado con producto, mobiliario e incluso orientación".

placeholder Steven Zambrano, jefe de sala de Lamucca Company.
Steven Zambrano, jefe de sala de Lamucca Company.

El año pasado, Mahou San Miguel destinó más de 200 millones de euros a apoyar a bares y restaurantes. Esa hoja de ruta empezó con una aportación extraordinaria de producto (cerveza y agua) que supuso para los hosteleros una facturación estimada de 75 millones de euros. La inversión en acondicionamiento de terrazas superó los 20 millones de euros y benefició a más de 65.000 hosteleros de toda España. Otras medidas fueron la higienización de los establecimientos o el refuerzo de los canales de distribución y la digitalización o el asesoramiento legal y la información sobre la evolución de la pandemia. "De estas crisis se sale trabajando duro, haciendo equipo y arrimando el hombro", insta Steven Zambrano, de Lamucca. "Y se agradece una ayuda como esta. No va a ser fácil volver a como estábamos antes, pero estoy convencido de que, entre todos, lo vamos a conseguir".

Bares Restaurantes Pandemia ECBrands