Santander e ING financian con 500 millones a Cinven para zamparse Burger King
  1. Empresas
LA MAYOR OPERACIÓN DEL SECTOR

Santander e ING financian con 500 millones a Cinven para zamparse Burger King

El fondo de capital riesgo británico confirmó este miércoles el acuerdo para comprar Restaurant Brand Iberia, la mayor operación en el sector de la restauración en España

placeholder Foto: Interior de un restaurante de Burger King.
Interior de un restaurante de Burger King.

Cinven confirmó este miércoles el acuerdo para comprar Burger King España, tal y como adelantó El Confidencial en exclusiva el pasado 21 de julio. El fondo de capital riesgo británico, liderado por Jorge Quemada, pagará más de 1.000 millones por esta adquisición, que van a ser financiados con un préstamo de al menos la mitad del importe. Según fuentes próximas a la transacción, Banco Santander e ING son los encargados de levantar este dinero para cerrar la mayor inversión de un 'private equity' en España en el sector de la comida rápida.

Estas mismas fuentes señalan que Cinven endeudará el nuevo vehículo societario constituido al efecto para la adquisición en unos 500 millones. Una deuda a la que hay que sumar los 480 millones que Restaurant Brand Iberia (RBI) solicitó el pasado mes de marzo a Santander, BBVA, Bankia y Sabadell para refinanciar el pasivo anterior y devolver los 67 millones de créditos ICO solicitados en la primavera de 2020 para hacer frente a la pandemia.

El nuevo dueño de RBI ya tiene un acuerdo con Santander e ING —que han declinado hacer ningún comentario sobre esta información— para que le concedan este préstamo, que posteriormente sindicarán con otras entidades bancarias que quieran participar en la financiación. Cinven considera que tendrá el respaldo del mercado bancario gracias a la posición de liderazgo de RBI en España, con una elevada notoriedad de marca y una propuesta de valor diferenciada.

Foto: Logo de Burger King. (Reuters)

Junto a Santander e ING, los asesores de la transacción han sido, por parte de Cinven, Altamar, con el equipo de José Epalza, Ramón Peláez y Jaime Fernández-Pita al frente, Deloitte y Clifford Chance. Por el lado del vendedor, han trabajado Morgan Stanley, Allen Overy y Garrigues.

Quemada defiende esta inversión, una de las más grandes que ha hecho Cinven en España, por la tendencia creciente de consumo fuera del hogar en España, complementada por dinámicas de mercado favorables, como la aceleración de la venta digital 'directa al consumidor' a través de aplicaciones y reparto a domicilio. Además, subraya el creciente y resiliente mercado español de comida rápida, cuya penetración se sitúa por debajo de otros mercados europeos similares, y que, por lo tanto, alberga potencial para continuar realizando aperturas de restaurantes bajo las marcas Burger King, Popeyes y Tim Hortons.

El banco español ha destinado más de 1.000 millones en lo que va de año a financiar empresas vinculadas a la hostelería

La elección de Santander e ING no es casual, ya que son dos de los bancos con más préstamos al sector de la restauración. El banco español ha destinado más de 1.000 millones en lo que va de año a financiar empresas vinculadas a la hostelería. Un dinero vital para que muchos locales y cadenas pudieran continuar con su actividad pese al impacto del covid en sus cuentas, ya que una gran parte de los restaurantes ha estado cerrada total o parcialmente debido a las restricciones sanitarias adoptadas por las administraciones.

De hecho, la entidad dirigida por Ana Botín creó antes de la pandemia una unidad específica de atención al sector hostelero para atender las necesidades de una industria que tiene un gran peso en el producto interior bruto (PIB) del país. El banco cuenta con cerca de 130.000 clientes propietarios de restaurantes o cadenas de comida rápida, con un volumen de negocio de 12.500 millones, según datos internos del Santander.

Por su parte, ING ya tiene experiencia en el sector del ‘fast food’. El banco holandés fue uno de los grandes prestamistas en la adquisición de la española Grupo Vips por la mexicana Alsea, anunciada a principios de 2019, por 500 millones. Aquel crédito ascendió a 635 millones y se estructuró en dos tramos. Uno de ellos, por hasta 436 millones, estaría dedicado a financiar los 500 millones que Zena-Alsea acordó pagar a la familia Arango y al fondo Proa Capital, los antiguos accionistas de Vips. El otro tramo, por los 198 millones restantes, se destinó a refinanciar la deuda que en ese momento tenía Zena-Alsea, que rondaba los 100 millones. La mayor parte se correspondía con un crédito que firmó en 2013 por 121 millones con Santander, ING y Rabobank. Y que amplió a 140 millones en 2014.

Junto con ING, en la financiación al grupo mexicano por 635 millones también participaron Banco Santander México, BBVA Bancomer, Bank of America Merril ­Lynch, Pierce y Fenner & Smith Incorporated.

Cinven confirmó este miércoles el acuerdo para comprar Burger King España, tal y como adelantó El Confidencial en exclusiva el pasado 21 de julio. El fondo de capital riesgo británico, liderado por Jorge Quemada, pagará más de 1.000 millones por esta adquisición, que van a ser financiados con un préstamo de al menos la mitad del importe. Según fuentes próximas a la transacción, Banco Santander e ING son los encargados de levantar este dinero para cerrar la mayor inversión de un 'private equity' en España en el sector de la comida rápida.

ING Cinven Burger King ICO VIPS
El redactor recomienda