El Atleti capta 300 millones de Baring, Metlife y Prudential para salvar los pagos a corto
  1. Empresas
REFINANCIACIÓN DE LA DEUDA

El Atleti capta 300 millones de Baring, Metlife y Prudential para salvar los pagos a corto

Miguel Ángel Gil Marín culmina la refinanciación del club rojiblanco con tres fondos estadounidenses, junto con la ampliación de capital de 180 millones

placeholder Foto: El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín. (EFE)
El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín. (EFE)

Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Club Atlético de Madrid, respira tranquilo, después de haber tenido que poner su patrimonio para avalar a la entidad rojiblanca. El mayor accionista del actual campeón de Liga ha arreglado la situación financiera del equipo dirigido por Diego Pablo Simeone al conseguir un préstamo de 300 millones de euros. El representante de la familia Gil ha logrado el dinero de los fondos Prudential, Barings y Metfile Investment Management para refinanciar los más de 200 millones que debía al magnate mexicano Carlos Slim.

Prudential, que ya ayudó al Fútbol Club Barcelona a salir de una situación apurada, ha prestado 125 millones a través de PGIM, mientras que los restantes 175 millones los han aportado Barings, que también socorrió al Barça, y Metlife. PGIM, con sede en Irlanda, abrió recientemente oficina en Madrid. Según han confirmado fuentes financieras, el Atlético de Madrid ha logrado un crédito a largo plazo para repagar a Inbursa, el banco de Slim, accionista en España de compañías cotizadas como FCC y Prisa, además de socio de La Caixa y propietario del Real Oviedo. El nuevo préstamo tiene un vencimiento de cinco años y permite amortizar los 200 millones que el club adeudaba al magnate latinoamericano, uno de los hombres más ricos del continente, quien ayudó a financiar la construcción del Wanda Metropolitano.

El Atleti también tenía saldos pendientes con el fondo inglés 23 Capital, que le prestó más de 100 millones para costear el fichaje de Joao Félix, y con Rights & Media Funding, que le había adelantado otros 100 millones con la garantía de los derechos de televisión y entradas del club. En total, el conocido como antiguo equipo del Manzanares arrastraba una deuda neta de 590 millones, que bruta excedía a los 870 millones.

Foto: Exteriores del estadio Wanda Metropolitano. (Reuters)

El impacto del covid en el Atleti, como en la gran mayoría de clubes cuyos ingresos dependen en cerca de un tercio de la explotación de los estadios, fue duro. De hecho, la institución rojiblanca tenía que hacer frente a pagos a corto plazo de 260 millones, entre deudas con clubes, bancos y fondos de inversión. La situación era de tal tensión de tesorería que Gil Marín se comprometió con los acreedores a no destinar ninguna cantidad relevante a fichar a grandes jugadores para el primer equipo.

Junto a la financiación, el consejero del club ha reestructurado el capital, las acciones. El Atleti ha acometido una ampliación de capital de 180 millones de euros que ha suscrito el fondo estadounidense Ares Management. Esta llegada de dinero fresco servirá a la institución para absorber el impacto de los cerca de 80 millones de pérdidas que va a registrar en la temporada recién acabada, la 2020-2021, la que más ha sufrido los efectos del covid-19 en la cuenta de resultados.

El otro magnate

La operación se ha diseñado mediante la creación de una nueva sociedad, Atlético Holco, en la que Gil Marín y Enrique Cerezo aportan sus participaciones, del 46,6% y del 15,21%, respectivamente. Ares entra como accionista de una compañía, con cerca del 25%, que permite al consejero delegado y al presidente mantener el control de la gestión del Atleti al prestarles dinero.

Los paquetes finales de cada accionista dependerán de si Quantum Pacific Group, el fondo del millonario israelí Idan Ofer que compró el 20% en manos de Wanda por unos 50 millones, acude a la ampliación, ya que actualmente tiene en sus manos el 32% del capital. Para no diluirse, debería suscribir 58 millones. Según distintas fuentes, el magnate israelí quería en realidad hacerse con la mayoría de las acciones, pero ahora corre el riesgo de convertirse en un inversor minoritario con un papel insignificante en el consejo de administración.

Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Club Atlético de Madrid, respira tranquilo, después de haber tenido que poner su patrimonio para avalar a la entidad rojiblanca. El mayor accionista del actual campeón de Liga ha arreglado la situación financiera del equipo dirigido por Diego Pablo Simeone al conseguir un préstamo de 300 millones de euros. El representante de la familia Gil ha logrado el dinero de los fondos Prudential, Barings y Metfile Investment Management para refinanciar los más de 200 millones que debía al magnate mexicano Carlos Slim.

Miguel Ángel Gil Marín Ares Management Enrique Cerezo Idan Ofer
El redactor recomienda