Cinven se asocia con Aciturri e inversores vascos para validar su candidatura por ITP
  1. Empresas
POR UNOS 1.500 MILLONES

Cinven se asocia con Aciturri e inversores vascos para validar su candidatura por ITP

La candidatura quiere enfatizar el factor local y la vocación de permanencia

placeholder Foto: Carlos Alzola, director general de ITP. (EFE)
Carlos Alzola, director general de ITP. (EFE)

Cinven ya tiene socios españoles para comprar ITP Aero. La firma de capital riesgo, amoldándose a las exigencias del Gobierno central y del Gobierno vasco, ha completado la candidatura para pujar por el fabricante de motores aeronáuticos propiedad de Rolls-Royce, por 1.500 millones de euros, con la compañía burgalesa Aciturri y con el vehículo de inversión Arraigo, detrás del cual hay empresarios y grandes patrimonios vascos, según fuentes involucradas en la operación.

De esta manera, el fondo británico, dirigido en España por el financiero Jorge Quemada, formará un consorcio con acento español y vasco donde Aciturri, el fabricante de componentes de la familia Clemente, y el vehículo gestionado por Inveready para canalizar capital privado vasco (Arraigo Inversiones) tendrán algo más del 30% de la sociedad conjunta que compre ITP Aero, cuya sede operativa y fiscal se seguiría manteniendo en Zamudio (Vizcaya).

Foto: Sede de la empresa vizcaína ITP Aero. (EFE)

Entre sus credenciales, Cinven ha puesto en valor ante las Administraciones Públicas su trayectoria en nuestro país, donde tiene seis participadas, oficina propia y lleva invirtiendo desde hace 15 años, con operaciones en la mayoría de ocasiones en consorcio, bien con socios financieros como hizo con su debut en Amadeus o, más recientemente, en MasMovil; o con socios industriales, como ha hecho con la familia fundadora de Planasa.

La venta de ITP se remonta al verano pasado. La filial de Rolls Royce, que fue propiedad del grupo vasco Sener hasta 2016, atrajo el interés de fondos como KKR, Bain Capital, Platinum o Towerbrook, además de Cinven, y de industriales como la alemana MTU. Pero desde el primer momento, Moncloa consideró que se trata de una empresa estratégica para España y por lo tanto exigió, ante su derecho de veto, la presencia de socios nacionales.

Moncloa ha puesto un veto al considerar que se trata de una empresa estratégica

Una imposición que también ha sido bendecida por el presidente del Gobierno vasco, Íñigo Urkullu, quien a su vez ha reclamado seguridad para el mantenimiento de la sede corporativa y fiscal en Zamudio, así como un compromiso de mantenimiento del empleo. ITP Aero tiene una plantilla global de 4.000 personas en los cinco países donde está presente, la mitad de ellas en las fábricas en España. El pasado año, debido al impacto del covid-19, la dirección planteó un expediente de regulación para unos 600 empleados, el 15% de la fuerza laboral.

ITP Aero sufrió con dureza el impacto del covid-19 en 2020 por el 'crash' en el negocio aeronáutico. Sus ingresos cayeron en 240 millones, un 26%, hasta los 700 millones, respecto a los 935 millones que registraba en un año normal. Su beneficio operativo cayó un 39%, hasta los 69 millones, respecto a los 111 millones que ganó en 2019. Su margen sobre ventas también se redujo, desde el 22% hasta el 18,9%. Debido a estos datos, Rolls-Royce implantó un plan de reestructuración, que se tradujo en una drástica reducción de los costes y en el recorte de la plantilla.

La capacidad de veto del Gobierno reside en que una parte relevante de las ventas depende del Ministerio de Defensa, como reconoce Rolls-Royce en su último informe anual. "ITP Aero se beneficiará del crecimiento del presupuesto de los departamentos de Defensa, particularmente en España", indica la multinacional británica en su análisis de previsiones para los dos próximos años.

Foto: Sede de ITP Aero. (EFE)

Por estos motivos, el papel de los dos socios españoles trata de cubrir esas demandas. En el caso de Aciturri, que lleva en el proceso desde el inicio, por su vocación de socio industrial español del sector; y en el caso de Arraigo, haciendo que su principal objetivo sea garantizar que ITP Aero siga vinculada al País Vasco, manteniendo e incrementando su fuerza laboral y reforzando incluso la cadena de proveedores con suministro local.

El otro finalista en la puja es Bain Capital. El fondo estadounidense cuenta con el compromiso de Indra y Sener para constituir un consorcio, donde también podrían participar organismos públicos y sumar una participación total de hasta el 30%, desde el que jugar un papel protagonista en la consolidación del sector aeroespacial español a través de ITP Aero. Esta semana tendrán lugar las reuniones clave para conocer quién es el ganador del proceso.

Cinven ya tiene socios españoles para comprar ITP Aero. La firma de capital riesgo, amoldándose a las exigencias del Gobierno central y del Gobierno vasco, ha completado la candidatura para pujar por el fabricante de motores aeronáuticos propiedad de Rolls-Royce, por 1.500 millones de euros, con la compañía burgalesa Aciturri y con el vehículo de inversión Arraigo, detrás del cual hay empresarios y grandes patrimonios vascos, según fuentes involucradas en la operación.

Cinven Moncloa Bain Capital Iñigo Urkullu Aernnova Sener
El redactor recomienda