La UE investiga si la compra de Air Europa puede dañar la oferta de vuelos en España
  1. Empresas
Compras y adquisiciones

La UE investiga si la compra de Air Europa puede dañar la oferta de vuelos en España

"Examinaremos detenidamente si la operación propuesta afectaría negativamente a la competencia en las rutas nacionales"

placeholder Foto: Aviones de Iberia y Air Europa. (EFE)
Aviones de Iberia y Air Europa. (EFE)

La Comisión Europea tenía hasta este 29 de junio para decidir si daba su luz verde incondicional a la compra de Air Europa por parte de Iberia o si decidía pasar a la segunda fase de sus pesquisas, abriendo una investigación en profundidad. Este martes por la tarde, el Ejecutivo comunitario ha anunciado la apertura de esa segunda fase ante la sospecha de que la operación podría reducir la competencia en las rutas nacionales españolas y en las rutas internacionales con origen y destino en España.

"Examinaremos detenidamente si la operación propuesta afectaría negativamente a la competencia en las rutas nacionales, de corta distancia y de larga distancia con origen y destino en España, lo que podría dar lugar a precios más elevados y a una menor calidad para los viajeros", ha explicado en un comunicado la vicepresidencia de Competencia del Ejecutivo comunitario, Margrethe Vestager. Ahora, la Comisión Europea tendrá 90 días, hasta el próximo 5 de noviembre, para anunciar el resultado de su investigación en profundidad.

La danesa ha afirmado que, "aunque la situación financiera de muchas compañías aéreas sigue siendo frágil", existen "indicios" que apuntan a que "la demanda de servicios de transporte aéreo se está recuperando de la crisis del coronavirus" y por eso "es importante velar por que la recuperación del sector se produzca en un entorno competitivo que preserve una capacidad de elección suficiente para los viajeros".

Foto: Aviones de Iberia y de Air Europa (EFE)

El Ejecutivo comunitario podría haber dado ya el visto bueno a la operación, pero ha iniciado una investigación en profundidad ante la "preocupación" de que la operación "pueda reducir significativamente la competencia en 70 pares de ciudades de origen y destino dentro de España y hacia o desde este país, entre las que ambas compañías aéreas ofrecen servicios directos". No ha ayudado a IAG su decisión de no presentar ningún tipo de compromiso previo para abordar las preocupaciones que los técnicos comunitarios ya habían expresado respecto a la operación.

La empresa podría haber ofrecido cesiones hasta el pasado 22 de junio, pero decidió no presentar ninguna más allá de la que ya se anunció en marzo de 2020, cuando el grupo cerró un acuerdo con Volotea, cediéndole algunas de sus rutas y 'slots' precisamente para rebajar la preocupación por parte de la Comisión Europea de una excesiva concentración del mercado aéreo español en manos de IAG. Bruselas toma nota de los acuerdos a los que han llegado IAG y Air Europa con otras compañías, pero señala que "decidieron no presentarlas durante la investigación inicial".

Foto: El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. (EFE)

Por eso, alcanzar esos acuerdos no ha sido suficiente. El equipo que dirige la danesa Vestager ve riesgo de que la compra pueda afectar a las rutas en las que otras compañías rivales dependen de la red de Air Europa, especialmente en el aeropuerto de Madrid, pero también en otros aeropuertos europeos. Otras empresas aprovechaban esos vuelos a nivel nacional y de corta distancia por parte de la aerolínea para concentrar viajeros en Madrid u otras grandes ciudades para rutas que ellas operaban. Air Europa actuaba como una especie de embudo que facilitaba el movimiento desde aeropuertos secundarios hacia los grandes aeródromos. "Sin los vuelos de enlace de Air Europa, varias compañías aéreas podrían decidir suspender sus servicios a destinos internacionales también explotados por IAG, con lo que se reducirían las posibilidades de elección de los viajeros", ha apuntado la Comisión Europea.

placeholder Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea a cargo de Competencia. (Reuters)
Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea a cargo de Competencia. (Reuters)

Los técnicos comunitarios ven un claro riesgo en muchas rutas en las que antes IAG y Air Europa eran las únicas competidoras. "En esta etapa, a la Comisión le preocupa que la transacción propuesta pueda reducir significativamente la competencia en 70 pares de ciudades de origen y destino (O&D) hacia y desde España, en las que ambas aerolíneas ofrecen servicios directos. En algunas rutas, IAG y Air Europa han sido las únicas dos aerolíneas que operan", señala Bruselas en el comunicado emitido este martes por la tarde, justo cuando se cumplía la fecha límite para que la Comisión Europea tomara una decisión.

"La transacción propuesta fue notificada a la Comisión en un momento en el que la recuperación del sector de la aviación de las consecuencias del brote de coronavirus aún es incierta. La Comisión investigó en qué medida la crisis del coronavirus afectaría a las operaciones de IAG, Air Europa y sus competidores y, por tanto, al panorama competitivo a medio y largo plazo. La Comisión no pudo determinar si a largo plazo las empresas seguirían compitiendo en todas y cada una de las rutas en las que solían competir antes de la crisis, basándose en la información disponible durante la primera fase de la investigación. Sin embargo, la Comisión adopta la posición preliminar de que IAG y Air Europa siguen siendo los competidores reales o potenciales más cercanos" en las rutas clave, señala el Ejecutivo comunitario en su comunicación.

Air Europa Comisión Europea Margrethe Vestager Comunicado
El redactor recomienda