La letra pequeña de Amazon: puede exigir a sus proveedores parte de sus compañías
  1. Empresas
SEGÚN 'WALL STREET JOURNAL'

La letra pequeña de Amazon: puede exigir a sus proveedores parte de sus compañías

Ya han cerrado al menos 12 acuerdos con empresas que les permiten obtener derechos ('warrants') de compra de acciones en el futuro a precios inferiores a los del mercado

placeholder Foto: Repartidor de Amazon en Nueva York. (Reuters)
Repartidor de Amazon en Nueva York. (Reuters)

Los proveedores que quieran conseguir a Amazon para vender sus productos pueden encontrarse con que el acuerdo viene con trampa: el derecho de Amazon a comprar grandes participaciones en sus empresas con descuentos potencialmente importantes respecto al valor de mercado, informaba este martes el 'Wall Street Journal'.

El gigante de la paquetería ha cerrado al menos 12 acuerdos con cotizadas en estas condiciones. Unos en los que obtiene derechos ('warrants') para comprar acciones de los proveedores en el futuro a precios inferiores a los del mercado.

Una portavoz de Amazon dijo al WSJ que los derechos (warrants) que obtiene en los acuerdos comerciales suelen estar vinculados a hitos que Amazon tiene que cumplir, como grandes compras al proveedor.

La compañía se negó a comentar sobre acuerdos específicos, o decir cuántas garantías ha ejercido o la cantidad de dinero que ha ganado con dichos acuerdos. La portavoz dijo que tiene derechos en menos del 1% de los acuerdos comerciales que suscribe.

En total, sus participaciones ascienden a miles de millones de dólares en empresas que van desde servicios de atención telefónica hasta gas natural. Estos acuerdos permiten a Amazon aumentar su influencia y su peso en el mercado, mientras que, a sus proveedores, les puede asegurar grandes contratos, pero también otorgar a Amazon derechos como la representación en el consejo de administración y la capacidad de superar cualquier oferta de adquisición de otras empresas.

Foto: Foto: Reuters.

En sus acuerdos con los proveedores, que incluyen esos 'warrants', Amazon hace valer su peso para exigir condiciones lucrativas, sabiendo que muchas empresas no se negarán, según han contado antiguos ejecutivos de Amazon al periódico estadounidense.

Entre esos acuerdos, se encuentra el que tiene con el distribuidor de comestibles SpartanNash Co., quien modificó el año pasado un contrato con Amazon para entregar comestibles a su brazo Amazon Fresh. La empresa había suministrado alimentos a Amazon desde 2016, hasta que Amazon añadió una condición: si compraba comestibles por valor de 8.000 millones de dólares en siete años, podría obtener 'warrants' para comprar alrededor del 15% de sus acciones a un precio potencialmente inferior al del mercado.

Amazon lleva haciendo este tipo de acuerdos desde hace una década, pero en los últimos años ha incrementado forma agresiva esta práctica

Amazon lleva haciendo este tipo de acuerdos con los proveedores desde hace una década, pero en los últimos años ha incrementado de forma agresiva esta práctica, según han declarado antiguos ejecutivos de Amazon y abogados que han trabajado en la estructuración de los acuerdos. En su último informe trimestral, la empresa valoró sus 'warrants' en 2.800 millones de dólares, más de cinco veces el nivel de hace tres años.

El 'WSJ' también menciona acuerdos del gigante tecnológico con Air Transport Services Group, Cargojet o Atlas, empresas desde las que se ha trasladado su negativa a dar declaraciones al respecto.

Empresas Wall Street Journal Acciones
El redactor recomienda